De los lectores: cartas & e-mails

(0)
4 de julio de 2020  • 00:00

Nostalgias privadas

Mucho me sorprendieron las palabras de nuestro Presidente en un acto en la Universidad de Buenos Aires. Como si estuviera en una asamblea estudiantil, no se privó de expresar sus añoranzas por varios expresidentes latinoamericanos condenados por la Justicia o ya muertos, como el autoritario Chávez. Me dio mucha pena comprobar que sus convicciones republicanas son muy débiles, olvidando que es un jefe de Estado y, por lo tanto, representativo toda la Nación Argentina, y se permitiera ofender a varios actuales mandatarios de la región con el aliento de sus nostalgias privadas, con olvido de los intereses del país.

Carlos von Ifflinger Granegg

DNI 4.289.666

Mendoza

¿Qué diría hoy el padre de la patria si en la Mendoza que lo vio templar al ejército más glorioso de nuestra historia uno de sus hijos ensayara la idea de la secesión de esa provincia del resto de sus hermanas, por desacuerdos de diversa índole con el gobierno nacional de turno?

"Serás lo que debas ser o no serás nada", nos recuerda San Martín.

No necesitamos una dirigencia triste. Necesitamos una dirigencia para "ser", no para "no ser"; para unir, no para separarnos; para creer en nosotros mismos, no para incentivar una crónica resignación ante la adversidad y una anomia frente a la ley, debilidades con las que ningún pueblo digno construye su futuro.

Horacio M. Malaurie

DNI 4.521.746

Propuesta

Hace algunas semanas dentro del ámbito político alguien expresó una buena idea: que cada funcionario ceda un 20% del propio sueldo por tiempo indeterminado a favor de los más perjudicados en este difícil momento por el que atravesamos. La implementación de la propuesta podría estar a cargo de una comisión designada por actuales funcionarios del Estado, gesto que no caería en el olvido de los argentinos.

Lucía Gallinal Acevedo

DNI 11.444.147

Demonización

Me cuesta entender la demonización que se ha hecho del silobolsa o la simpleza de describirlo a veces como un mero hecho policial, como sucedió el 26 de junio en referencia al vandálico hecho contra el silobolsa de un productor de Villa María. Más aún me cuesta entender que algunas voces del periodismo, productores y algunas entidades del agro expliquen la realidad y las bondades del silobolsa, que en realidad no es otra cosa que un insumo más en la producción de granos; como las labores, la semilla, el fertilizante, etc., tan simple de explicar y de entender. 1) La Argentina no tiene suficiente capacidad instalada para poder acopiar todo el grano en un mismo momento. 2) Si los productores vendieran su grano todos al mismo momento para "liquidar divisas", los precios se desplomarían ocasionando un serio perjuicio al país y al Estado nacional en la recaudación de impuestos. 3) Millones de toneladas de granos acopiadas en silobolsas son utilizadas a lo largo del año calendario para la producción de aceite, leche, carne (vaca, cerdo, pollo), huevos, harinas panificables, balanceados para mascotas. 4) Miles de toneladas de forrajes son acopiadas en silobolsas como silajes; es decir, forrajes de volumen picados para la producción semiintensiva e intensiva; de leche y carne; tales como, pasturas, alfalfa, sorgos, moha, etc.

Podría enumerar muchas más virtudes del silobolsa, sin olvidar que el productor tiene que volver a sembrar e invertir un par de cientos de dólares por hectárea para continuar con los ciclos productivos de invierno y verano. Explicado esto, y no por último menos importante, no se le escaparán al observador común la casualidad y la intensidad de estos hechos con clara intencionalidad política e ideológica que van mucho más allá del "mero hecho policial". Por un lado, el vandalismo por el vandalismo mismo de los más radicalizados, que apunta al caos y a la disgregación social, por aquello de "cuanto peor, mejor". Por el otro, la clara mentalidad estatista y populista que busca engañar a la opinión pública demonizando al productor y preparando la cama de siembra ideal para una futura estatización del negocio de granos.

Federico Romero

Ingeniero en Producción Agropecuaria, licenciado en Ciencias Agrarias

DNI 8.474.965

Los socios de la SRA

Hoy vengo a plantear un desafío. Quiero describir un hecho que si lo capitalizamos adecuadamente, podemos transformarlo en una oportunidad. Como sociedad estamos cansados de ser divididos permanentemente. Se busca encasillar, segmentar, sectorizar, y pensar de una u otra manera te convierte en algo irreconciliable para quien tiene una mirada diferente. Por el contrario, yo creo en la diversidad y en el diálogo constructivo. Puntualmente, me quiero referir a un hecho sucedido en la Sociedad Rural Argentina (SRA), de la cual soy dirigente gremial. Por la decisión de quien dirige un distrito, mi nombre y mi voz fueron eliminados del grupo de intercambio y comunicación en que nos venimos desempeñando desde hace tiempo y trabajando en beneficio de los que confían y delegan responsabilidades en nosotros.

Hoy formo parte del enorme grupo de socios y productores que proponen una conducción distinta en la entidad. Integro la lista del MCF (Movimiento Compromiso Federal), convencida de que proponemos un liderazgo moderno, adaptado a las realidades y con una clara defensa de la alternancia política. Compuesto por productores que debatimos tanto ideas como propuestas de trabajo, privilegiamos y valoramos el disenso, fuente inagotable que enriquece la tarea civilizada y fecunda.

Invito a todos los socios de la SRA a que nos acompañen en este desafío, pero también convoco a los dirigentes a los que hoy les toca gestionar a sumarse, convencidos de que las diferencias se resuelven en la misma mesa y nunca segregando o discriminando. El mundo cambia y necesitamos adaptarnos a estos tiempos. Muchas de las herramientas y creencias que nos trajeron hasta acá ya no sirven, y la SRA no es la excepción. Estoy convencida de que un futuro diferente está a una conversación de distancia, tenemos que poder discutir ideas sin descalificar a las personas, haciendo de la diversidad un activo, tal como sostiene la propuesta del espacio al que me he sumado.

Por todo lo expuesto, convoco a todos los que participamos de la SRA a deponer nuestros intereses personales en pos de algo superior, que es ser parte activa de la construcción de un país inclusivo que genere oportunidades de desarrollo para todos los que habitamos en él.

Eloísa Frederking

DNI 22.675.275

Ley de alquileres

Observo y me entristece una realidad terrible, una manipulación, un despojo. Un señor festeja y trata de convencerlos de que ha llegado su hora. Alardea, en las redes, de haberles puesto a los propietarios "la pelota en el ángulo". Casi todos le creen. Y muchos comunicadores, sin razonar demasiado o actuando de manera tendenciosa, alaban las nuevas regulaciones. No, señores. Piensen detenidamente. Les están haciendo creer que los favorece. Es todo lo contrario. Dejen pasar un tiempo y verán cuánto les va a costar encontrar una vivienda en alquiler. O tal vez, si la encuentran, comprobarán que su precio se aleja mucho de sus posibilidades. ¿Por qué? Porque esa ley habrá provocado la retracción y el encarecimiento de la oferta. O sea, los habrá perjudicado. Porque el Estado, en lugar de darles, les habrá quitado. Les habrá quitado posibilidades y sueños. De a poco. Y en vez de acercarlos al techo, los habrá distanciado. Los locadores, en su mayoría, no son ricos ni tontos. Perjudicados, van a reaccionar. No contra ustedes, no, sino contra un Estado que los irá asfixiando. Los perjudicados serán todos. Los beneficiados, ninguno.

Que la realidad ilumine a nuestros gobernantes.

Alicia Clementi de de la Cárcova

Círculo de Profesionales Inmobiliarios del Norte

DNI 5.459.213

Degradación

Mi solidaridad en la defensa de la libertad de expresión, y mi repudio al hostigamiento a periodistas independientes. Una vez más, escritores, intelectuales, periodistas y artistas debemos enfrentar la demagogia, la corrupción y el populismo; una señal de la degradación de nuestra sociedad. Civilización o barbarie, una vez más.

Carlos Penelas

DNI 4.546.411

Cortes de luz

Desde hace nueve meses vivo en un edificio en pleno centro de la localidad de Berazategui. Desde entonces, todas las semanas nos cortan el suministro eléctrico, corte que afecta a varias manzanas. A veces durante horas y otras hasta tres días ininterrumpidos sin luz. Tanto Edesur como el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) reciben nuestros reclamos sin darnos respuestas ni soluciones. Todo este problema se ve aún más agravado por la pandemia. Nuestras casas están sin luz, impidiéndonos almacenar alimentos refrigerados (tiramos todo a la basura). Por si fuera poco, la falta de energía eléctrica en las bombas hídricas de los pozos municipales provoca la interrupción total del suministro de agua, algo tan básico y elemental para vivir y mantener óptimas condiciones de higiene en esta emergencia epidemiológica. En nuestro edificio hay grupos vulnerables que se quedan aislados en los pisos superiores ya que no funcionan los ascensores y tampoco la rampa hidráulica, que impide sacar los vehículos a la calle e ir a trabajar, además de estar rogando que no suceda ninguna emergencia familiar que requiera de nuestra asistencia, porque no tenemos cómo trasladarnos.

Insisto en que a lo largo de estos nueve meses que llevo viviendo en la zona casi todas las semanas tenemos el mismo problema, sin ninguna respuesta o solución definitiva.

Sebastián Quiñones

sebastian.quinionez@gmail.com

En la Red

Facebook

Video: golpean a una mujer en Recoleta para robarle la cartera

"Qué podemos esperar si la ministra de Seguridad dijo que era normal que vuelva a crecer la delincuencia"- Cristian Gualco

"Pobres de nosotros, este gobierno no va a hacer nada, porque está del lado de los delincuentes"- Luna Gaeli

"Felicitaciones a todos los que socorrieron a la señora. ¡No se puede ser indiferente!"- María Elsa Otamendi

"Qué se puede esperar si han soltado de las cárceles a todos los delincuentes y criminales que se les antojó"- Elena Marcelino

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.