De los lectores: cartas & e-mails

(0)
31 de julio de 2020  • 01:49

Impunidad y poder

A nadie escapa la intención de dar impunidad a Cristina Kirchner en la propuesta de reformar la Justicia, pero ¿alguien cree que se contentará con una impunidad de cuatro años? El siguiente paso es ganar las elecciones de medio término para reformar la Constitución y perpetuarse en el poder.

Mónica Sofía Pasman

DNI 4.455.534

Contradicciones

Escuché a un respetado periodista decir que por cada frase que dice nuestro presidente hay alguna dicha por él mismo en el pasado reciente que se le opone. Sin duda. Y así conduce nuestro país. Pasa esto, también, con los conceptos emitidos en la presentación de "la reforma" judicial. Como dice Carlos Pagni, no necesitamos reformas, necesitamos justicia. Y luego, sin urgencias, sin segundos propósitos, y con verdaderos juristas, adaptarla y mejorarla.

Juan Carlos Distefano

jcd@sermax.com.ar

Desgracias

Se han perdido cientos de miles de puestos de trabajo y muchos miles de comercios, pequeñas industrias y prestadores de servicios han cesado de existir. Las estimaciones sobre la disminución del nivel de actividad económica son las más altas desde que se lleva registro de ello; la pobreza y la indigencia no tienen mediciones recientes, pero se aprecia a simple vista su crecimiento; los robos a mano armada han crecido de modo alarmante; el conflicto con los acreedores externos sigue sin resolverse; la pandemia no cede; seguimos esperando el anuncio de planes de un gobierno que se desempeña desde hace casi 8 meses y entre bombos y platillos nos informan que van a reformar parte del sistema judicial, incluida la Corte Suprema, y que han designado una comisión de abogados y jueces para hacer algo que no está claramente explicado, con el agravante, insólito y vergonzoso, de que uno de sus integrantes es defensor de la vicepresidenta de la República, procesada por varios jueces que van a ser sometidos a "reformas". Una novela de García Márquez no tendría un conjunto de desgracias tan profuso, pero, seguramente, el final podría competir con la más insólita de ellas.

Guillermo Lascano Quintana

DNI 4.415.520

Jubilado de Quilmes

Mucho se habla y se escribe sobre el jubilado de Quilmes que dio muerte a un delincuente. Pero poco se ha dicho de la Justicia argentina que liberó a un ladrón, condenándolo a muerte y convirtiendo a un jubilado en un homicida.

Jorge Troszynski

troszynski@yahoo.com.ar

Bielsa, un líder

¿Cómo debe ser un líder? Una buena pregunta para todos los argentinos. Analistas, pensadores, sociólogos nos han explicado infinidad de veces que un líder debe poseer capacidad de planificación y conocer sus fortalezas para establecer metas y objetivos con un carácter innovador y responsable. Sin embargo, se olvida lo que es una virtud que lo distingue por sobre todas las otras. Un líder debe tener una total convicción en los valores y principios éticos de su trabajo y en consecuencia actuar con honestidad y transparencia. De tal manera que esa marca quedará en sus dirigidos para siempre. Marcelo Bielsa, actual entrenador del Leeds de Inglaterra, es el ejemplo. Recientemente logró consagrar a su equipo campeón de la liga. Pero todos recordamos que el año pasado, haciendo honor a su forma de actuar, obligó a su equipo, en una instancia decisiva, a dejarse empatar un partido porque consideraba que el propio gol obtenido, aunque convalidado por el árbitro, había sido conseguido en una acción ilegítima. Una de sus tantas ''locuras". Quizás su apodo "el loco" defina como excepcional su natural honestidad, la obsesión por su trabajo y su profesión. Cómo me hubiera gustado encontrar alguna vez alguien así entre nuestros líderes, por ejemplo los políticos, tan afectos a preocuparse por obtener ventajas, mantener su poder a cualquier costo, olvidándose del bienestar de la gente. Ojalá algún día haya entre ellos un "loco" como Marcelo. Mientras tanto, solo nos resta agradecer al señor Bielsa por enseñarnos en definitiva cuál es la esencia de un líder.

Matías Aníbal Rossi

matiasrossi2014@gmail.com

Favaloro

A mí los 29 de julio me pegan fuerte. Quizá porque Favaloro, un año y algunos meses antes de su trágica decisión, operó a mi abuelo homónimo, dándole 20 años más de vida. En una de sus cartas de despedida, expresó: "A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla".

Su suicidio no fue una paradoja, sino un cachetazo a la sociedad argentina: abatido por la corrupción imperante en todo el sistema, se quitó la vida disparándose directo al corazón, el órgano que había estudiado toda su vida y le dio prestigio a su nombre. Dos décadas después seguimos nadando en el mismo lodo putrefacto que aún carcome nuestro futuro. No es un problema solo de la clase política. La dirigencia es el fiel reflejo de la sociedad.

Hasta que cada uno de nosotros, ciudadanos, no condene y rechace la corrupción desde cada acto diario y cotidiano, no podremos aspirar a un mejor pasar. La decisión es nuestra, la tristeza y el sufrimiento también lo serán.

David San Román

davidsanroman91@gmail.com

Paula Lambruschini

El 1º de agosto de 1978, en un atentado terrorista, muere Paula Lambruschini, de 15 años, hija del vicealmirante Armando Lambruschini. Es creencia generalizada que Dios elige las flores más lindas y jóvenes para tenerlas muy cerca en su jardín. Seguramente hoy tendría un hogar con hijos y rodeada del cariño de su familia. No pudo ser. Dios otorga a la conciencia de los hombres el albedrío de ejecutar libremente sus acciones, pero les prohibió matar...

Ante el recuerdo de muy pocos y el silencio de muchos (¿o de todos?), vaya mi homenaje a su memoria.

César Tito Román

polocolon@icloud.com

En la red

Facebook

Inseguridad: más de 4500 presos dejaron las cárceles durante la cuarentena

  • "Es terrible, por eso estamos en peligro, con todos estos asesinos sueltos."- María Victoria Morales Ocampo
  • "Y los honestos pagamos las consecuencias"- Maity Resquin
  • "El resultado está a la vista, es impresionante el aumento de la inseguridad. ¿El Estado? Bien gracias, solo está preocupado en ver cómo logra la impunidad de los corruptos"- Sara Huergo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.