Cartas de los Lectores

(0)
26 de julio de 2015  

Carta de la semana

¿Le creemos a la propaganda o a la realidad?

Soy médica de hospital municipal de la ciudad de Buenos Aires desde hace más de treinta años y la realidad que veo a diario es totalmente opuesta a la que ven los gobernantes. La mayoría de los pacientes que acuden a los servicios vienen de la provincia de Buenos Aires. Se levantan muy temprano a la madrugada, congelados y arropados, para conseguir un turno. En mi caso provienen de la zona de San Miguel, Derqui, José C. Paz y aledaños.

Y otro dato llamativo: si alguno pertenece a José C. Paz y quiere atenderse en Malvinas Argentinas, debe pagar un bono, que muchas veces no puede abonar, pues no corresponde a la zona. Si necesita realizar algún estudio debe hacer otro gasto. ¿A quién le creemos? ¿A la propaganda o a los sufridos pacientes?

Invito a algún candidato o funcionario a que me acompañe una mañana mientras atiendo a los pacientes y sabrán la verdad... sobre la salud y otros temas.

Dra. Rebeca Rubinson

DNI 1829664

Corrección política

Es grave que todo el discurso político se nutra sólo de lo políticamente correcto, más grave todavía es que las propuestas partidarias se elaboren según ese criterio. En la última década parece haberse arribado a un consenso artificial sobre determinadas cuestiones. Prácticamente ningún dirigente se atrevería hoy a cuestionar, por ejemplo, los llamados planes sociales, una postura casi dogmática sobre la década del 70 o la necesidad de un orden público que garantice la convivencia ciudadana. Todos parecen estar de acuerdo en redistribuir la riqueza, nadie habla ya de crearla. Ninguno recuerda que hubo subversión en la Argentina ni se atrevería a hablar de obligaciones, es que sólo los derechos están de moda.

¿No se habrá concedido un lugar tan protagónico como peligroso al marketing político? ¿Por qué existe tanto temor a pensar distinto y manifestarlo? ¿Es que nos cansamos ya de la libertad a fuerza de tanto nombrarla?

Mariano D'Onofrio

marianodonofrio@yahoo.com

Yo no miento

A propósito de la entrevista de Hugo Alconada Mon a los familiares de Memoria Activa me gustaría aclarar que no miento. Entiendo que estamos en una posición desigual. A ellas las mueve un dolor profundísimo que no tengo manera de paliar. Mis preguntas, las que perseguí durante más de una década son: cómo, con qué, por qué, para qué, quién fue y quién pretendió ocultar. Si fuera por mí, la causa no estaría cerrada ni en punto muerto. Perseguí la pista del motor de la Trafic y me llevó a Telleldín que debe ir a juicio nuevamente después de veinte años por la inoperancia de jueces que -vaya a saber motivados por qué- no hicieron lo que debían y tenían que hacer. Perseguí a la maldita policía que encubrió, colaboró y desvió. Y, también, la pista internacional, ambas bajo amenazas y a riesgo de mi vida.

Busqué en lo peor de la sociedad argentina, en los reducidores de autos, en la triple frontera, en la interesada "inteligencia", en los carapintadas, en los ex grupos de tareas, en los guerrilleros de antes, en los grupos antisemitas y en lo peor de la política. Todo mi esfuerzo para casi nada. Para no tener condenas, para no poder descubrir el fondo de la verdad, para no poder aliviar un poco el dolor de los que perdieron a sus seres queridos. Veintiún años después, todo lo que investigué en la búsqueda de la verdad y la justicia sigue cerrado. El pacto con Irán cierra una vía aunque se dice que la pretende abrir. La maldita policía no le interesa a nadie y sigue ahí con más poder que antes, amparada por políticos y candidatos. Las conexiones políticas, vivitas y coleando. Yo no tapé a nadie ni intenté cerrar espuriamente el caso. Alguien se encargó de hacerlo, que no fui yo. No me beneficié con todo esto y perdí mi carrera judicial por haber entregado mucho más que cualquier otro. Para aquellos que "desinteresadamente" se siguen interesando por el caso digo: yo no miento.

Juan José Galeano

DNI 12.082.718

Kicillof y Newton

No sabía que Newton había sido jefe de la Casa de la Moneda de Inglaterra y pudo solucionar un grave problema económico del momento, seguramente tomando como primera medida "aceptar la realidad". Me imagino la situación inversa: el actual ministro de Economía (también podría haber sido alguno de sus predecesores) sentado debajo de un manzano. De inmediato hubiera sacado la siguiente conclusión: la caída de la manzana se debió a "intentos golpistas (a su cabeza) por parte de grupos concentrados de productores oligarcas". La siguiente acción hubiera sido enviar al Congreso un proyecto de ley que declara "de interés público la anulación de la perversa ley de gravedad, que atenta contra la seguridad nacional y popular". La ley, votada en forma exprés a las 3 de la madrugada por la mayoría, entra en vigor.

Pero las manzanas siguen cayendo. Entonces, se organiza una cadena nacional para "anunciar a la población la nacionalización de todos los árboles de manzanas del país" y se hace un acuerdo secreto con una multinacional extranjera para que, luego del fracaso de tratar de anular una ley natural, coloque unas mallas "para que las manzanas no mancillen nunca más el suelo patrio" (ni la cabeza de nadie).

Ing. Jorge C. Solari

DNI 16.928.574

Comer barato

En octubre de 2013 el Indec cumplió un año informando que se puede comer con 6 pesos por día. Esa cifra fue muy difundida por el dúo de la alegría "todo bien" de Cristina y su ministro Kicillof. Ahora, casi dos años después, actualizando ese valor por la inflación reconocida por el mismo Indec, se debería poder comer por 8 pesos diarios.

Esta semana compré cuatro tomates y me los cobraron 28 pesos, quiere decir que, para que cierren los números, uno se debería alimentar fenómeno con un tomate. Eso sí, se recomienda comerlo despacito para que dure y después, agua de la canilla y si se consigue yerba a tomar mate amargo, porque el azúcar rompe cualquier presupuesto.

Patricio Gustavo Rosas

DNI 4.974.417

Retruco

El kirchnerismo envió a sus diputados Conti, Larroque, Heller, Carlotto y demás a impulsar una ley que bajo la excusa de impedir eventuales discriminaciones, le permita controlar el manejo de todas las opiniones, comentarios y pensamientos que circulen en las redes sociales o en los medios informáticos. Esa embestida fascista no tiene otro objeto que el convertir al oficialismo en factótum de lo que se puede decir o expresar en la Red, otorgándole además una eficiente mordaza política para callar o perseguir a sus adversarios.

Los partidos y sus legisladores tienen el derecho de votar y mandar a votar leyes del absolutismo como ésta, creando una Gestapo siglo XXI a su medida, pero los ciudadanos tenemos y nos guardamos nuestro derecho para las próximas elecciones, donde el retruco lo tendremos nosotros.

Rafael Mauro

DNI 4.559.184

Muestra

Hace muy poco tiempo, el primer ministro francés, Manuel Valls, fue interpelado por incluir a sus hijos en un viaje utilizando un avión oficial. El ministro pidió disculpas y pagó de su bolsillo el monto calculado.

Qué decir de nuestras cadenas nacionales para autopromoción, de nuestros viajes semanales al Sur cuando hay una residencia presidencial que queda en Olivos...

Para muestra, un botón.

Mariano Olivero

DNI 22.656.642

Bordabehere

El jueves pasado se cumplió el octogésimo aniversario del asesinato, en pleno recinto del Senado de la Nación, del senador por Santa Fe Enzo Bordabehere, quien, de esa manera, salvó la vida de su colega Lisandro de la Torre, interponiéndose entre las balas disparadas por el matón Ramón Valdez Cora. Me ha sorprendido que ningún medio haya recordado este episodio único en el Congreso argentino. Como es sabido, con esas balas se puso fin no solamente a la vida de Bordabehere, sino también al debate sobre el comercio de carnes con Gran Bretaña, fruto del célebre pacto Roca-Runciman. A esas alturas del debate, que llevaba ya varios días de desarrollo, el senador De la Torre había puesto en evidencia el trato discriminatorio y favorecedor por parte del gobierno del general Justo para con los frigoríficos Anglo, Armour y Swift, lo que comprometía seriamente a los dos ministros que estaban sentados en el recinto: Duhau y Pinedo. Además, sentaba un fundamental antecedente respecto de las facultades que puede tener una comisión investigadora del Congreso, lo que actualmente se ha puesto en discusión.

Juan H. Estrada

DNI. 5.464.533

El largo plazo

Me considero un joven "apolítico", porque entiendo que poco puede construirse en un debate donde sólo se quiere ganar y no cosechar algo mejor. Cenando con amigos, uno de ellos, autodenominado "ultra K" , me hizo el siguiente planteo : "¿Vos y tu círculo cercano están mal? ¿pueden comer, pasear, viajar? Si es así, ¿no creen que el país está muy bien y que el Gobierno es muy bueno?" Le respondí que si sólo miramos nuestro bolsillo, hacemos una evaluación incorrecta del país y del Gobierno. Si yo pregunto a diez personas cercanas si tienen certidumbre y tranquilidad sobre su estabilidad económica de aquí a un año, como mucho dos o tres me dirán que sí. El resto no está seguro si su situación personal será la misma. Por lo tanto, el termómetro para entender si el país está bien es la certidumbre en el largo plazo. Esto se traduciría en animarse a seguir consumiendo, a endeudarse para pagar una vivienda o un auto, en atreverse a soñar a futuro.

Creo que falta humildad en nuestros administradores, que no se presentan como tales, sino como nuestros dueños. Sólo la humildad hará que puedan corregir los errores. De ellos se aprende.

José Ignacio Tessio

josetessio@hotmail.com

En la Red

Los vaivenes de Pro

Facebook

"No cambien el discurso que van a perder votos si se parecen a los otros. Lo que queremos es cambio, no más de lo mismo" - Juana María Farías

"Todos cambiamos de opiniones, hay que ser flexible, todo cambia continuamente, se transforma" - Laura Veiga

"Quedó mal (Macri) en el discurso. Pareció que se dio vuelta. Debería pensarlo más y creo estuvo mal asesorado" - Gladys Galante

"Más vale no aclarar, porque oscurece" - Miguel Duque

"Hay algo que se llama convicción, y cambiar cada dos por tres de ideales te hace una persona sin convicción." - Facundo Penacino

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?