De los lectores: cartas & e-mails

(0)
24 de junio de 2020  • 00:45

No entiendo

Nos dijeron que la cuarentena temprana iba a permitir al Estado mejorar sus instalaciones sanitarias para atender el pico de la pandemia cuando este se produjera, y que además iba a permitir el "aplanamiento de la curva de contagio". Ya pasaron 90 días de ese momento, y frente al aumento natural y previsible de los casos de contagio nuestras autoridades están asustadas porque suponen que nuestras instalaciones sanitarias puedan colapsar. ¿Qué se hizo para que esto no ocurra? ¿Cuántos casos se esperaban en el pico de la pandemia? Son preguntas que nadie responde seriamente. Las autoridades que, para no demostrar sus miedos, pretenden transmitirlos a la ciudadanía, ¿supondrán que en algún momento el coronavirus nos mandará una carta documento diciendo que se cansó de nuestro país y nos va a abandonar? ¿No tendrían que decirnos, para evitar ansiedades, en qué circunstancias objetivas se va a retomar una actividad normal? ¿No deberían ir pensando en que lo único que va a enfrentar con éxito la pandemia -con la que vamos a tener que convivir tarde o temprano- es la actitud responsable, solidaria y valiente de todos, sin por ello adoptar como solución la parálisis social?

César Battellini

bateluso@gmail.com

Lápiz fino

Diariamente, leo en medios información sobre el número de enfermos y muertos por el Covid-19, que por sí solos no representan la evolución de la pandemia. Considerando el costo enorme para todos de esta cuarentena, me gustaría poder comparar cuántos muertos diarios totales hubo en años anteriores y cuántos en 2020; calcular el porcentaje de casos positivos sobre tests realizados y si estos se realizaron en focos de contagio o al azar. El Gobierno podría también empezar a diseñar una cuarentena con lápiz fino, y no como hasta ahora, con brocha gorda. Si ya hay evidencia de que al aire libre el riesgo es bajo, se podrían permitir paseos y deportes individuales. Y también autorizar la actividad laboral de jóvenes sanos. Ya que se ha hablado de aplanar la curva de contagios, es hora de que se empiecen a tomar en cuenta también otras curvas: la de los negocios que cierran definitivamente; la de caída en ingresos y consumos; la de aumento de trastornos psíquicos y de hipertensión; la de caída en las consultas por otras enfermedades, la de muertes por infartos y cáncer.

Máxima Paz

maximapaz@yahoo.co.uk

Confusiones

El Presidente dijo que quienes defendemos la propiedad privada y el apego a la Constitución somos "ciudadanos confundidos".

A seis meses de gobierno, aún no hay un plan económico integral, la negociación de la deuda externa no llega a concretarse, luego de una extensa cuarentena (supuestamente para prepararnos) nos dicen que el sistema sanitario colapsará. Al mismo tiempo, funcionarios del Gobierno impulsan abiertamente la liberación de presos y desde el PE se promueve premiar a condenados como el exvicepresidente Boudou, con una jubilación de privilegio y su retroactivo.

Yo me pregunto, ¿quién está más confundido, nosotros o el Presidente?

Horacio Nieco

DNI 16.518.876

Costo político

Más allá de cualquier otra consideración, es evidente que ha sido un error político la forma y el momento de tratar el tema Vicentin. El Presidente deberá tener en cuenta quién lo rodea y a quién hacerle pagar este costo que debió asumir él.

Martín Aguirre

DNI 8.511.648

Populistas

Cuando tu equipo está jugando un partido muy malo, y va perdiendo dos a cero, de bronca querés que le hagan cinco goles más, así aprenden por la humillación que sufrieron. Bueno, esto es más o menos lo que muchos le desearon a Mauricio Macri, y esos mismos hinchas votaron en contra, para darle una lección. Lo que no se dieron cuenta es de que el equipo no solo perdió, sino que además se fue al descenso, de donde volver va a ser muy difícil. No solo faltó paciencia, sino también visión, ya que los descontentos -y alguno que otro salvador de la patria que nunca falta- fueron funcionales al regreso de quienes no volvieron mejores, sino más ávidos de completar su objetivo de llevarse las instituciones de la república puestas, en nombre de una Constitución que desconocen, y con el solo objetivo de conseguir poder e impunidad. Y así no va a haber banderazo, cacerolazo o tractorazo que valga, ya que para ellos son acciones de confundidos.

A ver si alguna vez los argentinos aprendemos que con trabajo, ley y orden, todo lo demás llega solo, rechazando a su vez a populistas anacrónicos que predican que el futuro está en el pasado.

Carlos Alejandro Arteaga

DNI 10.736.136

Wagner y Barenboim

Con referencia a la carta "Wagner y los judíos" (firmada por mi amigo Jaime Kopek), recuerdo que en el colegio secundario me tocó exponer sobre Wagner. Para esta clase realicé unas pinturas, ente otras, sobre El Anillo del Nibelungo, Tristán e Isolda, lo que me obligó a conocer la mitología germánica. Esta fue utilizada junto a la infame teoría sobre la raza superior como bandera por Hitler. Es probable que no haya otro músico tan contaminado con ideología del Tercer Reich. En 1850 escribe "Des Judentum in der Music" en la cual expresa "El judío solo puede hablar imitando. no puede hablar, escribir ni crear por su cuenta". Fue una desilusión para mí comprobar que no todos los grandes artistas fueron excelentes personas. Ente ellos, Gauguin y Picasso (con reprochables conductas familiares). Nadie puede prohibir escuchar a Wagner. Pero sí es inoportuno, como cita Kopec, ejecutar su música en Israel, donde su obra no se interpreta, frente a sobrevivientes a y descendientes de víctimas de la Shoá (Holocausto) como lo ha hecho el director y músico Barenboim. Conocí a un judío que adoptó la ideología nazi. Le pregunté a un sabio rabino ¿Qué es esa persona ahora? "Es judío", me contestó. "Pero equivocado". Barenboim ejecutó a Wagner en el lugar equivocado, en un momento equivocado, frente a un auditorio también equivocado. Una lástima que un músico talentoso adopte actitudes que lo desmerecen.

Horacio Vodovotz

horaciovodovotz@hotmail.com

En la Red

Facebook

Novak Djokovic, positivo de coronavirus: crece el escándalo tras el torneo que organizó

"Es la prueba de que no se puede jugar ningún torneo este año. Por algo se suspendió todo"- Hanna Karina Báez

"Hicieron todo mal. no respetaron nada"- Viviana Novo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.