De los lectores: cartas & e-mails

(0)
5 de noviembre de 2020  • 00:12

Acuerdo nacional

Se habla de la necesidad de un acuerdo nacional, algo evidente ante la crisis sanitaria, económica e institucional en la que vivimos. Sugiero, a modo de propuestas, diez puntos de compromiso y consenso básico: 1.- Respeto y cumplimiento de los postulados de la Constitución nacional (se sugiere que en un acto simbólico se realice un nuevo juramento a la misma por parte de los integrantes más representativos de los tres poderes). 2- Respeto a las instituciones y a la división de poderes (se sugiere que en un gesto patriótico se modifique por consenso el proyecto de reforma judicial contemplando el interés general). 3- Declaración expresa de defensa del derecho a la propiedad privada y de la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos. 4- Seguimiento de una política exterior de apertura al mundo y condena a las dictaduras y a la violación de los derechos humanos, especialmente en Venezuela. 5- Declaración expresa del derecho a la educación y de esta como una necesidad esencial y básica en tiempos de pandemia. 6- Derecho a la seguridad del ciudadano y condena del delito y a la liberación de presos sin respetar los plazos de condena. 7- Establecimiento de un límite al déficit fiscal. 8- Establecimiento de un límite a la emisión monetaria. 9- Respeto a las leyes vigentes de ajuste jubilatorio. 10- Reforma política y disminución del gasto político, con eliminación de listas sábana, voto digital, supresión de asesores del Congreso, reducción de salarios de los legisladores, cobro del impuesto a las ganancias a todos los funcionarios públicos, etcétera.

Jesús María Silveyra

silveyraj@gmail.com.ar

Decisiones arregladas

La reciente resolución de la Corte Suprema trae a mi memoria esos latines que aprendimos hace tiempo: ad usum Delphini, que nos enseñaban que se empleaban irónicamente a propósito de algunas decisiones arregladas con un fin interesado.

Dr. Eduardo Martiré

DNI 4.083.118

Salida del laberinto

Cuanto más cerca estemos de la colonización de la Justicia y la impunidad, más lejos vamos a estar de las inversiones y la salida del laberinto.

Fernando J. Figini

DNI 4.813.359

Perdió la Justicia

Se acabó la espera. Y la esperanza. Nos queda un sabor muy amargo. Tiraron la Justicia por la ventana. Con una noble excepción, el doctor Rosenkrantz, que no alcanzó, por ser minoría. Ganó el miedo. Perdió la Justicia. Perdió la república. Nos costará mucho remontar tanta pérdida, si es que podemos hacerlo. Nos queda una gran tristeza.

Ricardo Pinhas Slelatt

pinhasricardo@yahoo.com

¿Conciencia tranquila?

¿Se puede vivir en paz y con la conciencia tranquila en un país -descarto el término república- donde los tres poderes están abocados a cambiar a los jueces que deben juzgar la existencia o no de las responsabilidades políticas de sus exgobernantes?

Benjamín Torres Argüello

DNI 13.334.589

Votos en el exterior

En los últimos días vimos votar en la Argentina a miles de ciudadanos italianos y bolivianos, lo que significa que no olvidan a quienes debieron emigrar por diversas razones. Las autoridades argentinas deberían imitarlos, por la existencia actual de una importante emigración, y encima de los mejores, que fueron echados del país por falta de oportunidades y futuro en su propia tierra. Pero no lo harán porque el gobierno nacional sabe que nadie vota a quien lo maltrata.

Enrique Munilla

DNI 4.433.538

Reino del revés

Los presos se amotinaron, tomaron rehenes y consiguieron a cambio que vuelvan las visitas familiares, suspendidas desde marzo. Los chicos están sin clases desde la misma época, encerrados en sus casas, rehenes del miedo de los adultos, que, se supone, deben velar por su bien. Si los delincuentes tienen más derechos que los alumnos, estamos condenados a vivir en el reino del revés.

Eduardo Cazenave

DNI 18.562.666

Mirar lo importante

El señor Roberto Aróstegui, en su carta "Alternancia", del 2 de noviembre, culpa a la "dinastía" Posse por el estado de las veredas (de paso: las veredas son responsabilidad del vecino). Nada dice por ejemplo de los tres hospitales y los nueve centros de salud que construyó esa misma "dinastía", que hoy en plena pandemia permitieron a San Isidro contar con un sistema de salud del primer mundo y abrir la actividad económica y recreativa hace cinco meses, lo que genera envidia entre los vecinos de las localidades lindantes. Incluso entre los del "idílico" San Fernando, que cerró por completo su economía y recreación porque recién el año pasado inauguró el primer hospital municipal para atender a los contagiados de Covid-19. Es tiempo de mirar lo importante.

Carolina Varela

varelacaro13@gmail.com

Estadísticas

Veo muchos científicos muy ocupados en atrapar el virus, comprar vacunas que nadie sabe si servirán para las nuevas variantes que aparecen (española), llevando estadísticas de muertos, donde faltan unos miles que mágicamente desaparecen. Pregunto: ¿podemos saber cuántos fallecidos hay hasta la fecha por influenza, bronquitis, cáncer, accidentes, asesinatos, etcétera? Serviría para comparar y establecer cuán importante es el Covid-19.

Tomás Fernández Iramain

iramaint@gmail.com

Un Rosedal para todos

Quizá por las últimas lluvias o porque estuvo cerrado siete meses, El Rosedal luce esplendoroso. Siempre en los últimos años estuvo muy cuidado y limpio. Aplaudo que no dejen entrar bicicletas ni hacer pícnics. Pero hay algo que se debería hacer y es urgente: dejar que los discapacitados en silla de ruedas puedan acceder a disfrutarlo. Desgraciadamente, no hay forma de hacerlo porque las piedritas del parque impiden la circulación. No es difícil hacer una pequeña vereda para que las sillas de ruedas puedan incorporarse y acceder a esta maravilla. Señor jefe de gobierno, en esta época de inclusión, creo que esto es más que necesario.

Inés García Oliver

DNI 4.728.690

En la red

Facebook

Baradel criticó a Soledad Acuña por el regreso a clases presenciales

"Dejen trabajar a los docentes, dejen concurrir a los niños a la escuela. ¡Merecen educación, por favor!"- Raquel del Valle Gómez

"Difícil entender a esta gente que por la educación hace la nada misma" - Valeria Oruezabala

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.