De los lectores: cartas & e-mails

(0)
1 de octubre de 2020  • 00:05

Vacantes

La Corte Suprema acertadamente decidió tratar el per saltum por el tema de los traslados de los jueces. No obstante, cabe señalar que si el Consejo de la Magistratura cumpliera adecuadamente su función, acelerando los concursos, no habría necesidad de cubrir vacantes trasladando jueces. Del mismo modo, si el Senado no demorara años en dar los acuerdos a los ternados por el Consejo y el presidente de la Nación en designarlos. Existen más de 100 vacantes en el fuero federal y nacional entre todos los fueros, la mayoría de las cuales podría ser cubierta con los candidatos de los concursos ya realizados. Ello pone en evidencia que si realmente hubiera interés en mejorar la Justicia, se empezaría por lo que está al alcance de la mano, que es cubrir las vacantes existentes, sin necesidad de apurar una reforma judicial, que es inoportuna, costosa y amerita un debate más profundo.

Carlos José Mosso

DNI 12.046.471

Meritocracia

El episodio bochornoso del diputado Ameri amerita imponer la meritocracia para el acceso a cargos públicos.

Diana Echaide

DNI 5.706.754

Ley Micaela

La ministra Gómez Alcorta ha imputado a los jueces de la Corte el incumplimiento de la ley Micaela, pues no se han sometido a las capacitaciones en materia de género a las que obliga su artículo 6. La ministra no se ha privado de señalar que tal sometimiento del alto tribunal tiene una virtud ejemplificadora sobre todo el Poder Judicial. Vale señalar que la ley Micaela presenta serios problemas legales y constitucionales. El problema legal consiste en que la "temática de género" de sus capacitaciones son un contenido abierto, hoy provisto exclusivamente por la militancia feminista del Ministerio de la Mujer; estos contenidos son contrarios al pensamiento y las creencias de la inmensa mayoría de los argentinos, empezando por las mujeres. El segundo problema es constitucional e igualmente grave, consiste en que funcionarios del Poder Ejecutivo impartan este adoctrinamiento a los jueces de la Corte, con el objetivo confeso de enviar un "mensaje claro" a todos los jueces, que también deberán someterse a esas capacitaciones. Tal situación de adoctrinamiento del Poder Ejecutivo sobre el Judicial resulta inconciliable y violatorio del sistema constitucional de separación de poderes.

Es más, el Estado no se encuentra constitucionalmente legitimado para impartir adoctrinamiento ideológico a ningún ciudadano o habitante de nuestra patria, sean o no funcionarios públicos; tal accionar viola de modo flagrante y de consuno -directa e indirectamente- los arts. 2, 14, 15, 16, 18, 19, 20, 25, 27, 28, 29, 31, 32 y 33 de la Constitución. Una de las libertades fundamentales de nuestro sistema constitucional es la de pensamiento, incompatible con cualquier forma de adoctrinamiento obligatorio impartido desde el Estado. El fuerte componente autoritario -orwelliano- que informa a la ley Micaela se manifiesta en su artículo 8, que contempla la posibilidad de que exista un registro público -de carácter infamante- de aquellos funcionarios que se resistan a recibir sus capacitaciones, sumado a sanciones disciplinarias. ¿Llegarán a reglamentar la portación de un sambenito inquisitorial a los funcionarios, legisladores y jueces -incluidos los de la Corte- que se nieguen a recibir estas capacitaciones?

Juan Manuel Soria Acuña

Vocal del Tribunal Fiscal de la Nación

DNI 23.309.646

Abusos bancarios

Hace unos meses vi con asombro cómo Sarita, la empleada que trabaja en casa hace varios años, nos pedía ayuda por estar hundida en deudas. En solo unos meses había acumulado una deuda de más de $80.000 al banco donde hace algunos años -con ánimo de bancarizarla y que pudiera compartir su sueldo con su familia en San Juan- le abrí una cuenta. Ni lento ni perezoso, el call center del banco le había vendido: un seguro de incendio (no tiene casa), un seguro de vida (no tiene marido ni hijos), un seguro de robo de cartera (trabaja con cama, sale poco), un seguro de robo de celular, un seguro de robo en cajero automático y ya no recuerdo cuántos otros seguros más. Por haber sido pagadora puntual de toda esta sarta de seguros que no quería ni necesitaba, fue contactada para retirar como premio una estadía en Córdoba. Para su sorpresa, el premio se retiraba en una concesionaria. Como era de esperarse, los profesionales del garketing la engatusaron y salió de aquella concesionaria con un plan de 84 cuotas para comprar un cero kilómetro (no maneja) y sin su estadía en Córdoba. La falta de escrúpulos me indignó. El banco, además de haberle vendido todo lo que no necesitaba, la hundía más dándole descubiertos con un interés del 180% y no respetaba el límite de gasto de su tarjeta de crédito para poder seguir cobrándole la cuota de los 7 seguros que le habían vendido.

Ante todo esto me pregunto, ¿cuál es el propósito de un banco? ¿Es aprovecharse de la ignorancia financiera de los más pobres para venderles lo que no necesitan, con el solo afán de aumentar su lucro? Seguimos esperando una explicación del banco.

Marcela Blaquier

DNI 23.277.758

Toma de tierras

Respecto de la toma de tierras en Guernica, un comentario: cuando los delincuentes en un asalto negocian con la policía, habitualmente lo hacen para contemplar las condiciones de su arresto, pero nunca por la titularidad del botín, ¿o me equivoco?

Armando Benegas

abenegas05@gmail.com

No son aduanas

Días atrás se publicó el reclamo al Gobierno de Juntos por el Cambio para la eliminación de aduanas internas que impiden la libre circulación de los ciudadanos por todo el país. El encasillamiento de este petitorio, al definir como aduanas tales restricciones, es erróneo, dado que la función de estos organismos es el de cobrar derechos que gravan mercaderías de importación y exportación, actos estos totalmente diferentes a la implantación de barreras y retenes, cuyos mentores han tergiversado federalismo por feudalismo.

Rodolfo Leandro Salomone

DNI 4.313.335

En la red

Facebook

La muerte de Quino

"¡Genio inmortal! Crecimos, reímos, hasta lloramos"-Norma Cordero Hernández

"Gracias por el respeto, por su humor reflexivo y crudo, por ponernos un espejo como sociedad"- Fely Hilbig

"Adiós a un grande "- Susy Romanelli

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.