De los lectores: cartas & mails

(0)
6 de junio de 2020  • 00:40

Único remedio

Van casi 80 días de "aislamiento preventivo y obligatorio". Ya es tiempo de terminar con las prohibiciones arbitrarias, anárquicas y sin criterio racional que restringen muchísimas actividades que ni siquiera representan un riesgo frente a la pandemia. Por el contrario, la responsabilidad del Ministerio de Salud y los municipios, lejos de sembrar el miedo y mantener las restricciones, debe enfocarse profesionalmente en buscar soluciones para aquellas actividades que sí puedan representar un agente de transmisión y al mismo tiempo desplegar insistentes campañas a través de los medios, con enfáticas recomendaciones respecto de las medidas sanitarias a respetar, de cómo interactuar, trasladarse, mantener la higiene, resguardar a las personas de riesgo, pero sobre todo de cómo fortalecer el sistema inmunológico de la población, único remedio para enfrentar el virus y de lo que ninguna autoridad sanitaria habla. Es hora de recuperar con cordura las libertades consagradas en la Constitución Nacional, que nunca debieron ser cercenadas.

Diego Carminatti

ingenierocarminatti@gmail.com

Capitalistas

En la reunión con los empresarios el presidente Alberto Fernández dijo: "Los peronistas somos capitalistas". Una forma de hacer más creíble sus dichos sería que propusiera modificar la marcha partidaria, cambiando la expresión "combatiendo al capital" por "defendiendo al capital".

Julio Devoto

DNI 8.249.633

Estado de sitio

La Constitución Nacional establece el derecho a circular libremente en el ámbito de la República. El Gobierno prohibió ejercitar ese derecho a raíz de la pandemia. Me pregunto si previamente no debió haber dictado el estado de sitio, que suspende las garantías constitucionales.

Juan Luis Gallardo

DNI 4.150.383

¿Nos cuidan?

El Presidente no se cansa de decir que quiere cuidarnos, especialmente a los que somos mayores de 70 años. Cotidianamente los bancos nos informan por internet, y mediante publicidad en los diarios, sobre cómo tomar los recaudos correspondientes. Saqué un turno para ir a la caja del banco HSBC a retirar pesos de mi caja de ahorro. Allí me informaron muy amablemente que solamente puedo utilizar el cajero automático a la vista de todo el mundo. No importa si me contagio el Covid-19 o si me roban. Esos peligros no les importan a los que supuestamente nos cuidan. Por la caja solo se pueden retirar dólares. Me informaron que es una disposición del Banco Central.

Por favor, señor Presidente, de esta manera no nos cuide más. Prefiero cuidarme solo.

Emilio Reviriego

DNI 8.259.108

Función de los jueces

El maestro uruguayo Eduardo J. Couture, en su Vocabulario jurídico definía la acepción juez así: "Magistrado integrante del Poder Judicial investido de la autoridad oficial requerida para desempeñar la función jurisdiccional y obligado al cumplimiento de los deberes propios de la misma, bajo la responsabilidad que establecen la Constitución y las leyes". La carta del doctor Horacio M. Lynch va dirigida, sin dudas, a la Corte Suprema en primer lugar y luego a los jueces de las distintas instancias y todos los fueros que no ejercitan cabalmente su función de aplicar el derecho. No hay derecho sin acción (desde el derecho romano). Como no está prohibido iniciar demandas, lo grave es no garantizar dicho ejercicio poniendo los medios materiales para ello. La jurisdicción es un derecho-deber del Estado y comprende a todos los jueces, y al proceso ya le basta con las trabas que practican muchas veces los justiciables para que además vengan de los mismos jueces nombrados por el presidente de la Nación, cualquiera que sea su ubicación en la pirámide jurídica.

Gustavo Ariel Carvallo

DNI 14.201.563

Avivada de los bancos

Tengo una cuenta en un banco y, asociadas, varias tarjetas de crédito. Entre ellas una de American Express. Hace unos meses por una devolución de una compra en el exterior me reembolsaron unos dólares en la cuenta de la tarjeta. Pensé dejarlos allí para saldar algún futuro gasto en moneda extranjera. El mes pasado, cuando recibí la liquidación de los gastos en pesos, aparecía allí mi apreciado saldo a favor en dólares. No tuve consumos en dólares y, como mi gasto en pesos había sido bajo, expresamente la liquidación aclaraba que no había un monto mínimo a pagar. Por cuestiones familiares olvidé pagar el día del vencimiento y lo hice unos días más tarde. Este mes recibí la nueva liquidación y veo que el monto en dólares que tenía a mi favor ha sido utilizado para pagar mis gastos en pesos el mismo día del vencimiento. Detalle significativo: el tipo de cambio utilizado fue de 64 pesos por dólar. Curiosamente no aplicaron los intereses que normalmente cobran cuando uno se atrasa, sino que directamente utilizaron mis dólares, que deberían haber quedado para cualquier pago en esa moneda. El pago que hice unos días después quedó como saldo a favor en pesos. Claro que a mi futuro gasto en moneda extranjera deberé sumarle el 30% del impuesto PAIS que pagamos los argentinos, algo que no le ocurre al banco en cuestión ni a la tarjeta emisora al momento de saldar mi cuenta en pesos. En pocas palabras, dicha entidad compró fácilmente dólares a 64 pesos. Una verdadera "avivada" de los bancos que probablemente encuentran, en la "letra chica", la justificación de sus abusos y al mismo tiempo la herramienta apropiada para seguir ordeñando a los clientes en los momentos en que más deberían ayudarlos. Siempre agradecidos los consumidores argentinos por contar con su apoyo. Pertenecer siempre tiene sus privilegios.

Luis Castelli

DNI 12.910.587

Educación ambiental

¿Se prioriza la educación ambiental? Me refiero a los procesos que mitiguen riesgos, que reduzcan, reciclen y traten los residuos para el cuidado de nuestra casa global, el planeta Tierra, su biodiversidad, sus recursos naturales y el ambiente natural, y de toda la humanidad. Día tras día las actividades humanas desequilibran y alteran peligrosamente la frágil relación hombre-hombre y hombre-ambiente. Se genera así una crisis socioambiental, ecológica y sanitaria con consecuencias críticas sobre el derecho a un ambiente sano, la salud y el futuro de la especie humana y de otros seres vivos. Este desequilibrio, ¿cuántas crisis sanitarias provoca? Bastó con que el hombre se aísle de la ecuación en la presente pandemia de coronavirus para que aflore la naturaleza y de esta surja su propio remedio. Hoy y mañana debemos promover el rechazo de aquello que daña y contamina, que no podemos reusar o reciclar. Hay que salir de la vorágine del consumo irracional. Cada día se desequilibran y contaminan el aire, la tierra y el agua. La salud ambiental enferma por la deforestación, por residuos no biodegradables industriales y domiciliarios, por agroquímicos y por la creciente mercantilización y mal uso de los recursos naturales. La casa común, cada vez más dañada, pide urgente protección y cuidado. Si no actuamos rápidamente hacia la sustentabilidad cada día será más difícil disponer de un ambiente sano, y la vida misma se tornará inexorable e injustamente difícil.

Debemos promover ciudades con menos residuos y menos efluentes peligrosos; con más árboles, espacios verdes y entornos saludables. Liberemos de basura las costas, y de plásticos, a ríos, lagos y mares. Promovamos procesos más limpios y productos biodegradables. Prevenir, reducir, clasificar, reciclar y reutilizar. Necesitamos reflexionar y aprender a convivir en armonía con la naturaleza. Cuidar al planeta es cuidar a la humanidad.

Damián Pablo Ballester

dpballester@hotmail.com

Demora de la Anses

Mi padre, Juan Levit, murió en abril de 2019. Un mes después comencé los trámites para obtener la pensión que beneficie a mi madre, Elba Rosario Lozzia (DNI 1.096.001), que cobra la jubilación mínima. En diciembre de ese mismo año, la Anses informó que el trámite había sido aprobado. Fui a la Anses (soy el apoderado de mi madre) para pedir instrucciones y me enteré de que el trámite había sido derivado con el objeto de reexaminarlo.

Somos cuatro hermanos que estamos haciendo todo lo que podemos para que mi madre pueda sostenerse, pero debido a la situación de público conocimiento estamos llegando a una situación penosa. Solicito a la Anses que dé pronto despacho a esta solicitud.

Sergio Levit

DNI 11.478.567

En manada

Desde hace algún tiempo en algunos medios de comunicación es muy frecuente que cuando se comete un delito en grupo, más aún si se trata de una violación, se exprese que se lo realizó en manada. El término no se refiere a personas, sino a un conjunto de ciertos animales de una misma especie que andan reunidos. Para subsanar el error, en estos casos debería decirse que el hecho delictivo se cometió en patota, que es un grupo, normalmente integrado por jóvenes, que suele darse a provocaciones, desmanes y abusos. De esta manera evitaríamos denostar a los seres vivos irracionales, que nada tienen que ver con semejante desatino.

Miguel Ángel Crespo

DNI 5.619.004

La Flor de Barracas

Me causa una pena enorme enterarme, por este prestigioso diario, del cierre de La Flor de Barracas, mágico bodegón de una Buenos Aires que por desgracia se está yendo. Mi recuerdo para sus esforzados dueños, su estupendo personal y la simpática y traviesa mascota. Bellísima esquina de Suárez y Arcamendia.

Susana García Naya

brujaulrica@gmail.com

En la Red

La extensión de la cuarentena

Facebook

  • "Más de lo mismo. Avisen cuando tengan una salida inteligente" - Daniel Mas
  • "Gente, ¿cómo piensan? ¿No tienen hijos, abuelo, madre? Estamos en pandemia" - Emiliana Vera
  • "Ya esto está pasando de claro a demasiado oscuro" - Virginia Almada

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.