De los lectores: cartas & e-mails

(0)
1 de agosto de 2020  • 00:27

Percepción

Creo que al señor Presidente no tiene una percepción adecuada sobre la reacción del pueblo sobre la reforma judicial. No la festeja, sino todo lo contrario, la rechaza. Lo que queremos es Justicia independiente, eficiente y con mano firme. Que no cajonee expedientes ni que tarde décadas en emitir sus fallos. Y tampoco queremos excarcelaciones que son una burla a los ciudadanos de bien.

Emma Alba Dolorini

emma_dolo@hotmail.com

Independencia

Es tan burdo el proyecto de reforma judicial, tan torpe la planificación, tan obvia la intencionalidad. Desde la comisión de notables, de notables inclinaciones partidarias, hasta el desatino de la oportunidad, en el pico de una pandemia y en medio de una crisis económica colosal.

"Sin Justicia independiente no hay república ni democracia", dijo el Presidente. ¿Valía la pena aclarar? Desde Cicerón se conoce la sentencia.

Guillermo Beccari

DNI 4.554.178

Problema político

No hay ninguna posibilidad de que ningún cuerpo legal funcione bien si sus operadores son malos. Es en la calidad de la designación de jueces, fiscales y funcionarios del Poder Judicial donde debe ponerse el acento. El problema no es legal, es político.

Juan Carlos Sorondo

jcsoro@yahoo.com.ar

Vergüenza propia

Si se tratara de otro país, mi vergüenza sería ajena, pero es el mío y por lo tanto propia: mi presidente dice que la Corte Suprema "está funcionando mal. y (está) virtualmente paralizada". Con ese argumento debió cumplir su obligación funcional de promover el juicio político de sus integrantes "por mal desempeño o por delito en el ejercicio de sus funciones" (art. 53 de la Constitución Nacional); en lugar de proponer un "consejo consultivo para abocarse a la integración y funcionamiento de la Corte Suprema", un invento no previsto en ningún lado, que desnuda su obvia finalidad.

Enrique Munilla

enriquemunilla@gmail.com

Proyecto opositor

El Gobierno anuncia el envío de un proyecto de ley para modificar la Justicia. Al mismo tiempo el Ejecutivo convoca a un grupo de abogados para que lo asesoren acerca de determinados puntos que tienen que ver con ese cambio. Especialmente incluye una modificación en la composición de la Corte Suprema. Al mismo tiempo se propone una reforma en el régimen impositivo para favorecer a quienes han defraudado al fisco en sumas siderales. Por supuesto que la oposición se opone a eventuales reformas que tengan por objeto favorecer a determinados procesados y a quienes han defraudado al fisco en sumas siderales. A mi criterio, lo que hubiera sido importante es que precisamente esa oposición presente un proyecto de ley modificando el Código Procesal o dictando nuevas normas, de manera que los juicios puedan concluir en plazos razonables y que no sigan con apelaciones y pedidos de nulidades y chicanas que hacen que existan juicios que duran más de veinte años sin que uno sepa si el imputado es un delincuente o una persona honesta. Es decir, no esperar el proyecto del Gobierno, sino tomar la iniciativa en un tema que hace a la seguridad jurídica que tanto añoramos.

Gustavo Pittaluga

guspittaluga@gmail.com

Exacerbar el temor

Con mucha sorpresa leo que el gobernador de la provincia de Buenos Aires afirma que el sistema sanitario va a colapsar en la segunda quincena de agosto. Cuesta entender esto cuando desde hace cinco meses estamos viviendo en cuarentena, la cual, según nos dijeron, era para que justamente eso no ocurriera, ya que se estaban preparando. ¿Qué pasó? ¿No tuvieron tiempo? Hasta los testeos necesarios no se hacen. Esta afirmación y las ideas de gobernadores de otras provincias no se entienden. Cerrar las provincias creen que es la solución. Muy simple. ¿Cómo hace cada provincia para vender su producción y pasar a otra? ¿No hay circulación viral en ese caso? No se les ocurre algo mejor. Se aprovechan del temor de la gente y lo exacerban. Así las personas creen que están trabajando para ellas. La demagogia actúa hasta en estos casos.

Cuesta creer que estos funcionarios estén tan mal asesorados. Como siempre estamos desprotegidos y solo nuestra responsabilidad evitará males aún peores.

Marcelo Rojas Panelo

rojaspmvet@gmail.com

Poblar la Argentina

Estoy en un todo de acuerdo con el artículo de Hernán Maurette en la nacion del 20 de junio sobre pensar en poblar la Argentina para sacar de la miseria y el hacinamiento a tantas familias de los ahora llamados barrios populares (o villas). Y coincido con él en que al único que escuché proponer algo en esa línea fue, paradójicamente, a Juan Grabois. Para lograr esto es imprescindible generar un plan de gobierno que seduzca no solo a la mayoría de los argentinos, sino a los propios damnificados por este hacinamiento. Como no vislumbro que quienes nos gobiernan quieran cambiar esta situación, me parece que hoy es el momento oportuno de la oposición para que se una en pos de proyectos que entusiasmen a los argentinos más necesitados y lograr estos votos que hoy no tiene. Para ello, es imprescindible que los distintos sectores de la oposición se unan. En estos días he visto y oído a muchos economistas que indican qué habría que hacer para que nuestro país funcione de forma adecuada para sacarlo de la situación actual. Lo que no escuché de ninguno de ellos es cómo lograr que sobreviva el que nada tiene en el mientras tanto. Porque desde ya que hay que disminuir el gasto público y los planes sociales para lograr el tan ansiado y necesario superávit fiscal. Pero para llegar a ese objetivo hay que dejar a miles de empleados y subsidiados en la calle. Imposible.

Si todos estos economistas, junto con líderes políticos afines, dejaran de lado sus ambiciones personales y se juntaran para proponer un plan que la ciudadanía vislumbre como posible seguramente la oposición ganaría las próximas elecciones.

Jorge A. Young

DNI 4.417.019

Santa Sofía

Quisiera contestar la carta escrita por Mario Nalpatian del 25 de julio. El reciente cambio de estatus de Santa Sofía, la cual fue convertida en mezquita por el sultán Mehmet el Conquistador tras la conquista de Estambul en 1453 como propiedad donada y utilizada como tal durante siglos (481 años), es completamente legal. Dicha decisión se encuentra en pleno cumplimiento del derecho soberano del Estado y el pueblo turcos. Contrariamente a lo que afirma el señor Nalpatian, Santa Sofía no perdió nada de su carácter universal. Turquía continuará preservando el valor universal excepcional, la integridad y la autenticidad de este monumento histórico y mantendrá su compromiso con las obligaciones y responsabilidades derivadas de las normas y convenciones pertinentes de la Unesco. Turquía no cuenta con ninguna agenda oculta en absoluto por entrometerse en los asuntos internos de ningún país, ni en la región ni en ninguna otra parte del mundo. Las acusaciones injustificadas del señor Nalpatian contra Turquía y el presidente Recep Tayyip Erdogan, basadas en la distorsión de los hechos históricos, son en realidad el reflejo de una manifestación de quienes persiguen agendas encubiertas contra nuestra región madre, que, no obstante, se encuentran irritados por la injerencia de Turquía al destruirles sus planes atroces. Sin importar cómo algunos intransigentes intenten distorsionar la imagen de Turquía, la cual se destaca en su región. Además, siendo un arquetipo de la convivencia pacífica entre las diferentes religiones, culturas y etnias, Turquía continuará preservando su tradición centenaria de paz y tolerancia en Anatolia.

S. Vural Altay

Embajador de la República de Turquía en Buenos Aires

Sala congestionada

El 30 de julio al mediodía observé en la clínica de ojos Salud Ocular de la avenida Entre Ríos 850, CABA, que en una sala de espera de 6x6 metros aguardaban junto a mí otros 12 pacientes. Mi obra social, PAMI, en su espesa burocracia, por un motivo u otro, no ha tomado mi reclamo.

César E. Bueno

DNI 93.466.590

Circulación vedada

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires parece no escucharnos. Aunque con mi esposa vivimos en Belgrano, poco antes del inicio de la cuarentena ella partió a San Isidro para estar cerca de su padre, quien padecía una enfermedad severa. Tristemente mi suegro falleció semanas más tarde. Mi mujer permaneció allí para asistir a su madre viuda y, ahora que la situación familiar está estabilizada, tramitó el permiso para el regreso definitivo a nuestro hogar en capital. Fue rechazado. En su documento figura un domicilio anterior, por lo que le piden un contrato de alquiler y un servicio, ambos a su nombre y en nuestra ciudad. No los tenemos simplemente porque adquirí la propiedad antes de casarnos y en todos los servicios figuran mis datos. Enviamos entonces nuestra acta de matrimonio, celebrado aquí, en Buenos Aires, y mi DNI, acompañados de una factura de servicio, donde en ambos figura el domicilio de Belgrano. "Sin excepciones", fue la contundente respuesta oficial. Ruego que si algún funcionario del gobierno de nuestra ciudad comprende lo que sienten dos personas que han perdido a un ser amado, que se aman y que quieren volver a reunirse después de estar alejados cuatro meses que por favor se comunique con nosotros para brindarnos su orientación.

Alberto H. Messidoro

amessidoro@consejo.org.ar

En la red

Alberto Fernández y la estrategia ante la pandemia

Facebook

  • "El único problema que hay es que estamos llegando a fin de año y no se les cae una idea sobre cómo sacar adelante un país devastado. Seguridad cero. Te roban cada vez más" - Rita Tringali
  • "Clarísima, como siempre su explicación. Quien no entiende es porque no quiere. No es una cuestión política, es una cuestión en la que está en juego nuestra vida y la de nuestro prójimo" - Alicia Cabrera
  • "No es el único modo, es el modo que libera al Gobierno de responsabilidad y consecuencias y se las traslada a los ciudadanos" - Enrique Benítez de Lugo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.