De los lectores: cartas & e-mails

(0)
13 de noviembre de 2020  • 00:00

Sin inmunidad

Desde el comienzo de la pandemia, el Gobierno nos repite las tres claves para evitar el contagio del Covid-19: normas de higiene, uso del barbijo y distanciamiento social (1,5 metros o 2 metros entre una persona y otra). Qué bonita fotografía la de los funcionarios con el señor Evo Morales, expresidente de Bolivia, y nuestro actual mandatario... sin cumplir con esas normas. Sepan, funcionarios de nuestro amado país, que el virus no reconoce gobernantes de gobernados. Pueden tener inmunidad política, fueros que los protejan, pero no inmunidad ante el Covid-19. Ahora a guardarse... Tienen suerte, ustedes disponen de recursos y beneficios a los cuales no accedemos los ciudadanos de a pie.

Laura H. Siri

DNI 13.986.886

Las clases en 2021

Culmina un ciclo lectivo que pasará tristemente a la historia del país como el año en que los niños argentinos no pudieron asistir al colegio. Mientras tanto, vemos cómo en Europa las clases presenciales se retomaron en mayo sin ser suspendidas, ni siquiera ahora que el viejo continente enfrenta un rebrote del temido Covid-19. Me pregunto si no podremos seguir el modelo europeo y declarar a la educación una actividad esencial, para que en marzo no volvamos a chocar con la misma piedra, porque la segunda ola inevitablemente llegará y aún nada se sabe sobre la fecha de lanzamiento y la efectividad de las vacunas.

Constanza Campos

DNI 27.308.755

Impresión de billetes

La Asamblea del año XIII decretó, entre otras cosas, que se acuñara moneda como símbolo de soberanía. En realidad, poco duró el peso fuerte. Y la degradación de la Argentina (curioso nombre referido al metal tan valorado) nos trajo hasta este presente en que ya no hay con qué fabricar nuestros propios billetes. En sus caras figuraron próceres, fragatas, animales, plantas y otras yerbas, según los caprichos (muchas veces ideológicos) de cada etapa. A la fábrica se la llevaron puesta. Pero los dólares no perdieron su popularidad y siempre quedaron en algunos colchones reales o virtuales, o volando en aviones y como golondrinas de cortos veranitos.

Lo de ahora me hace acordar a un chiste que debe tener casi un siglo y que trataba de unos falsificadores que se jactaban de haber logrado fabricar monedas de un peso idénticas a las originales. Eso sí, el costo de fabricación de cada una era de un peso con veinte centavos.

Juan Martín Devoto

DNI 10.625.501

Jardines infantiles

Desde que comenzó la cuarentena hasta hoy, decenas de jardines materno-infantiles debidamente autorizados por la Dipregep, Dirección de Escuelas de Gestión Privada, cerraron sus puertas definitivamente en el distrito de San Isidro, en toda la provincia, en todo el país. Instituciones educativas imprescindibles para toda la sociedad, sus propietarios no recibieron, en su gran mayoría, ayuda alguna. ¿Adónde concurrirán los más pequeños el próximo año? ¿A instituciones clandestinas? En el caso del distrito de San Isidro, donde vivo desde hace 63 años, las autoridades municipales muestran una desatención notable para colaborar y para pensar de modo creativo y flexible. Donde hubo un jardín que cerró para siempre, Brillo de Sol, no permiten que vaya otro que pudo sobrevivir, Cielo Claro. Mirada corta y reglamentarista que no deja lugar a la iniciativa privada, al profesionalismo y a la inversión privada. Es muy doloroso. ¿Volverán los Tribilín?

María Lucía Rojo

DNI 12.801.495

Problema cultural

En esta eterna controversia entre Gobierno y oposición, lo que escasea es la falta de sentido común, racionalidad y poder de discernimiento. Por un lado, fanáticos, implicados en serios casos de corrupción, algunos rentados para acompañar y otros que directamente no ven lo evidente. Por el otro, la oposición, con serios errores en la ejecución de sus medidas económicas cuando fueron gobierno.

Reconstruir un país tratando de conciliar sin destruirse uno al otro debería ser el objetivo y la tarea de todos. Nuestro real y profundo problema no es en realidad político ni económico, sino cultural. Esto lo que requiere es educación, materia que escasea desde hace mucho tiempo en este país.

Carlos A. Ferrer

carlosferrer4010@hotmail.com

Olvido

El presidente Alberto Fernández declaró que se acuerda de la campaña en 2015, cuando la candidata Vidal recorría zonas de inundación. ¿Recordará también lo que decía él mismo de Cristina Kirchner en esa época?

Patricio Carli

pcarli@hotmail.com

Supervivencia

Para que no nos suspendan el pago de la jubilación, todavía en 2020 debemos los jubilados demostrar que estamos vivos, especialmente en los bancos oficiales, verdaderos especialistas en ineficiencia y pésima atención. ¿Qué hacen cuando muere un jubilado y se entrega el DNI? ¿Será que la Anses no le da de baja para que siga votando? Mmmm. otro misterio argentino.

Mónica Scott

scottmonica43@hotmail.com

Uniformes médicos

Quisiera que alguien brinde una explicación sobre cuál es la razón por la cual el personal sanitario circula con uniforme y toma transporte público en la actual situación, de público conocimiento, y en la que permanentemente se nos indica tener los cuidados de salubridad e higiene. Además, he observado que muchos no llevan el barbijo colocado como corresponde, la nariz o boca descubiertas, y en algunos casos ambos.

¿No debería reglamentarse que el uniforme se coloque en sus respectivos lugares de trabajo con los cuidados y desinfección correspondientes? Esto no lo digo por la actual pandemia del Covid-19, sino que debería ser siempre. En la calle pululan bacterias de todo tipo más allá del virus que en estos momentos está haciendo tanto daño.

Nilda Manuela Magnaghi

DNI 10.137.400

En la red

Facebook

Precios Máximos: empieza el descongelamiento en alimentos y bebidas

"Siempre fueron máximos precios... jamás precios máximos"- Clau Martínez

"Si el dólar baja, ¿por qué los precios siguen subiendo?"- Luciano Chacón

"Si nunca estuvieron congelados. Todo el doble que el año pasado"- Hernán Sartori

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.