De los lectores: cartas & e-mails

(0)
13 de octubre de 2020  • 00:00

Caminos en común

La situación actual de nuestro país exige que los ciudadanos debamos -además de trabajar e intentar salir adelante de esta pandemia- tener que marchar para recordarles y exigirles a nuestros gobernantes que queremos vivir en un país libre, a pesar de las dificultades que tengamos que sortear. Espero con esperanza que todos los argentinos podamos de una vez por todas buscar caminos en común y dejar de lado las diferencias que no nos ayudan a crecer como nación.

Miguel Martín y Herrera

DNI 14.525.621

Trato

Si los mapuches decidieran tomar tierras o propiedades en El Calafate, ¿se les daría un trato similar al que les dieron a los mapuches del lago Mascardi?

Susana Albi

DNI 2.938.748

Confianza y riqueza

Excelente la carta del lector Leónidas Facio. Hace unos 30 años leí el libro Confianza, de Francis Fukuyama, y quedé impactado con un tema, al que creo no se le presta la debida atención. Es obvio que tanto lo que se plantea en la carta como en el libro sería algo impensable en nuestro país, y en la mayor parte del mundo, pero creo que su lectura nos pondría en claro cuánto nos cuesta a los seres humanos no tenernos confianza y que no la tenemos porque nunca la generamos. Escribe Fukuyama: "La confianza, por sí sola, es generadora de riqueza". Más claro, echémosle agua. No hace falta mucha imaginación para darnos cuenta del gasto que genera la desconfianza, el estar vigilando todo, todo el tiempo, policías, inspectores, juzgados, etc. Por supuesto es utópico todo el desarrollo económico de lo que puede generar la confianza, pero lo que manifiesta Facio no es utópico, en muchos otros países funciona y bien. Es utópico para nosotros, que, si bien nunca fuimos confiables -como bien lo describe Enrique Santos Discépolo en "Cambalache2-, desde la década del 30 hemos ido descendiendo sin pausa hasta hoy, cuando, en medio de la ruina sanitaria y económica del país, la única preocupación de quien dirige los destinos del país es reformar la Justicia para evitar ir a prisión.

¿Podría alguien iluminarnos para que, sin llegar al utopismo, podamos generar esa riqueza que malgastamos vigilándonos en todos nuestros actos? ¿Y sobre todo dentro de quienes nos gobiernan?

No creo que requiera más análisis Esperemos y soñemos, quizá nos ilumine un ángel y cambiemos. Gracias a Leónidas y gracias a la nacion por publicar tan hermosa carta.

José María Becker

DNI 4.402.245

Rol de la escuela

Se suele escuchar que se debe educar para el futuro. Hoy más que nunca este pensamiento es en parte erróneo, por lo incompleto de la mirada sobre el importante rol de la educación. En estos momentos de pandemia, cuarentena y aislamiento, se pone en evidencia lo fundamental de la educación en el presente de los niños y adolescentes y, en especial, lo vital de la escuela en la vida de los alumnos y sus familias. El día a día se ha visto afectado, en pequeña o gran medida, en las funciones que cumple la escuela en cuanto a lo psicológico, lo identitario, lo social y hasta lo económico de millones de chicos y sus familias.

Si bien la educación en general no se ha interrumpido y las clases han continuado en distintos formatos y maneras, la escuela está dejando un vacío muy grande. Es por eso y mucho más que la educación en la escuela es la que posibilita el cambio en la realidad cotidiana, que, obviamente, impactará en el futuro de los millones de niños y adolescentes del país.

Miguel López Alconada

DNI 20.233.931

Maltrato

Después de siete meses de no ver a mi hija y su familia, decidí que ya era tiempo de aventurarme a cruzar el país e ir a Mendoza, donde viven. El viaje fue fluido; la ruta 7, en muy buen estado, pero al llegar al límite con San Luis me hicieron bajar de la ruta y ponerme en fila en una espera de no menos de tres horas, hasta que viniera el móvil a buscarnos para llevarnos a los confines de la provincia. Les pedí que me precintaran el auto, a lo que me respondieron: "No corresponde". Pero sí corresponde detener a un ciudadano tres horas con un calor sofocante y un viento que arrastraba, con la arena del desierto sanjuanino golpeando la piel y un puesto policial con un baño que no se limpió desde que lo inauguraron, sin jabón, sin papel, sin llave, etc.

Estoy cansada del maltrato de quienes nos gobiernan, de su falta de criterio y de la creencia de que pueden imponer sobre nosotros todos sus caprichos.

Mercedes Romero

DNI 14.950.311

¿Qué vas a decir?

Apoyaste una dictadura que día a día se iba haciendo más cruel, más patética y sanguinaria. Que torturó, encarceló, mató e hizo desaparecer a miles de inocentes. Que expulsó del país a más de cuatro millones de personas, que, desesperadas, huyeron tratando de salvar su vida y su libertad. Dictadura que destruyó la economía de uno de los países más ricos del mundo, con las mayores reservas petroleras, y lo convirtió en un país de salario de 1,25 dólares al día. Dictadura que convirtió el negocio del narcotráfico en su fuente de divisas. Denostaste el informe de las Naciones Unidas, firmado por Michelle Bachelet, una honrada política de izquierda (¿no era del palo?). Más temprano que tarde la dictadura de Maduro va a implosionar. Recién entonces se conocerán las atrocidades, los crímenes, las torturas y las desapariciones hoy ocultos por el terror en que viven los venezolanos. Entonces... ¿qué vas a decir? ¿Que no sabías lo que pasaba? ¿Que nunca pensaste que se pudiera llegar a ese extremo? ¿Que son mentiras del poder concentrado?

Pensalo, en el fondo sos una persona buena, no dejes que el resentimiento, el odio, o la lealtad partidaria te anulen la capacidad de ver la realidad.

Si no reaccionás ahora... ¿qué vas a decir ?

Ricardo Ribatto Crespo

CI 6.592.211

En la red

Facebook

Tragedia en un bar de San Miguel

"No sé cómo la gente acepta tener en la mesa una 'bomba' de alcohol y encima que se rellene ahí mismo con más alcohol... Bastaba con tener una vela en cada mesa"- Víctor Rivera

"Negligencia en cuanto a los protocolos y para colmo sin las condiciones respectivas para la apertura. La intendencia también debería hacerse cargo"- Ezequiel Ortiz

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.