De los lectores: cartas & e-mails

(0)
8 de noviembre de 2020  • 00:02

Carta de la semana

Fuga de cerebros

Tengo 23 años y un gran deseo de desarrollarme profesionalmente en el país, pero me cuesta ver un futuro aquí. Han sido muchos conocidos y amigos quienes han abandonado el país en busca de mejores condiciones de vida. Dejar atrás a los amigos y la familia es duro. A lo largo de la historia de nuestro país, los sucesivos gobiernos han optado por construir y, paradójicamente, destruir el camino a transitar por los nuevos portadores de capital humano. Luego de cada crisis, se han producido emigraciones de jóvenes profesionales, relegados por la falta de oportunidades. A esto se lo conoce como "fuga de cerebros". ¿Por qué de cerebros? Los jóvenes portan, además del conocimiento adquirido a través de la experiencia y la educación, un conocimiento innato propio del momento en el cual nacen. Para ellos el proceso de adaptación al cambio ha sido y es menor. El impulso de políticas públicas orientadas a satisfacer una juventud deseosa de trabajar y con ansias de desarrollarse profesionalmente podría generar el efecto inverso. Cada nuevo gobierno tiene la posibilidad de elegir crear o no oportunidades para retener a sus jóvenes proporcionándoles un futuro alentador. Todavía tenemos tiempo para hacer algo. El futuro del país, nuestro futuro, depende de eso.

Francisco Busellini

DNI 40.675.170

Derrota de Trump

Por fin se acabó la era Trump, un período en el cual hubo que soportar su soberbia y petulancia. Un mal ejemplo para EE.UU. y el mundo. Un personaje populista que nos trae a la memoria lo que hemos vivido y vivimos en este país, con su carácter irascible y su falta de clase y tino, que no se condicen con la investidura de un presidente. Cometió muchos yerros en política exterior, producto de su arrogancia y las influencias nefastas de su entorno. Minimizó el tema Covid-19, siendo el responsable de su propagación en EE.UU., incluso dando él un mal ejemplo y desafiando sin protección esta enfermedad y lamentablemente dejando muchos afectados y muertos. Lo mejor que puede hacer es dedicarse a sus negocios y no ensuciar más la política.

Rodolfo Castello

rccastello@hotmail.com

Justicia sin respaldo

La resolución de la Corte con su decisión en relación con los jueces que intenta desplazar la vicepresidenta no da la seguridad a la ciudadanía de que los jueces tengan el suficiente respaldo para ejercer su función. Es la Corte la representante del Poder Judicial y como tal entiendo que no puede dejar en una posición de debilidad a sus propios magistrados, que juzgan al poder político por sus actos. La Justicia es el pilar de una nación y para ser tal debe tener una delegación de autoridad en su accionar.

Ricardo Bordman

ricardo.bordman@gmail.com

Estabilidad en riesgo

La última decisión de la Corte Suprema que determina que los jueces Bruglia y Bertuzzi solo permanecerán transitoriamente en sus cargos constituye un mensaje a los más de 70 jueces que han sido trasladados en forma similar a ellos. El mensaje es tengan precaución antes de procesar o condenar a funcionarios por delitos de corrupción, ya que su permanencia en los juzgados se verá en peligro. El antecedente es claro. De todos los jueces trasladados con el mismo procedimiento, solo se han visto afectados los que condenaron o procesaron a funcionarios por delitos de corrupción. Desde ahora los jueces no podrán aplicar estrictamente las leyes si desean permanecer en sus puestos; los que persigan la corrupción deberán estar dispuestos a poner su estabilidad en riesgo.

Alfredo Andreotti

xintetico@mac.com

Pobrismo

Muy ciertos algunos conceptos vertidos por Miguel Ángel Pichetto en su artículo publicado el 6 de noviembre sobre el pobrismo, la doctrina social de la Iglesia y el peronismo. Lo que el autor omite es que la doctrina social católica nunca propugnó la creación de un Estado elefantiásico e ineficiente, un sistema de sindicatos únicos y un proteccionismo industrial desmedido, tres banderas peronistas que destruyeron la posibilidad de desarrollar un sistema dinámico de empresas privadas y un sector del trabajo de alta productividad, capaz de competir con los mejores del mundo. La inflación endémica y sus secuelas de raquitismo financiero, falta de crédito y huida de capitales son también marcas registradas del peronismo. No fue este el modelo ni de Alemania, ni de Francia o Italia, ni de Bélgica u Holanda, ni de ninguno de los países escandinavos. El artículo del señor Pichetto contribuye a aclarar cosas importantes, pero en otras contribuye a la confusión.

Martín Lagos

martinlagos@outlook.com

¡Despabílense!

Le dice el economista Juan Carlos de Pablo al Gobierno, ¡despabílense! Aunque así lo hagan, es obvio que no saben lo que hacen. Un gobierno que intencionalmente creó todas las condiciones para la tormenta perfecta tiene pocas opciones de llegar a buen puerto. Luego de casi un año de gestión, aún no puede mostrar un plan económico, estrategias de inversiones o alentar políticas de crecimiento del sector privado, el único que puede generar trabajo genuino. El grado de improvisación es alarmante y el único avance notable es el de haber garantizado la impunidad de la vicepresidenta y de exfuncionarios de la gestión kirchnerista, con al apoyo tácito de una Justicia temerosa y de un presidente sumiso y renuente a mostrar signos del liderazgo imprescindible para sacar a la República de semejante crisis.

Carlos Alejandro Arteaga

DNI 10.736.136

Covid-19

Estimados funcionarios del gobierno nacional, ¿me podrían explicar cómo la suma de los recuperados más los fallecidos es superior al total de los casos diagnosticados?

Mauricio Balumelli

DNI 14.013.837

Handicap

Al leer la carta del señor Manuel Campos Carlés, expresidente de la AAP, quien critica la decisión del actual consejo directivo de la institución, me veo en la necesidad "de salir de punta". Si se considera, como dice el autor, que lo que hace la resolución es "sentar jurisprudencia, para el futuro", bueno sería tener en cuenta que la pandemia impidió los partidos en nuestro país, lo que evitó observar a los jugadores para modificar su handicap, aspecto que no ocurrió con Poroto Cambiaso (jugó en Inglaterra con éxito).

Asimismo, la excepcionalidad de tener un joven de 14 años jugando con su padre la triple corona es para tener en cuenta, y no creo que afecte la ética deportiva, ni los intereses patrimoniales, ni la figuración personal. "En la cancha se ven los pingos".

Finalmente, sugiero a Junior que vaya a los palenques, desensille y disfrute con el éxito del torneo, con la ayuda de Dios.

Jorge José Echezarreta

DNI 8.421.780

Vallas

Las veredas de los alrededores del Congreso de la Nación -calles Combate de los Pozos e Hipólito Yrigoyen- se encuentran obstaculizadas por vallas que se utilizan en las manifestaciones, y la Policía Federal, encargada de la seguridad, las deja allí luego de su uso como si fuera un depósito.

Puede observárselas en varias esquinas de la zona, apiladas, ocupando lo que debería ser el libre tránsito de las personas. Este proceder no se circunscribe a uno o algunos días, sino que pasa siempre, por lo que al parecer quedó como costumbre permanente por parte de los responsables. Solicito a las autoridades la resolución del mencionado problema en pos de los derechos que tenemos los vecinos que a diario transitamos por las calles del Congreso.

Jorge Raúl García

DNI 12.548.804

Regreso al colegio

En mi habitual caminata diaria matutina por la Avenida del Libertador, el viernes 6 de noviembre, me crucé con varios grupos de distintos colegios de alumnos de entre 5 y 10 años. Yo veía que en todos esos grupos iban contentísimos charlando entre ellos. Caminando cerca y detrás de ellos, por supuesto que con barbijo puesto, escuchaba lo contentos que estaban todos ellos comentando la suerte de que por fin habían retomado sus clases en los colegios.

Habiendo tantas internas de los políticos de turno, a ellos van estas líneas para que sepan aquellos que los autorizaron a retomar las clases el enorme favor que les han hecho a los chicos, incluidos mis nietos.

Marcelo White Pueyrredon

DNI 7.704.649

En la red

Vuelta a clases en la ciudad: "Los docentes tienen miedo a contagiarse", dicen los gremios

Facebook

"Todos tenemos miedo de contagiarnos; con ese criterio, que nadie trabaje"- Alicia Dezi

"Los docentes que conozco no tienen miedo. Tampoco se sienten representados por Baradel"- María Marcela Nigro

"País en decadencia. Sindicalistas mafiosos. Muchos maestros cómplices"- Gabriel Garioto

"Los docentes tienen miedo a trabajar"- Néstor Victoria

"Los docentes se pueden contagiar igual que en cualquier lado por el que circulen"-Dorian Grisel Lezcano

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.