De los lectores: cartas & e-mails

(0)
13 de julio de 2020  • 00:00

Grieta moral y ética

El Presidente ha dicho en su mensaje por el Día de la Independencia que vino a "terminar con los odiadores seriales". En el mismo sentido se manifestó el jefe de Gabinete. Aplaudo los dichos de ambos, pero también advierto que no se ven grandes esfuerzos en el Gobierno para cerrar la grieta de odio. Como de alguna manera me siento aludido, quiero por este medio decirles que si odio tengo, no es contra compatriotas que puedan pensar distinto. Mi odio -y el de muchos que piensan como yo- es contra los corruptos, los inmorales y los que les brindan impunidad desde una posición de poder. Si la intención del jefe de Gabinete es "desarmar rápidamente el discurso de odio", le digo que tiene todas las herramientas para hacerlo. Humildemente creo que vienen haciendo todo lo contrario. No es un programa económico ni una visión ideológica lo que nos divide a los argentinos. Nos separa una gran grieta moral y ética. Eso es lo que nos tiene tan enfrentados en esta hora. Si tan poco resultado les ha dado, ¿por qué no prueban con otra cosa?

Luis María Troncoso

DNI 11.945.671

Argentina, Australia

Excelente la nota de Marcelo Rabossi del 1º de julio. La Argentina y Australia, según Rabossi, son dos países que desde fines del siglo XIX hasta la década de 1930 "parecían compartir destinos": tierras fértiles, riquezas naturales y PBI per cápita superior al de los países europeos. Ahora bien, desde comienzos del siglo XX, Australia, como los otros países que hoy forman parte del llamado Primer Mundo, se subió al tren de la modernidad. Basándose en una educación de calidad, se dedicó a exportar bienes y servicios con mucho valor agregado. Mientras tanto, la Argentina, orgullosa de ser "el granero del mundo", se debatía entre golpes de Estado, instituciones y gobiernos débiles, y una economía sin rumbo. Ojalá toda nuestra dirigencia política (Gobierno y oposición) cayera en la cuenta de que su objetivo no es ganar elecciones, sino trabajar con responsabilidad, honestidad y patriotismo en la reconstrucción de una sociedad que sufre una decadencia centenaria y que necesita con urgencia recomponer los lazos de una convivencia democrática. Hoy el coronavirus ha provocado una tragedia sanitaria global. En nuestro país, además del problema sanitario, se agravaron todas nuestras crisis recurrentes. Sin embargo, toda crisis puede transformarse en una oportunidad. Es de esperar que el Poder Ejecutivo la aproveche y convoque con carácter de urgencia a un consejo nacional pospandemia, que incluya a todos los sectores representativos del país, para definir y consensuar los lineamientos de la Argentina del futuro: una Argentina democrática, plural, justa, moderna y abierta al mundo. Ojalá no volvamos a perder el tren.

Antonio O. Donini

DNI 2.787.609

Confusión

Cuando el señor Presidente alude a los "odiadores seriales" se está refiriendo ni más ni menos que a la oposición, algo tan saludable como necesario en todo régimen republicano.

Cuando el kirchnerismo no está en el poder, en lugar de oposición practica una obstrucción permanente y sistemática. Con este grado de "confusión" la república esta en problemas.

José María Urien

DNI 14.222.854

El odio

El significado de odio, según la Real Academia Española, es: "sentimiento profundo e intenso de repulsa hacia alguien que provoca el deseo de producirle un daño o de que le ocurra alguna desgracia". Hoy se ha instalado en el Gobierno la palabra odio. Ya lo han mencionado varios miembros del gabinete para hacer creer que es lo que quiere implantar la oposición en la sociedad. En realidad el odio siempre fue proclamado a viva voz por militantes kirchneristas, como la señora Hebe de Bonafini, incitando a quemar los campos de soja, o por el señor Luis D'Elía, que instó a colgar a Macri en la Plaza de Mayo. Y actualmente el periodista Guazzora incitó a romper los silobolsas de productores agropecuarios, o sea, a provocar daño, que es sinónimo de odiar. Nunca he visto ni escuchado a un miembro del partido opositor mencionar una palabra de odio hacia el oficialismo ni incitar a provocar un daño a alguien.

Mariano E. Correa

DNI 10.809.024

Populismo sanitario

Felicito a la nacion por su editorial sobre populismo sanitario, y quisiera reforzar con una anécdota basada en un hecho real. Una niña asistida en el Hospital Garrahan padece un pequeño tumor cerebral benigno, no quirúrgico, de buen pronóstico. La familia consigue un certificado de discapacidad. Su domicilio es en Llavallol, pero por la ley de discapacidad la familia escoge y la obra social debe pagar un colegio en Recoleta, una psicóloga en Haedo y una psicopedagoga en Garín. También decide que un vecino, Francisco, sea quien se ocupe de los traslados. ¡La niña debe recorrer un promedio de 46 kilómetros diarios! El costo de los traslados es superior a los demás gastos que debe asumir la obra social por esa paciente. Finalmente se revela que Francisco es pareja de la madre de la niña, que esta pernoctaba los días de semana en casa de su abuela, distante dos cuadras de la escuela, y que la asistencia psicológica y psicopedagógica que se facturaba tres veces por semana solo se realizaba esporádicamente. Buen trabajo para Francisco y su pareja.

Jorge Wasserman

jwasserman63@gmail.com

Guardianes

Sin armas, pacíficamente, solo con banderas argentinas, decenas de miles de personas marcharon el 9 de julio hacia la Plaza de la República, donde está el Obelisco. Superaron en mucho a los que habían ido el Día de la Bandera. Cada vez que se producen acontecimientos que violan las reglas de convivencia republicanas se acercan, como en una profesión de fe, a esa plaza simbólica. Lo interesante es que hacen retroceder, con su presencia, a las fuerzas autoritarias que no quieren la libertad de expresión, que quieren la libertad para los corruptos, que la quieren para sus designios ocultos, que no la quieren para los que piensan diferente. Todos los que fueron (y hagamos votos para que sigan yendo cada vez que sea necesario) se convirtieron así en guardianes de la libertad.

Enrique J. Aramburu

DNI 12.427.203

En la Red

Facebook

Video: un sodero embistió con su camión a uno de los motochorros que asaltaban a una mujer

"Aplaudo a los soderos, pero ver este video me da mucha tristeza. Es lamentable vivir esto"-Carolina Arias

"Y así estamos, mucho cuidado por el Covid-19, pero tenemos el Covid argentino, los delincuentes"- Maca Vizcarra

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.