Cartas de los lectores

(0)
23 de febrero de 2015  

Soy "ellos"

Pasados ya varios días de la Marcha del Silencio, les cuento que soy una de "ellos". Fui sin querer ofender a nadie, sólo a hacerme presente para que la familia del fiscal Nisman sintiera que no están solos. Para que esa hija que fue advertida que hablarían mal de su padre, compruebe que hay gente que no lo hace. De Nisman apenas sabía que llevaba la causa AMIA, sólo me enteré de su denuncia varios días después de hecha y de su muerte cuando regresaba de un lugar sin comunicación. No voté a quienes ahora son gobierno, pero tampoco quiero que se vaya antes de tiempo. No estoy de acuerdo con muchas de sus decisiones, pero eso es la democracia, hubo gente que sí lo votó. No me gusta que se les falte el respeto como tampoco me gusta que me lo falten. Solo habrá que recordarles su juramento al momento de partir.

Si formo parte de "ellos", que así sea. Más me hubiese gustado ser "parte real del discurso de los cuarenta millones de ciudadanos" todos considerados iguales. No voy a opinar sobre los dichos de "algunos". Sólo baste decir que "el pez por la boca muere".

María Marta Schang

meryschang@hotmail.com

Atronador

Golpeé varias veces la cacerola en protestas realizadas en Acoyte y Rivadavia, pero el miércoles pasado (un miércoles de ceniza que nunca olvidaremos) estuve caminando bajo la lluvia, como miles de personas que con los gritos de su silencio lo decían todo. El enorme espacio de la 9 de Julio -la avenida considerada más ancha del mundo-, en su cruce con la Avenida de Mayo, era un río de gente, valga la paradoja por el agua que cayó casi sin darnos respiro. La visión de la multitud aceleraba los latidos del corazón. Todos llegaron como pudieron. No hubo micros. No hubo intereses partidarios. Aunque la Presidenta despreció el respeto del silencio y desestimó el homenaje merecido a Nisman, la ciudadanía demostró que no acepta la injusticia. El "nunca más" sonó atronador. Nuestro himno, la más bella de las melodías. Como oí decir a una señora: ¡Viva la Argentina!

Rosa de la Fuente

DNI 4.455.192

Cancha

El 18-F a la mañana, en Atucha, la Presidenta dijo: "Nadie me va a marcar la cancha". A las pocas horas, frente a la fiscalía del caso AMIA, una adolescente de sólo 15 años le marcó la cancha. Con su silencio y acompañada por 400.000 ciudadanos que recordaban al valiente fiscal Nisman, diciéndole bien clarito basta de corrupción y de impunidad. La Justicia, algunos jueces y muchos fiscales han despertado y cumplen con los mandatos de la Constitución.

Enrique A. Beux

DNI 1.747.383

Oportunidad

Todavía emocionado por el sentido homenaje rendido el miércoles pasado a la memoria del fiscal Nisman, me surgió una inquietud: ¿cuántos más hubiéramos sido en la marcha si quien hubiera convocado a asistir hubiera sido la Presidenta, en un gesto que nos cobije a todas las minorías de esta aun endeble democracia? ¿Y cuánto mejor sería el clima social imperante en este año de cambio de ciclo de gobierno?

Otra oportunidad perdida, y van...

Miguel Ruano

Ruanom13@gmail.com

Demanda

La crónica histórica muestra que el 25 de mayo de 1810 amaneció lluvioso y frío. Frente al Cabildo, el pueblo de Buenos Aires se congregó para demandar "saber de qué se trata". Los grabados de esa época muestran un mar de paraguas bajo los cuales la gente intentaba guarecerse. Ese día dio comienzo el proceso que culminaría en nuestra independencia. Hoy, mas de 200 años mas tarde, la publicación de una fotografía de una multitud con paraguas con el Cabildo de fondo trajo a mi memoria aquellas imágenes incluidas en los cuadernos escolares. Esta vez la demanda de "saber de qué se trata" se refiere a la investigación del trágico final, acaso por un atroz crimen político, que tronchó la existencia de un argentino probo que honró su profesión hasta el punto de entregar su vida por ella.

Dr. Julio Alberto Yañez

DNI 4.130.485

Inteligencia

Según muchos dirigentes políticos, Inteligencia del Ejército se utiliza para escuchas y seguimientos de ciertas personas no demasiado adictas al Gobierno. ¿No sería más importante que utilizaran su sapiencia para anticiparse a los robos que han tenido dos cuarteles? Nada menos que un misil y 26.000 balas de alto calibre. Mi gran duda es: ¿están capacitados para aplicar Inteligencia o sólo para utilizar los grandes fondos asignados?

Oscar Bravo

DNI 4.366.129

Echeverría

Esteban Echeverría (1805/1851), integrante de la generación del 37, asiduo del salón literario de Marcos Sastre, colaborador de La Gaceta Mercantil, autor de El Matadero y La cautiva, entre otras imperdibles obras, negaba legitimidad a la autoridad gubernamental que, apoyada en una momentánea mayoría, aplastaba y conculcaba los derechos individuales: "La voluntad de un pueblo o de una mayoría no puede establecer un derecho atentatorio del derecho individual porque no hay sobre la tierra autoridad alguna absoluta, porque ninguna es órgano infalible de la Justicia Suprema y porque más arriba de las leyes humanas está la ley de la conciencia y de la razón". Otra frase del poeta: "Miserables de aquellos que vacilan cuando la tiranía se ceba en las entrañas de la Patria". Y más: "Al que adultere con la corrupción: anatema; al que incense la tiranía, o se venda a su oro: anatema; al que traicione los principios de la libertad, del honor y del patriotismo: anatema; al cobarde, al egoísta, al perjuro: anatema? Gloria a los que no transigen con ninguna especie de tiranía y sienten latir en su pecho un corazón puro, libre y arrogante?"

Aprendamos de los clásicos argentinos.

Enrique del Campo Alba

enriquedelcampoalba@hotmal.com

Coincidencias

Pino Solana dice que tiene muchas coincidencias con Sergio Massa. Sería bueno que mencionara las no coincidencias; tal vez sean las mismas por lo cual yo no voto al ex jefe de Gabinete, ex diputado testimonial y ex director de la Anses.

Alberto French

albertofrench@hotmail.com

Industria nacional

Para complementar la carta del ingeniero José Pezzano del miércoles pasado, titulada "Compras a China", quisiera señalar que en 1927 se formó el astillero Hansen y Puccini, inicialmente dedicado a construcciones navales menores (remolcadores, chatas, lanchas). Años después, ese astillero construyó los rastreadores Robinson (1938) y Seaver (1939), de la Marina de Guerra argentina, que integraron un programa de construcción de nueve rastreadores para impulsar nuestra industria naval, en el que participaron otros astilleros nacionales (el de la Base Naval Río Santiago y el privado Sánchez y Cía.). Posteriormente, Hansen y Puccini transfirió sus acciones y se cambió la denominación de esa empresa por la de Astilleros Argentinos Río de la Plata SA (Astarsa), donde se construyeron buques de distintos tipos, como el petrolero Ingeniero Julio Krause y el oceanográfico Puerto Deseado.

La labor de instituciones como Hansen y Puccini/Astarsa debe ser una referencia para la promoción de la industria nacional y su articulación con las necesidades civiles y de defensa.

Luis Fernando Furlan

DNI 25.096.578

Incomunicados

El 21 de enero (reclamo 2iTK109) solicitamos a Telecom la reparación de la línea telefónica. Nos dijeron que dentro de las 48 horas pasarían a repararla. No pasaron. El 11 de febrero (reclamo 2JH6J02) volvimos a solicitar la reparación y nos vuelven a decir que pasarían dentro de las 48 horas siguientes. Tampoco pasaron. Mi esposo y yo somos dos personas ancianas, necesitamos el teléfono por razones lógicas a nuestra edad. Además, solicitamos que nos descuenten los días en que permanecimos incomunicados de la factura correspondiente al número de cliente 1302067651 001 y que el ente regulador correspondiente tome nota de este hecho a los efectos de hacer cumplir las obligaciones de Telecom y en defensa del consumidor.

Amalia E. Ocampo de Piergiovanni

DNI 3.696.893

Cartel de la Anses

El 19 del corriente aparecieron en las calles de la ciudad de Buenos Aires afiches de la Anses con la leyenda "Nuestros abuelos - La inspiración de todo lo que hacemos", con la fotografía de un anciano de abundante cabellera y barba blancas y una expresión que denota sereno bienestar y confianza en el futuro, al mejor estilo hollywoodense. Sin duda, si el director de la Anses tiene esa imagen en su despacho, tanto él como quienes lo secundan deben experimentar una íntima conformidad con el actual estado del sistema previsional contributivo, que los animará a continuar haciendo las cosas como hasta ahora.

En cambio, la tres cuartas partes de los jubilados, que percibimos haberes que en el mejor de los casos rondan el 40% del sueldo actual, no nos sentimos identificados en esa imagen inspiradora y beatífica de los afiches y nos veríamos mejor representados en el rostro de un viejo con cara de espanto.

Pareciera que el tema de las jubilaciones que suponíamos era un problema de justicia, ha pasado a ser un tema de inspiración.

Ricardo L. Cammi

ricardocammi@yahoo.com.ar

En la Red

La marcha del 18-F

Facebook

"Ellos no... todos nosotros fuimos muchos. ¡Y seremos muchos más!" - Adriana Dodero Fernández

" Esto es una demostración de que el que marca la cancha, tanto para los actuales gobernantes como para la oposición, es el pueblo" - Ricardo Guerrini

"No nos quedamos callados. Que lo sepan" - Romi Toronczyk

"El reclamo trató de hacerse escuchar. Sin violencia, sin pedir ningún golpe. ¿Lo escucharán oficialistas y opositores? Sería inteligente hacerlo" - Raúl Fernández

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.