De los lectores: cartas & e-mails

(0)
6 de julio de 2020  • 00:36

Silenciamiento

En su columna de ayer, "Periodista preso se necesita", Jorge Fernández Díaz dice: "El asunto no resiste la mínima lógica". Y es cierto. Pero no es la lógica o el sentido común más elemental lo que sostiene las decisiones del Gobierno. Mientras intentan anestesiarnos con la cuarentena y distraernos con discusiones absurdas (como si es poco solidario que un vecino de Palermo quiera salir a correr cuando hay gente hacinada en los barrios carenciados), ocurren cosas: el asesinato de un arrepentido de la corrupción K, el intento de estatización de empresas con el argumento de mantener la soberanía alimentaria, salidas de presos condenados como Boudou, acceso a compra de dólares en un régimen especial para los hijos y nietos de desaparecidos, por citar unas pocas.

Parafraseando a John Lennon: "La vida es eso que pasa mientras hacemos otros planes". Mientras estamos en plan cuarentena, la vida pasa y hay quienes apuran las cosas para que pasen cuanto antes. Intentar silenciar al periodismo es la forma más elocuente del intento de impunidad y privación de libertad de expresión. No debemos permitirlo.

Ricardo Commenge

DNI 10.897.651

Runners

No hay una sola manera de morirse. Hay varias.

Una, y la de moda, es el Covid-19, pero hay otras que el Gobierno y sus asesores no contemplan. Viendo el programa Animales sueltos el viernes pasado, escuché a gente que se dedica a dirigir un diario, a un abogado, a una especialista en Comodoro Py. Todos coincidían en que "hay cosas más importante de las que preocuparse que de los runners". Quiero, admiro y respeto a Luis Novaresio. Pero como conductor y porque sé que tiene sentido común, como espectador digo que debería haber opinado.

Los runners me tienen cansado. Pero no los que se dedican profesionalmente a correr. Esos son los runners. Y ellos se entrenan en el Cenard, en Gimnasia y Esgrima, en el Hipódromo. No van a Parque Chacabuco, a los lagos de Palermo o al Rosedal a correr en medio de la turba que después de 90 días salió como si hubieran abierto (otra vez) las rejas de la cárcel. El famoso runner es alguien que sale a caminar, a correr. como yo, que tengo casi 75 años y 6 stents. Algunos fueron a pasear. Fue un descontrol, es cierto. Como el primer día que mandaron al banco a cobrar a los jubilados. Luego se normalizó. Con los que salieron a correr o a caminar (o mejor, a desintoxicarse) también se normalizó.

¿Para qué pagamos 200 asesores al Presidente, al gobernador o al jefe de gobierno? ¿Por qué tienen un comité de epidemiólogos solamente y no suman un médico clínico, un pediatra, un psiquiatra o psicólogo, un deportólogo o preparador físico, un cardiólogo? En Caballito, Flores, Palermo, Belgrano, La Boca, San Telmo, muchos viven en un 2 ambientes, en el mejor de los casos con sus 4 hijos, contrafrente. Abren la ventana y se encuentran con la pared del vecino, casi a oscuras porque no entra un rayito de sol. Un señor mayor, cardíaco, con artrosis, diabético no puede salir a caminar. A que la sangre circule por todo el cuerpo. Se llama irrigación sanguínea. El hijo que tiene entre 40 y 50 años no puede salir a levantar la persiana del negocio que su abuelo fundó hace 90 años y que se está fundiendo. Y que no sabe cuándo va a abrir y, cuando abra, si va a entrar alguien a su local.

Ya superamos los 100 días, nadie habla de salir a entrenarse para correr una maratón o la San Silvestre, estamos hablando de quien necesita salir a caminar junto a su padre a ver la luz, a tomar aire puro, a desestresarse un poco. Esto es esencial. De estrés también se muere. Algunos se mueren del corazón y otros no soportan la frustración de fundirse y se suicidan. Si se organizan, no necesitan ni a la Policía Federal, ni a la de la Ciudad, ni al Ejército, ni a la Gendarmería. Pongan voluntarios para mantener el orden y que la gente no se amontone, no hable o haga sociales, que guarden el famoso protocolo. Solo hay que tener ideas.

Hay cosas más importante que ocuparse de los runners. Lo malo es que lo dicen por la tele. ¿Por qué cada uno no habla de lo que sabe? Digo, porque si no le van a tener que cambiar el nombre al programa.

Guillermo Salatino

gsalatinoar@yahoo.com.ar

Precio

No puedo dejar de estar indignada con todo lo que está pasando. Adhiero totalmente a la carta del señor Francisco García Santillán del viernes pasado. A mi padre también lo secuestraron en octubre de 1988 y nunca más se supo nada de él. Claro que como no ha sido ni terrorista ni guerrillero, y por ser una persona honesta y de trabajo, los derechos humanos no existen para él. Vivimos en un país donde la justicia tiene precio, donde los derechos humanos siempre favorecen a los que no se lo merecen y donde los que nos gobiernan tienen mucho que aprender.

Betina Clutterbuck

DNI 16.336.542

Sin línea de celular

Para bajar costos de celular decidí cambiar de compañía. De más está aclarar que antes de hacerlo intenté denodadamente cambiar de plan para abaratar la cuota, sin éxito: imposible que te atienda una persona. Así es que el 9 de junio hice el trámite de portabilidad de Movistar a Personal. Al hacerlo pregunté qué debía realizar y me pidieron solamente mandar la foto de mi DNI. El chip no llegó en la fecha anunciada, pero mi línea se cortó el 19/6, claro, ya no pertenecía más a Movistar. Cuando al fin llegó el chip (después de un trámite acelerado que debía durar 48 horas y que en realidad fueron 96) lo coloqué y, ¡oh sorpresa!, lo desconocía. Resumiendo: no pude reclamar a Movistar pues mi línea ya no existía y en Personal me indujeron a que solicite en mi anterior compañía el número de desbloqueo. Después de varias llamadas a Movistar y a Samsung logré que me informaran que mi aparato estaba "liberado", pero no me pudieron dar el famoso número de desbloqueo. Resultado: muy gentilmente se fueron pasando la pelota de uno a otro y no hay solución. Se va a cumplir casi un mes y sigo sin línea: ni Movistar ni Personal me dan una solución. ¿Qué debo hacer?

Marta Lía Gamboa

DNI 10.793.005

En la Red

Facebook

Atacaron otro silobolsa

"¿Hasta cuándo no hay controles?"- María Elena Leuze

"Somos los únicos que tiramos comida en este mundo, la vamos a pagar caro"- Roberto Grion

"Y la Justicia, ¿para cuándo?"-Viviana Inés Aramburu

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.