De los lectores: cartas & e-mails

(0)
12 de julio de 2020  • 01:13

Carta de la semana

Cuatro años no son nada

En cuatro años se puede edificar un edificio de más de 20 pisos, un estudiante puede recibirse de abogado, una persona puede caminar desde Ushuaia hasta Alaska, un presidente cumple su período presidencial. En el tiempo que transcurre entre dos mundiales de fútbol en la Argentina se fabrican más de tres millones de autos y un niño ya empieza el colegio. En suma, cuatro años es un largo período de tiempo, salvo para algunos de nuestros jueces, que no pudieron dictaminar si Lázaro Báez, detenido en 2016, es culpable o no de los graves delitos que se le imputan. Estas conductas son las que hacen que la gente no pueda creer en la Justicia y que la verdad como valor innegociable no encuentre su lugar en nuestra sociedad.

Ernesto H. Perasso

DNI 7.731.904

Mis razones

La marcha del 9 de julio fue espontánea y muchas son las razones por las que tuvo gran adhesión. Estas fueron las mías: 1) celebrar nuestra independencia; 2) llamar la atención al Poder Ejecutivo en particular y, a la oposición en general, para que logren consensos y nos presenten un plan de inclusión, estabilización y crecimiento que nos haga recuperar la confianza y el orgullo de ser argentinos. Estoy harto de las peleas y descalificaciones que nada aportan, mientras la pobreza y desocupación no dejan de aumentar desde hace más de una década; 3) llamar la atención a los jueces honestos; no puede ser que se hagan los distraídos frente a casos de corrupción obscena que se dilatan en el tiempo sin condena alguna, en los cuales terminan en libertad personajes que no pueden justificar sus extravagantes patrimonios; 4) llamar la atención a los legisladores. Necesitamos que trabajen para facilitar la vida de los ciudadanos, respetando el ejercicio de nuestra libertad con responsabilidad. Deroguen todas las leyes que no agregan valor y simplifiquen las que son estrictamente necesarias. Somos adultos y sabemos comportarnos como tales.

Guillermo Paniego

DNI 11.451.145

Los "odiadores"

El 9 de Julio me subí al auto adornado con la celeste y blanca y enfilé hacia la Panamericana. Me sorprendió la cantidad de autos tocando bocina, con banderas que se agitaban con la brisa del movimiento del andar lento de la caravana. Me sumé a ella emocionada, se respiraba el respeto de los conductores hacia los demás, dejando el carril izquierdo libre para que pudieran circular libremente aquellos que no querían protestar. Nadie estaba apurado, no hubo insultos. En ese momento volví a sentir orgullo de ser argentina, sentimiento enterrado bajo la amargura de la brecha, de la corrupción y la injusticia. Por gloriosos diez minutos logré emocionarme junto con un pueblo unido que se mueve pidiendo coherencia al Gobierno, clamando por justicia y por libertad. Y en eso se me planteó el interrogante: ¿no querrá usted, señor Presidente, cambiar de bando y respirar el aire fresco de los argentinos que quieren trabajar, que piden igualdad, que están dispuestos a cuidarse y a cuidar? Porque esta protesta no es solamente por la cuarentena, como escuché a algún K por la radio, que dijo: "Quieren matar a nuestros viejitos con esta marcha anticuarentena". Los viejitos andan penando por estar encerrados, y mis viejitos envejecieron mil años en noventa días.

Póngase la camiseta argentina, señor Presidente. Los "odiadores" que usted nombra no estaban circulando por la Panamericana, por el interior del país representando a sus provincias, llenos de amor por ellas, o rodeando al Obelisco cargando con orgullo el estandarte celeste y blanco. Ya sabemos dónde están. Y la pandemia es un buen momento para sacárselos de encima.

Cayetana Vásquez Mansilla

DNI 16.764.368

Libertad de expresión

Una característica de la mayoría de los periodistas que simpatizan con el partido que ejerce el poder en la Argentina es la de no opinar cuando es agredido un periodista que difunde noticias que son consideradas poco felices para el Gobierno. En el " banderazo " realizado el jueves pasado fue agredido en el Obelisco un móvil del canal de televisión C5N y observamos con beneplácito cómo periodistas cuyas posiciones políticas son claramente divergentes con las oficiales adoptaron una actitud crítica hacia las agresiones y los agresores. Comportamientos distintos frente a hechos similares.

Miguel Budich

Mabudich@gmail.com

¿Antidemocrático?

En declaraciones radiales, la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, sostuvo que la manifestación popular opositora del 9 de Julio fue un acto antidemocrático. Toda mi vida he sido un defensor de la democracia, por eso antes de concurrir busqué enterarme de quién la organizaba. Y con qué fin. Me dijeron que era un grupo de ciudadanos autoconvocados por la libertad y la democracia. No conforme con esto, seguí averiguando hasta que me dijeron que se hacía por expreso pedido del presidente Alberto Fernández, que en uno de sus discursos había pedido al pueblo: "Cuando no estén de acuerdo con alguna de las cosas que hago salgan a la calle y díganmelo". Ante esta explicación tan coherente decidí sumarme a la protesta, porque no estoy de acuerdo con que se persiga a los periodistas opositores y con que se intente dejar de lado a la Justicia para expropiar una empresa concursada.

Mayra: lo que usted llama agresores seriales en la democracia se llama oposición, y siempre es preferible una oposición que ataque con la palabra -aunque duela- a una que tire toneladas de piedras contra el Congreso para oponerse a una reforma previsional. Es cuestión de gustos y para mí las piedras son más agresivas y solo sirven para romper.

Luis Zorraquin

DNI 4.558.375

Volver a trabajar

A esta altura de la pandemia, después de haber superado ya los 100 días, siento que ya puedo dejar el rótulo de que no soy "esencial". Y creo que ya es tiempo de "no quedarme en casa" y de poder "volver a trabajar" con los cuidados y protocolos correspondientes, porque las cuentas no paran de llegar y los ingresos económicos no son mágicos, sino que -en mi caso, como la de muchos compatriotas- los obtengo en la medida en que puedo ejercer mi profesión independiente. Ya es tiempo de que nos dejen practicar la libertad consagrada en nuestra Constitución Nacional con la responsabilidad que nos cabe a cada ciudadano, y que todos los poderes del Estado también se crean "esenciales", dejen de "quedarse en sus casas" y vuelvan a trabajar de una vez por todas.

Miguel Martín y Herrera

DNI 14.525.621

Moratoria

Carlos Pagni nos advierte en su columna del 8 del actual que el proyecto de ampliación de la moratoria impositiva modifica la ley de solidaridad social. Las moratorias excluyen a los impuestos sobre combustibles y la realización de las apuestas del juego. El nuevo texto anula la exclusión que determina que esos impuestos no se pueden adeudar. Se pagan cuando se carga combustible o se realiza la apuesta. La ley vigente tampoco permite entrar en moratorias a empresas quebradas. El proyecto también anula esa exclusión. Pareciera que el proyecto tiende a ser un traje a medida para Cristóbal López y su socio De Sousa. Ambos son nuestros deudores (el Estado) por miles de millones de pesos. De aprobarse, ambos pagarán su deuda en cuotas con el mismo dinero que antes nos robaron.

El profundo y clarificador artículo nos deja consternados, al descubrir una nueva maniobra y otra mentira del Gobierno cuando proclamó que la moratoria se hacía para ayudar a las empresas, pymes y personas físicas a regularizar una situación de falencia causada por la pandemia y la consecuente cuarentena, que paralizó la producción y la economía en general. Esta es otra movida que se hace al amparo del miedo y la distracción de la opinión pública, que nos indica que aún puede haber otras por llegar.

Patricio MacManey

DNI 5.597.906

Hace muchos años...

Tengo 85 años y he visto a muchos políticos y muchos gobiernos. Estos momentos me han hecho recordar algo ocurrido hace unos 70 años. Íbamos caminando con mi padre por el centro de Buenos Aires y pasó a nuestro lado un señor bastante mayor, llevando un viejo portafolios. Mi padre, español y socialista, lo saludó tocándose el sombrero y él a su vez nos sonrió. Pregunté a mi padre de quién se trataba y me respondió que era un exvicepresidente de la República Argentina, que vivía vendiendo mercadería, después de haber sido el segundo del doctor Alvear. Así supe que había políticos, como don Elpidio González, que no se hicieron ricos a costa del pueblo argentino. Recordaba las palabras de mi padre y las comparaba con las cosas que leo en los diarios y veo por TV. ¡Han pasado tantos años!

Susana Núñez

DNI 0.855.773

En la Red

Coronavirus: en medio de la crisis, el Gobierno sale al auxilio de los clubes con un plan de $500 millones

Facebook

"Gente, paremos, están vaciando las arcas del Estado"- Yamil Dulon

"¡500 millones usalos para los jubilados! Que los clubes vendan jugadores"- José López

"Que fácil cuando la plata es de otro"- Ruben A. Venegas

"Anda a full la maquinita de hacer papeles con números y dibujos sin valor"- Nicolás Daniel Mano

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.