Cartas de los lectores

Día a día; Ómnibus; Incendio forestal; Nuevo billete de 50; Natalicio; Libros ocultos; Ganancias; Compras por internet
(0)
27 de febrero de 2015  

Caso nisman

Día a día

Se cumplirán diez días de la marcha por el difunto fiscal Nisman, en la que muchos expresaron, en silencio, su desconcierto, su anhelo de justicia, pero más que nada su bronca ante la reacción de un gobierno que parece reírse delante de sus narices. Yo me pregunto: ¿por qué debemos esperar como ciudadanos hasta que sucedan estos hechos para salir a la calle y hacernos escuchar? ¿Es de esta manera como se construye el futuro? Creo que el gobierno actual es el reflejo de la sociedad que somos. Y hasta el día en que aprendamos a vivir con verdaderos valores, poniéndonos realmente la camiseta celeste y blanca, no vamos a progresar como país. Porque la patria se hace día a día.

María Teresa Baeck

DNI 39.466.043

Ómnibus

Cuando se quiera hacer una comparación entre la concurrencia a la marcha del 18-F y la que acudirá a la Plaza del Congreso el 1º de marzo, no será necesario contar cabezas, calcular cuántas hay por metro cuadrado, etc., sino que hay un recurso más sencillo: bastará comparar cuántos ómnibus hubo estacionados en cada caso. Creo que se notarán claramente las diferencias.

Juan Arida

aridajuan@hotmail.com

Incendio forestal

Los repetidos incendios de nuestras reservas forestales ponen de manifiesto el poco interés, tanto del gobierno nacional como de los provinciales, por prevenir y por revertir la carencia de fondos financieros adecuados que podrían destinarse al diseño de contrafuegos, a la compra de elementos útiles y a tener brigadas rápidas y eficientes para conjurar rápidamente estos siniestros.

Tenemos miles de millones para Fútbol para Todos y al mismo tiempo carecemos de presupuestos adecuados para proteger nuestras reservas. Desconozco la cantidad de aviones hidrantes disponibles y si están en buen estado, pero seguramente contrasta con el uso abusivo de la flota aérea puesta a disposición de los integrantes del gobierno nacional, con el costo que implica cada despegue y aterrizaje, por cualquier causa, por insignificante que sea. Un abuso imperdonable del que deberían dar cuenta algún día los responsables.

Juan José Varrone

juanjose1936@gmail.com

Nuevo billete de 50

Con la emisión del nuevo billete de 50 pesos se ha cometido una doble injusticia histórica. En primer lugar, no se recuerda a Luis Vernet, quien como gobernador y colono pionero de las islas Malvinas estableció en ellas desde 1829 la soberanía efectiva de la Argentina y más tarde puso su talento científico al servicio del progreso nacional, mérito reconocido expresamente por el general Bartolomé Mitre cuando manifestó en las exequias de Vernet: "Murió pobre después de enriquecer a un país".En segundo término, resulta una grave injusticia que se exalte en condición de prócer la figura del llamado "Gaucho" Rivero, precisamente cabecilla de un motín cuyos participantes destruyeron los restos de la obra de Vernet en las islas y asesinaron a los representantes del fundador de la colonia, en cuanto a la continuidad de ésta y de la soberanía argentina en el archipiélago. Cabe recordar que el ataque inglés a las Malvinas comandado por el capitán Onslow en enero de 1833 no pretendió establecer abiertamente el dominio británico, sino solamente expulsar de allí a los argentinos, por lo cual Onslow se retiró sin dejar signos de una nueva dominación, dejando a la insular región sin autoridades civiles ni policiales, e incluso tras sugerir a la peonada de Vernet que se cobraran sus salarios con el saqueo de los ganados y los bienes de la colonia, lo que Antonio Rivero y otros peones llevaron a la práctica en la sangrienta jornada del 23 de agosto de 1833. Los colonos sobrevivientes lograron huir en una embarcación precaria, que fue rescatada por un ballenero, cuyos tripulantes dieron cuenta del hecho a la estación naval británica del Atlántico Sur, la cual se vio constreñida a enmendar los desaguisados de Onslow y procedió a una operación de desembarco que esta vez sí fue acompañada por el acto oficial de usurpación de nuestra soberanía. Después de un intento de fuga -no de resistencia-, Rivero optó por traicionar a la banda y enseguida entregarse como prenda de un trato benevolente. Los ingleses lo remitieron junto con su pandilla a Londres para ser allí juzgados por sus crímenes, pero las autoridades judiciales declararon que esos delitos habían sido cometidos antes de que la soberanía británica se asentara en el territorio que había sido su escenario. Así, por vía pasiva, el "Gaucho" Rivero fue causa de una declaración oficial de los tribunales ingleses en el sentido de que Gran Bretaña carecía de títulos sobre las Malvinas antes de su segunda intrusión de 1833, poderoso argumento a favor de las reivindicaciones argentinas del cual no se ha hecho oportuno uso. Es el único aporte positivo, aunque indirecto, que este sombrío personaje podría acreditar al bien de la patria.

En 1967, con motivo de otro intento de "glorificación" de Rivero cargado de intenciones políticas, la Academia Nacional de la Historia formuló un dictamen cuyos contenidos están sintetizados en las líneas antecedentes y que han sido eruditamente comentados por Ernesto Fitte en Crónicas del Atlántico Sur, Emecé Editores, 1974.

Fernando de Estrada

Director del Instituto de la Realidad Nacional de la Universidad Católica de La Plata

DNI 4.368.968

Natalicio

En la sesión de la Cámara de Diputados de anteayer hubo aplausos por el natalicio de Néstor Kirchner, lo que demuestra dónde están los valores y prioridades de quienes tienen en sus manos los destinos de la Nación. Ese mismo día era el natalicio del padre de la patria y libertador de América, el general José de San Martín, convenientemente olvidado. No vaya a ser cosa que haya que rendirle homenajes a un militar.

Carlos Alejandro Arteaga

DNI 10.736.136

Libros ocultos

En relación con la excelente nota de Silvina Premat del sábado pasado, "Libros ocultos. Bibliotecas sin lectores", me interesa compartir algunas reflexiones. Es un privilegio que las familias de los autores conserven sus bibliotecas personales. No siempre ocurre. La biblioteca de un escritor es un valiosísimo testimonio cultural, que sirve a investigadores e historiadores de la cultura para interpretar no solamente los códigos de lectura del autor, sino también temas vinculados con la edición y la circulación de los libros. Si a esto sumamos que estos ejemplares tienen en la mayoría de los casos subrayados, comentarios en los márgenes, dedicatorias y, como ha ocurrido algunas veces, papeles manuscritos del propio autor o de otros, estamos ante documentos invalorables. Leemos los nombres: Ernesto Sabato, Tomás Eloy Martínez, Manuel Mujica Lainez. Y nos permitimos añadir a Adolfo Bioy Casares. ¿Es posible que esto no se pueda resolver? Ahora bien: cuando no existe una política nacional de gestión de archivos y bibliotecas, mal puede haber una solución razonable para esto. Porque no son solamente bibliotecarios profesionales lo que se necesita; si uno lo piensa, no es la catalogación y clasificación básica lo que se necesita, esto es una parte. Se trata de encarar un proyecto de conservación e interpretación de los materiales que signifique un aporte a la memoria cultural. Lo mismo ocurre con los manuscritos literarios: no hay política respecto de ellos y la mayoría permanecen dispersos, incluso en distintos lugares del mundo.

Como un ejemplo, visité hace unos pocos años la biblioteca de Rouen, donde se guardan los libros de Gustave Flaubert y algunos de sus manuscritos. Y luego otros del mismo autor, en la Biblioteca Nacional, en París. Pude ver con emoción las distintas versiones de La educación sentimental, sobre cuya historia genética tanto se ha trabajado. Todo esto, con las autorizaciones debidas, dada mi condición de investigadora. Otro ejemplo: la Ciudad de los Libros, en México DF. Porque no hay que confundir el eje: las políticas públicas al respecto no son necesarias para que todos puedan acceder físicamente a los ejemplares. Las bibliotecas de autor deben ser protegidas -y hoy los modernos medios digitales lo permiten-, para que se conozca la trayectoria como lectores de estos autores nuestros que nos han brindado una herencia literaria insoslayable.

Josefina Delgado

DNI 4.422.382

Ganancias

Sería muy bueno que aquellos candidatos que participarán en las PASO aclararan antes, entre otras cosas, cuál será su proceder con referencia a los impuestos, especialmente el cobro de Ganancias a trabajadores y jubilados. ¿Lo seguirán haciendo o no? Y, además, ¿cumplirán lo que dice la Constitución respecto de las jubilaciones?

Mercedes Acuña Anzorena

DNI 4.820.800

Compra por Internet

Realicé la compra de un electrodoméstico, por Internet, en Mercado Libre. Pedí la financiación ofrecida de tres cuotas sin interés, con tarjeta de crédito. Cuando llega la confirmación, aparece mi compra en 12 cuotas con un 4,5% de interés. Por supuesto la rechacé y solicité la oferta original. Me contestaron que tenía que cancelar la compra, ellos me hacían la devolución correspondiente y podía volver a comprar según la oferta. Pero lo que se devuelve es el importe de la compra (incluido el interés) en 12 cuotas, perjudicando completamente mi límite de financiación, dado por el banco emisor. O sea que, según entiendo, yo estoy financiando a Mercado Libre/Pago. Cuidado con esto. Hay que averiguar las condiciones antes de apretar la tecla "comprar".

Carlos Arbizu

DNI 4.357.548

En la red

Fuente: LA NACION

Facebook

Rafecas rechazó la denuncia de Nisman contra Cristina

"Todos opinan sobre la decisión del juez y ninguno se tomó la molestia de leer la denuncia. Lean la denuncia y se van a dar cuenta de por qué la desestima" - Claudio Pérez Aubertie

"Si se sabe que todo va a quedar en la nada, como todo en la Argentina... Lástima el fiscal, que murió por nada" - MIrta Figueras

"No entiendo cómo se desestimó una denuncia de tal magnitud sin por lo menos impulsar una investigación al respecto, porque es un delito muy grave el que se le imputa " - Natalia NJ

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, la naciOn podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.