De los lectores: cartas & e-mails

(0)
26 de octubre de 2020  • 00:05

Llamativo

Es llamativo que en pleno fracaso del manejo de la pandemia, la incertidumbre ominosa por la economía, el creciente malestar social generado por la delincuencia y las usurpaciones y la irritación generada por la interferencia sobre el Poder Judicial, el Ejecutivo insista en impulsar en el Congreso la ley del aborto. Yo me pregunto: ¿son o se hacen?

Enrique Vidal Bazterrica

evidalbazterrica@gmail.com

evidalbazterrica@gmail.com

Debate obligatorio

Meritocracia significa los merecimientos que se requieren para gobernar (cracia significa "gobierno"). ¿Cómo saber quiénes son los que poseen las mejores aptitudes para gobernar? Mediante un sistema transparente de discusión pública y una ley de debate a la cual estén sujetos todos aquellos que quieren obtener representación política electoral. Por eso propongo anexar a la ley de las PASO la obligatoriedad del debate de todos los precandidatos. Podría llamarse Debate Electoral Reglado Público Obligatorio (Derpo); este anexo permitirá una participación cualitativa mayor que legitimará la política.

Participar es ser parte como par.

Daniel Maccagnoni

DNI 11.987.695

Un tiro

La propiedad privada es no solamente un concepto económico y legal, sino también que su existencia y reconocimiento señalan dos formas de vida y de cultura. Nuestro país, de acuerdo con la Constitución que nos rige, señala claramente en su artículo 17 que la propiedad privada es inviolable y que en consecuencia es el Estado el cual debe garantizar ese derecho. Nuestro país atraviesa una crisis institucional y moral que ha sepultado todo ordenamiento jurídico, que ha enlodado leyes y normas para proteger a hijos y entenados, que ha pisoteado los derechos más elementales del hombre y del ciudadano con la complicidad del Estado y la complacencia de la Justicia. La propiedad privada está amenazada por malones de ideología diversa, malandrines protegidos por funcionarios de cualquier laya y ante la vista ciega de la autoridad policial que, temerosa del castigo en caso de una actuación contraria a la voluntad del príncipe, no actúa.

Entonces, ¿quién protege nuestra propiedad? Parecería que ante el agujero negro del cual nadie puede escapar, como las partículas presas de su campo gravitatorio, no queda otra solución que la defensa propia. Que cada propietario defienda lo suyo. ¿No significa esta premisa el principio del caos? Hace unos días escuché comentar a Santiago Kovadloff, tratando precisamente este tema, "...que no se le escape un tiro a un entrerriano...". ¿Por qué? Porque este hecho sería la mecha de una explosión social violenta y daría el argumento que espera el gobierno populista para sostener que la propiedad privada no tiene ningún fin social republicano, y allí moriría el derecho a la propiedad.Los tiempos vuelan y los hechos se precipitan, estamos en un país sin timón y con un capitán que no está la altura, hay que tener cuidado con el tiro que menciona Kovadloff. Podría ser el inicio de un enfrentamiento sin fin, dramático y sangriento.

Florencio Olmos

DNI 5.941.080

VTV: ¿para recaudar?

El miércoles pasado realicé la VTV de mi automóvil, que fue suspendida en abril, en virtud de la cuarentena por el Covid-19. Al habilitarse nuevamente las verificaciones, por la numeración de la patente de mi auto, tenía que realizarla en octubre. Como corresponde pedí mi turno y me presenté. Al recibirme en el lugar de la verificación, me informan que en abril del próximo año, tengo que volver a verificar el auto. Es de público conocimiento que las VTV se realizan en forma anual, por lo que no entiendo por qué debo volver en abril de 2021, transcurridos seis meses solamente. Siempre consideré importante tener mi auto en condiciones, por mi propia seguridad y la de las demás personas. Por consiguiente, nunca cuestioné las verificaciones. Ahora bien, teniendo en cuenta la situación actual que vive el país, me parece un despropósito tener que volver a pagar en abril una nueva verificación. Entiendo que el gobierno de la ciudad de Buenos aires necesita recaudar dinero, pero esta no es la forma adecuada. Espero que alguna autoridad pertinente de CABA tome nota y revea esta situación.

Oscar Eduardo Parrado

DNI 10.539.991

Burocracia

A fines de febrero fui convocado como profesor de Historia por una escuela pública de CABA, donde en 2019 me desempeñé como suplente, para reasumir el cargo a partir del 4 de marzo. Asumí el cargo en forma presencial y luego de declarado el aislamiento continué ejerciéndolo en forma virtual (con un blog específico para el curso y clases por Zoom). En junio se me informó que mi expediente había sido rechazado por un "error involuntario" en su confección y que debía dejar el cargo, pese a que calificaron mi desempeño como "excelente". Al día de hoy nunca cobré un peso por mi trabajo. Pero el Estado lleva gastado en burocracia mucho más dinero que el que se me debe (aproximadamente $ 12.000). ¿Cómo? El expediente de reconocimiento de servicio que se abrió para pagar lo adeudado ya ha pasado por tres direcciones del Ministerio de Educación, dos del Ministerio de Hacienda, la Procuración y actualmente está en una Dirección del Área Jefe de Gobierno. Todas las instancias anteriores han dictaminado que se cumplen los requisitos para destrabar el pago. Pero, a ocho meses de haber tomado el cargo, sigo sin cobrar lo trabajado.

Cuando la burocracia gana, la educación pierde por goleada.

Juan Scollo

DNI 25.846.075

En la red

Facebook

Pandemia. "Nuestra economía llegó a un límite". Muchos colegios anunciaron que cerrarán

"No es esa la razón. Es que quieren lograr gente sin educación para que los voten eternamente"- Mabel Rodríguez

"Están logrando todos sus objetivos. Por el que volvieron. Y nosotros, simples espectadores"- Carlos Castro

"En la actualidad, en la Argentina, las escuelas y universidades del Estado son semillero de militantes kirchneristas, son fábricas de adoctrinados"- Avary Mardaspan

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.