De los lectores: cartas & e-mails

(0)
27 de septiembre de 2020  • 00:00

Carta de la semana

Listas sábana: hora de decir basta

Una vez más se descubre en el Congreso nacional la falta de aptitud moral, de responsabilidad y de preparación de muchos legisladores que acceden a sus cargos por el nefasto sistema de listas sábana, donde se esconden personajes acomodados por la política y que la gente ni siquiera conoce a la hora de votar.

Urge modificar este sistema, pero dudo que se haga, porque son ellos mismos quienes deben hacer el cambio.

Patricio Carli

pcarli@hotmail.com

Plebiscito

En los últimos diez días, mientras en nuestro país asistimos a legisladores que ponen gigantografías y se van, se cambian de ropa en plena sesión o realizan escenas sexuales con una asesora, en Italia ganó un plebiscito para reducir la cantidad de parlamentarios.

¿No llegó la hora de hacer un plebiscito similar en la Argentina?

Adrián Blanco

DNI 17.199.272

Políticos salteños

Lo ocurrido en el Congreso con el diputado Juan Ameri nos interpela a todos como sociedad. Al mismo tiempo, el penoso acontecimiento desnuda el tipo de representatividad que tienen los salteños, desde hace muchos años, en el organigrama del poder político provincial y nacional. ¿A qué se debe esto? La respuesta es muy simple: hay una enorme cantidad de hombres y mujeres, verdaderamente capaces, honestos y responsables, que no se involucran plenamente en la política de su provincia. Con toda lógica, esto permite que ignotos personajes lleguen a ocupar cargos de importancia, como sucedió con Ameri. El suceso tiene que llevarnos a una profunda reflexión. Como dijo alguna vez el dirigente y empresario Robustiano Patrón Costas: "El que se encastilla en su propia dignidad y teme que el barro de la calle lo salpique y no actúa tiene tanta responsabilidad en la mala política como quien la prostituye, porque este ha ocupado el puesto que el otro abandonó por cobardía, por egoísmo o por comodidad".

Enrique Martínez Luque

DNI 25.498.601

Llamado de atención

El grotesco episodio que tanto impactó a los argentinos el jueves pasado, por haber sucedido en un ámbito que debemos suponer honorable, no es un hecho aislado ni una acción solo casual, sino uno de los resultados de la desvalorización expresada por nuestro presidente hacia el mérito como motor del avance social. La calidad moral del diputado implicado, expuesta en forma obscena, nos debe alertar acerca de las condiciones con las que candidatos y funcionarios son seleccionados. De otro modo, la meritocracia tan denostada por el doctor Fernández será más pronto que tarde reemplazada por la esperpentocracia y la grosería, de la que tantos ejemplos propone hoy nuestra política. Será, como ya lo comprobamos casi a diario, el molde al que pretenderán habituarnos.

Está en todos aquellos que consideramos inaceptables estos hechos expresar nuestra indignación y resistirnos en todos los frentes a los avances de esta forma de gestión política.

Jorge Parcansky

DNI 4.190.256

Jugada de ajedrez

Ante las críticas del expresidente Mauricio Macri a la actual gestión de gobierno, desde el kirchnerismo le exigen a Macri una autocrítica de la propia. La misma autocrítica que una parte importante de la sociedad le pide al kirchnerismo por sus 12 años de mandato y de la actual gestión. ¿Y qué mejor posibilidad de una autocrítica que aprovechar lo sucedido el jueves pasado en la Cámara de Diputados? Un desconocido diputado (al menos para la opinión pública) aparece en un acto que atenta contra el buen gusto y el sentido común. ¿No se dio cuenta de lo que estaba haciendo, de que su imagen aparecería por todos lados? Sentar a una mujer en su regazo no es un acto impulsivo y descontrolado. Es un acto pensado. Resulta poco creíble que no haya advertido lo que hacía. Lo que sí parece es que es una jugada inteligentemente pergeñada desde las mismas entrañas del kirchnerismo para dar una imagen de la tan reclamada autocrítica. En ajedrez, serías el sacrificio de un caballo para salvar a la dama.

Adrián Mirochnik

DNI 11.450.594

Atentado al sistema

En línea con el excelente editorial "Cuando la Justicia no se protege a sí misma", es oportuno recordar el documento de la Conferencia Episcopal Argentina "Hacia un Bicentenario en justicia y solidaridad (2010-2016)", en el cual nuestros obispos expresaron: "Aunque a veces lo perdamos de vista, la calidad de vida de las personas está fuertemente vinculada a la salud de las instituciones de la Constitución, cuyo deficiente funcionamiento produce un alto costo social. Resulta imprescindible asegurar la independencia del Poder Judicial respecto del poder político y la plena vigencia de la división de los poderes republicanos en el seno de la democracia. La calidad institucional es el camino más seguro para lograr la inclusión social".

Es por ello que la Junta Directiva de la Corporación de Abogados Católicos ha expresado su rechazo a cualquier maniobra de reforma o de apartamiento de jueces bajo los manifiestos indicios de que su finalidad primordial se relaciona con el trámite de causas de corrupción de funcionarios o exfuncionarios. También rechaza la búsqueda de la posibilidad de gobernar autocráticamente, mediante decretos de necesidad y urgencia o de leyes sancionadas con mayorías legislativas obtenidas merced a negociaciones políticas espurias o forzadas por la necesidad de subsidios económicos -que solo se otorgan de modo discrecional-, con el resultado de dificultar o impedir el control judicial efectivo de los procedimientos en aquellas causas y de las normas que pueden afectar a los habitantes. Todo esto podría constituir un verdadero atentado "contra el sistema democrático" en los términos de la doctrina del artículo 36 de la Constitución, con la consecuente invalidez de los actos en concordancia con el artículo 29, atento al avasallamiento del Poder Judicial por parte de los otros poderes del Estado, mediante la sanción de actos legislativos y ejecutivos viciados de claro desvío de poder.

La Corte Suprema de Justicia debe restablecer de inmediato el orden constitucional alterado, so pena de incumplir el juramento de fidelidad a la Constitución, al encontrarse en juego instituciones básicas y fundamentales de la república.

Pedro Andereggen

Presidente de la Corporación de Abogados Católicos

pedroandereggen@gmail.com

Al joven profesional

En los últimos años, los jóvenes profesionales argentinos hemos vivido en carne propia las frustraciones y decepciones que reiteradas promesas rotas y expectativas fracasadas han marcado nuestras incipientes carreras. Pierde brillo y genera desesperanza esa promesa de país que nunca llega. Un sentimiento de profunda angustia nos atraviesa cuando observamos que semana tras semana nos hacemos más pequeños, más débiles, más pobres. Salimos de nuestras casas de estudios con intención de "comernos" el mundo, de tomar desafíos personales y profesionales, sin importar los sacrificios. Menciono solo uno de ellos: las innumerables horas que hemos desatendido a nuestras familias y amigos, horas que podrían haberse dedicado al ocio y se usan para cumplir con nuestras responsabilidades y para honrar los trabajos con los cuales nos hemos comprometido. Decisiones que forjan nuestra formación profesional y humana.

¿Y hoy? Al final del camino, incertidumbre y desesperanza, una percepción poco nítida y confusa de lo que vendrá. Eso es lo que surge también de las conversaciones entre colegas. Algunos tienen la idea de "largar todo", de optar entre puestos en el país o en el exterior, más redituables pero que atentan y nada tienen que ver con los proyectos a los que hemos decido apostar oportunamente.

Ante esta percepción de desesperanza y frustración, solo tengo una palabra: fortaleza. Convoco a los jóvenes profesionales a no bajar los brazos, a seguir resistiendo. Nosotros -y no aquellos que dicen saber- somos los que verdaderamente cambiaremos el rumbo. Superaremos esta crisis con templanza y prudencia, enfocándonos para sortear estos malos años. No nos robarán nuestro futuro, me niego a permitirlo. Es momento de apostar por esos estudios procrastinados, por esa experiencia laboral rezagada, por apretar los dientes y seguir, que de todo esto saldremos engrandecidos y más fuertes. Porque (y que no queden dudas al respecto) nos llegará la hora de tomar las riendas, y en ese entonces, encauzaremos a la Argentina al lugar que una vez supo tener y del que nunca debió irse.

F. Nicanor Berola

DNI 37.234.686

En la red

Facebook

El fuerte descargo de Juan Ameri tras su renuncia: "Están haciendo una caza de brujas"

No sirven las disculpas, ni todo lo que dice"- Cecilia Moreno

"No, las horas de trabajo solo se dedican al trabajo, que se debe respetar y agradecer, y más en este momento, y por la seriedad de los temas" - Ana Vaamonde

"La verdad es que con los políticos que tenemos somos el hazmerreír del mundo" - Elena Alonso

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.