De los lectores: cartas & e-mails

(0)
21 de agosto de 2020  • 02:08

Gritos

"Los que gritan no suelen tener razón. Sabemos a qué vinimos", esgrimió el presidente Alberto Fernández como respuesta al masivo, gigantesco y espontáneo "banderazo" del lunes pasado. Por mi parte, continúo mirando y revisando los noticieros que muestran las imágenes del acto del 17 de agosto, buscando encontrar al menos una sola persona que emita un sonido parecido a un grito. De lo que no me cabe ninguna duda es de que sabían "a qué vinieron".

Mauricio Maurette

DNI 13.380.744

Honrar a la Justicia

Quiero expresar mi reconocimiento a la doctora María Alejandra Biotti, jueza en lo contencioso administrativo federal, que, honrando al Poder Judicial que nos legaron los maestros de indiscutida fidelidad a la verdad jurídica, no claudicó en 2013 ni ahora ante el poder político de turno. No lo hizo cuando ordenó al Poder Ejecutivo de aquel entonces no avanzar en el proceso de traslado del monumento a Colón y ahora, ordenando al Senado de la Nación no innovar en el tratamiento del traslado de jueces hasta tanto resuelva sobre la cuestión de fondo. Quien ejercía el Poder Ejecutivo de aquel entonces y ejerce ahora la presidencia del Senado es la misma persona, y en ambos casos fueron desoídos los respectivos fallos judiciales. Más allá de la opinión que pueda formarse la ciudadanía sobre esta lamentable coincidencia, espero que la señora jueza de marras y los tribunales superiores que les corresponda intervenir oportunamente hagan valer los fueros con que la Constitución Nacional los invistiera desde el mismo momento en el que juraron desempeñar fielmente su cargo.

Horacio H. Savoia

Exjuez nacional

Perdón a los médicos

Corresponde que el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, les pida perdón a los trabajadores de la salud que están en primera línea enfrentando el Covid-19, aunque llega tarde. Seis meses tarde. Les tendría que haber pedido perdón cuando el ministro de Salud, Ginés González García, desconociendo lo que estaba pasando en el resto del mundo, subestimó el impacto del coronavirus y se demoró casi dos meses en empezar a preparar el sistema sanitario. Por su desidia, nos tuvieron que aislar varios meses, para que se tuviera tiempo de corregir su ineficiencia y poder cuidar adecuadamente a los trabajadores de la salud, preparar tardíamente protocolos y obtener insumos para protección y testeos a los que realmente nos cuidan. A todos ellos, aprovecho para agradecerles de corazón su enorme esfuerzo y sacrificio.

Hernán J. Lanusse

Hernan636@gmail.com

Tiranías

El ¿"dirigente"? social popular Grabois dijo que habría que multar a los manifestantes del lunes pasado, utilizando el peso de la autoridad. Lo que pide es multar a los que pacíficamente marcharon amparados en un derecho con rango constitucional. Me gustaría oírlo decir lo mismo de los que destrozan edificios públicos durante las marchas contra el opositor político. Pero eso no va a suceder, porque por lo visto Grabois es de los que creen que si el tirano tiene su misma ideología no es tirano.

Gustavo Gil

gustavogil68@hotmail.com

Dignidad

En estos días, uno de los temas que amplían y justificadamente inspiran a los lectores a dejar sus textos es la propuesta reforma judicial, que involucra a un gran número de profesionales del Poder Judicial. Yo también lo haré, pero desde otro lugar. Imagino a los progenitores de esos profesionales del derecho, imagino los desvelos, los sacrificios económicos y de toda índole para que ese hijo o hija pudiera recibir su título. Imagino su desasosiego al ver que una gran parte de los ciudadanos, enarbolando el pabellón nacional, manifiesta su rechazo y le dice un no rotundo a este proyecto. Imagino a familiares, amigos y colegas acercándose a ellos para opinar desde el afecto, para que no pierdan la dignidad y, abrazando el clamor democrático, no participen de esta corrupta "reforma"

Teresa Virgala de Arijón

DNI 4.449.246

Un país que expulsa

Eduqué a mis hijos en un ambiente de amor por la Argentina, resaltando lo bueno que tenemos y transmitiendo que todos los países cargan con sus problemas. Hoy mi hijo, una persona de valores y virtudes, se va del país. Y la razón que esgrime es que no puede vivir en un país en el cual una expresidenta procesada por corrupción, con pruebas irrefutables de su injustificada riqueza obtenida durante su mandato -al igual que muchos de sus funcionarios- se haya postulado como vicepresidenta y haya ganado. Mi hijo considera que eso no es "un problema", sino la señal de que este país no tiene salida porque acepta y banaliza la corrupción y la impunidad. A eso se le agrega la inoportuna y sospechosa elección de una comisión evaluadora de la Corte Suprema de Justicia, de la que forma parte el doctor Beraldi, abogado de Cristina Kirchner. Es demasiado.

Siento mucho dolor, la Argentina expulsa a personas de bien, honestas y valiosas como mi hijo. No tengo respuestas para él.

Clara Rut Halac

claryhalac@ hotmail.com

Papelitos de colores

Si no nos convecemos, de una vez por todas, de que el verdadero problema que padecemos como sociedad es que no tenemos una moneda real, sino papeles de colores, sin respaldo de ningún tipo, que nos intercambiamos unos con otros para obtener bienes y servicios sin tener certeza alguna sobre si el precio pagado o el papel de colores recibido se corresponde con la transacción efectuada, jamás podremos encarar un proyecto serio y sustentable de país.

Enrique Javier Martorell

DNI 10.964.088

Una brújula

Muy importante el artículo en la contratapa de Diana Fernández Irusta ("El odio y sus canales imprevistos"). No solo eso, debería ser la brújula para la urgente reforma educativa, no solo en nuestro país.

Juan Iglesias Pérez

jciglesias@ipegweb.com

En la red

Facebook

Jubilaciones: cuánto menos se cobrará en comparación con la aplicación de la movilidad

  • "El Estado no tiene por qué administrar el sistema jubilatorio... cada individuo debería ser libre de ubicar su dinero donde le parezca"- Verónica Amengual
  • "Vergonzoso"- Lucía Salto
  • "Que horror: han trabajado toda la vida y ahora esto" - Adri De Lazzer

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.