De los lectores: cartas & e-mails

(0)
12 de noviembre de 2020  • 00:42

Justicia social

Una de las banderas del peronismo ha sido siempre la justicia social. Me pregunto si este gobierno es peronista, porque si hay algo de lo que carece es de ella. Se viene un nuevo ajuste y seremos los mismos quienes lo haremos: los jubilados y los que pagamos los impuestos, los que producimos para que el Gobierno malgaste los recursos en la casta política y en quienes desde hace décadas viven del asistencialismo, a cambio de su voto y hacer marchas y piquetes cuando se les solicita. La propuesta tan sabia es aumentar y crear nuevos impuestos; también a los jubilados se los perjudicará una vez más, al dejar de lado el índice inflacionario. Las leyes que se debatirán proponen agrandar, cual si fuera pequeño, el gasto político, judicial y sanitario, este último para pagar los abortos, que serán legales y gratuitos de aprobarse la ley que pronto se debatirá en el Congreso. No solo los políticos no son capaces de bajarse los sueldos y achicar la corte de asesores y secretarios que tienen, sino que habrá un crecimiento exponencial del gasto del Estado.

Para que haya justicia social debe haber equidad, pero me temo que en el Gobierno desconocen estos conceptos.

Beatriz García Tuñón

DNI 5.198.251

Clases presenciales

¿Alguien abriría los negocios solo para que la gente vaya a mirar, pero no puedan comprar? ¿O los restaurantes para que se sienten y charlen, pero no consuman? Sería ridículo, porque el riesgo está en juntarse, no en lo que se hace cuando uno se reúne. Entonces, ¿por qué abren los colegios solo para revincularse y no para dar clases? ¿Por qué en algunos casos una vez por semana y no todos los días?

La respuesta es simple y triste: la educación no es importante ni esencial. Si no empezamos a tomarnos en serio el futuro de nuestros hijos, vamos a dejar a nuestros hijos sin futuro.

Eduardo Cazenave

DNI 18.562.666

Legalizar la muerte

En 2018, se discutió en el Congreso un proyecto de ley sobre el aborto, tema que, según lo informado por Presidencia de la Nación, sería puesto nuevamente en discusión en sesiones ordinarias este año. El proyecto, que fue votado en 2018, aprobado en Diputados y rechazado en el Senado, establecía claramente que el aborto es un delito contra la vida de las personas. El proyecto modificaba el Código Penal argentino, pretendiendo despenalizar el aborto, diciendo simplemente que no es "delito", pero al mismo tiempo, mantenía el aborto como un delito incluido dentro del título "delitos contra las personas" y del capítulo "delitos contra la vida". Los legisladores "verdes" votaron un proyecto en el que claramente se determinaba que el aborto es un delito contra la vida de una persona, y que simplemente no era delito porque ellos lo determinaban. Votaron esa iniciativa a sabiendas de que estaban aprobando la muerte de personas, que estaban decidiendo sobre la vida de personas. ¿Cómo pretenden votar ahora en otro sentido, si ellos mismos ya establecieron que el aborto implica asesinar a una persona dentro del seno materno? ¿No se dieron cuenta de que el proyecto votado incluía al aborto dentro del título y capítulo de los delitos contra la vida de las personas, después de tantos años de estudios? El proyecto rechazado en 2018 terminó con la mentira de que el niño por nacer no es persona, que es una cosa, que no es ser humano, que forma parte del cuerpo de la madre y miles de otras falacias que se esgrimían para aprobar el aborto. No pueden volver atrás sobre lo que dictaminaron y votaron. Los legisladores "verdes" son conscientes de que están aprobando la muerte de personas, sin duda alguna. No mientan más, con el proyecto del aborto no se discute otra cosa que legalizar o no la muerte de personas.

Diego Ernesto Cuenya

DNI 24.340.491

Sin mail

Como una víctima más del oligopolio que presta los servicios de televisión e internet en la zona que resido, compruebo que soy un rehén de Fibertel y que debo soportar su impericia técnica para solucionar los serios problemas de mi casilla de correo electrónico, la cual está impedida de recibir mensajes a pesar de los reiterados reclamos que vengo realizando telefónicamente desde hace ya un mes. Sumado a ello, sin advertencia previa y de manera automática por razones de seguridad, el prestador bloqueó en dos ocasiones la cuenta de correo, lo cual generó así otra vía de padecimientos por el incumplimiento de promesas de desbloqueos que demoraron semanas en concretarse. Los reclamos se agotan en los diferentes operadores que atienden las llamadas telefónicas, a los que hay que volver a explicarles en cada caso las dificultades operativas y los pormenores de la gestión precedente, observando que no son siempre coincidentes sus respuestas en cuanto al problema planteado. Infructuosos han sido mis intentos de comunicarme con algún superior técnico o del área de sistemas, a pesar de señalarles los graves perjuicios que me provoca la no recepción de notificaciones, dada mi labor como auxiliar de la Justicia, lo que me impide cumplir con los términos procesales requeridos.

Jorge R. Castorina

DNI 4.081.503

Entrega inmediata

Compré dos productos por Mercado Libre a las 19.40. A las 3.40 de esa misma noche me avisan que está en preparación. A las 8.36 del mismo día, que está en camino desde el centro de distribución de La Matanza. A las 9.55 me vibra el celular y me dicen que la entrega se está por realizar. A las 9.59 me tocan el timbre y me entregan los productos. Vuelve a vibrar el teléfono y me dicen que la entrega se realizó y que si algo está mal lo puedo devolver hasta el 10 de diciembre. Simplemente perfecto. Me pregunto qué más se puede mejorar.

¿Y si todos tratamos de hacer lo mismo? ¿Y si los funcionarios se dan cuenta de que nada es como es y se convencen de que se puede tratar mejor al ciudadano? Cuánto mejor sería vivir en la Argentina.

Martín Meyer

DNI 8.528.141

En la red

Facebook

La nueva fórmula de movilidad jubilatoria propuesta por el Gobierno

"Otra vez el ajuste se lo hacen a los jubilados."- Roberto José Cativelli

"Lo peor del Gobierno es que quiere hacer creer que nos cuidan y siempre somos los más perjudicados"- Silvia Romero

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.