De los lectores: cartas & e-mails

(0)
10 de noviembre de 2020  • 00:04

Mensaje

El pedido por la república, la Constitución, la justicia sin chicanas, la impartición urgente de clases presenciales, la libertad de prensa, la atención de los temas urgentes, el canto del Himno Nacional, la Marcha de San Lorenzo... Cada marcha es una esperanza, cada cartel, un editorial. Este mensaje, además, debe tronar en la oposición, para que se junte y discuta, pero que al final acuerde y vaya unida a enfrentar esta anomia y corrupción insoportable.

Gerardo Martínez

DNI 13.528.778

La Corte Suprema

Cuando se quiere quedar bien con Dios y con el diablo solo se logra quedar bien con el diablo. Y eso es lo que hizo la Corte Suprema al decidir sobre el traslado de jueces, con la honrosa excepción del doctor Rosenkrantz. Al resto, Dios y la patria les demandarán por el caos que han originado.

Carlos José Mosso

DNI 12.046.471

Grieta

En su muy buen artículo del domingo pasado, Fernán Saguier describe claramente los condimentos de la grieta que nos invadió. A su acertada exposición de la división que existe entre democracia y autoritarismo, pluralismo e intolerancia, y entre paz y violencia política, le agregaría otra: entre decencia e indecencia, ya que ningún acuerdo político para zanjar la grieta podría hacerse entre la gente decente y los corruptos, ya que ello implicaría una claudicación imperdonable.

Ernesto H. Perasso

DNI 7.731.904

Ausencia que duele

Como productor agropecuario, como socio de la Sociedad Rural Argentina y como argentino de bien, no puedo evitar mi dolor y mi frustración por lo vivido días pasados en la provincia de Entre Ríos, más precisamente en cercanías de La Paz. Como tantos vecinos y familias de varias provincias, quise estar cerca de quienes por aquellas horas padecían las consecuencias de un acto ilegal, violento y brutal como es la usurpación de su campo y de su hogar. Para mi sorpresa, no pude ver allí al presidente de la Sociedad Rural Argentina, mi presidente y el de todos los socios. Puedo imaginar un fárrago de excusas y explicaciones que, a esta altura, ya no interesan a nadie. Las ausencias, algunas veces, son más elocuentes que las presencias, y me cuesta, aún hoy, digerir que las máximas autoridades de la SRA no hayan estado junto a su gente defendiendo entre todos la propiedad privada y los derechos que nos asisten.

Espero que nadie se ofenda, ya que solo quiero expresar mi sentir con respeto y con el cuidado que todas las personas se merecen.

David Lacroze

DNI 4.372.326

Seguridad

Qué bueno que los ricos se puedan pagar de sus bolsillos su propia seguridad. Para que de esa manera el Estado pueda concentrar su presencia en brindar seguridad donde habita gente de menores recursos y que no puede solventar la deficiencia del Estado en cuestiones de seguridad, uno de los servicios primordiales que debe brindar en un país civilizado. Hay que sumar y así saldremos adelante.

Rafael López Saubidet

rafalopezsaubidet@gmail.com

Fratelli tutti

En su columna del 6 del actual, el doctor Pichetto, después de un análisis impecable sobre la Doctrina Social de la Iglesia, cae en un lugar común en este último tiempo: adjudicar al Papa el cargo de "ensalzar" la pobreza, es decir, reivindicar el "pobrismo". Nada más lejos del espíritu de las encíclicas papales. Fratelli tutti es un llamado a comprometerse en la lucha contra todo tipo de carencias: aquellas que aquejan a los migrantes, a las minorías étnicas, a las mujeres, a los niños víctimas de trata, a los ancianos olvidados... Y es facilitando el trabajo, no el asistencialismo permanente. Cito: "[...] cada hombre está llamado a promover su propio progreso y esto incluye fomentar las capacidades económicas para hacer crecer los bienes y aumentar la riqueza.[...] estas capacidades de los empresarios [.] tendrían que orientarse[...] al desarrollo de las demás personas y a la superación de la miseria, especialmente a través de la creación de fuentes de trabajo diversificadas" (capítulo II). Además, cuando se refiere a la santidad del buen ladrón, conviene aclarar que Francisco no se refirió al mérito de Dimas, sino a la misericordia de Dios que siempre espera. Algo que también encontramos en la Divina comedia (Purgatorio Canto V), cuando Bonconte da Montefeltro se salva del Infierno por una "lagrimetta" de arrepentimiento.

María Cristina Vidal

DNI 5.590.823

Ventanillas cerradas

El 12 de octubre utilicé por primera vez desde el inicio de la cuarentena un transporte público en la CABA. Me sorprendió y asustó constatar que no había en ese colectivo de la línea 59 una sola ventanilla abierta. Tampoco mucha posibilidad de generar una eficaz ventilación, como había oído recomendar con mucha insistencia al ministro Quirós para reuniones en espacios cerrados. La ventilación debería ser no solo recomendada, sino exigida: las ventanillas deben garantizar que la ventilación en el transporte sea un derecho imprescindible para la prevención de contagios.

Germán Carvajal

carvajalgerman2011@gmail.com

Casas de escritores

A propósito del artículo sobre las casas en las que vivieron algunos de nuestros grandes escritores, me gustaría agregar el edificio conocido como La Mansión de Flores. Contra lo que su nombre podría sugerir, se trata de un complejo de departamentos de clase media ubicado a pocas cuadras de la Plaza Pueyrredón y de la estación Flores del Ferrocarril Sarmiento. Ahí vivió durante algunos períodos el escritor Roberto Arlt, en lo que fue el departamento de sus padres. Arlt se suma así a la lista de grandes figuras de nuestra cultura que vivieron en el barrio, como Alfonsina Storni, Hugo del Carril, Celedonio Flores, Baldomero Fernández Moreno y Enrique Cadícamo.

Claudio H. Sánchez

claudiofisicamente@yahoo.com.ar

En la red

Facebook

Alberto Fernández, a Evo Morales: "Fue un honor tenerte entre nosotros este tiempo, te vamos a extrañar"

"No se por qué habla en plural 'nosotros', si mis sentimientos/pensamientos no son incluidos en ese colectivo"- Lorena Juárez

"Señor Presidente, para mí, que también soy argentino, no fue ningún honor"- Vicente Abel Lucero

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.