De los lectores: cartas & e-mails

Colectivización; Ejemplo uruguayo; Sufragio universal; Usurpaciones; Elogio de la lentitud
(0)
21 de mayo de 2020  

Colectivización

Mientras la población está distraída con el coronavirus y la cuarentena, el Estado, como la maleza que no se cuida, avanza a paso firme sobre la sociedad. Ya no basta con las restricciones a la circulación, la cuasi supresión del Congreso, la inmovilidad de la Justicia, etcétera. Ahora comienza a acelerarse el paso. La sugerencia de que el Estado se quede con parte de las empresas que reciben subsidios para paliar los efectos de la crisis económica creada por el cierre de la actividad no es más que el intento de un pase de magia hacia la colectivización de la Argentina. De prosperar este camino, se abrirá la posibilidad de estatizar todo y no solo las empresas que reciben subsidios. Sin darnos cuenta nos encontraremos un día con un país sovietizado. Los que inocentemente apoyen este proceso verán que las pequeñas o grandes empresas, los sindicatos, las obras sociales, los colegios o clubes de barrio pasarán a formar parte de la administración pública. Esto será así, ya que todos de una forma u otra reciben subsidios del Estado. Aquellos que no reciban subsidios deberán soportar nuevas cargas tributarias para sostener la burocracia que se formará para administrar este proceso.

Mario J. Pochat

DNI 4.297.536

Ejemplo uruguayo

Para aquellos que insinúan que deberíamos imitar el ejemplo de Uruguay y relajar nuestras reglas de cuarentena, creo que las fotografías hechas públicas de la vicepresidenta de aquel país con el barbijo puesto y de nuestra vicepresidenta sin él muestran bien la diferencia de actitudes entre ambos pueblos y por qué deberíamos continuar con normas estrictas de cuarentena. Dicen que "para muestra basta un botón"; en este caso yo diría que "para muestra basta un barbijo".

Carlos A. Altgelt

caltgelt@gmail.com

Sufragio universal

Desearía hacer dos consideraciones sobre el sufragio universal que supimos conseguir. El mismo enaltece su valor cuanto más transparente e inobjetable sea. Denota sabiduría el aprender de nuestros semejantes con democracias ejemplares y de larga historia: en Dinamarca no podrán votar aquellos ciudadanos que reciban subvenciones del Estado, la jubilación, obviamente, no se considera subvención. Con esta cláusula se elimina el clientelismo, que constituye un fraude electoral, ya que, de alguna manera, se compra el voto. En EE.UU. solo votan los ciudadanos nativos o naturalizados. Así se evita la procesión de extranjeros que viven en zonas limítrofes durante las elecciones, como ocurre en la Argentina. Estos extranjeros reciben subsidios (planes) y tienen DNI con domicilio en el país. Nos preguntamos cómo resultarían los guarismos con estas simples condiciones que harían las elecciones justas y transparentes.

Juan Carlos Parodi

DNI 4.396.466

Usurpaciones

LA NACION ha puesto el dedo en la llaga con su editorial "Usurpaciones que violan el Estado de Derecho" del 4 de mayo último. Alertaba sobre un fenómeno que ha recrudecido y ponía como ejemplo un predio de 160 hectáreas del Club de Planeadores, en la periferia de La Plata, usurpado por 800 personas. Nosotros, vecinos de Derqui, sufrimos esta "pandemia". El 11 de agosto de 2019 hubo una invasión organizada a un gran terreno baldío contiguo a nuestras casas en la calle San Martín al 1400, en el barrio Triángulo, en Derqui, partido de Pilar. Que no ha cesado pese a nuestros reiterados reclamos. El sábado 16 de mayo, a las 15.30, varios ocupantes ilegales estaban dedicados allí a voltear un árbol cuando una vecina les pidió que tuvieran cuidado porque podían llegar a tumbar el paredón de su casa. La vecina les habló desde lo alto de una escalera por encima de ese paredón, lejos del grupo de ocupantes amontonados en la cuarentena -varios adultos y algunos menores-, que no guardaban distancia entre sí ni tenían barbijos. Una mujer del grupo la insultó y la amenazó: "Salí a la calle, te voy a agarrar. Ya vas a salir, te voy a destrozar la cara". No es la primera vez que esa persona reacciona de manera agresiva. Por lo cual, temiendo por su integridad física, la vecina presentó una denuncia en la comisaría Pilar 2a. Pte. Derqui, donde pidió una medida de protección perimetral.

Antes de la invasión, esta zona era apacible, agradable, sin problemas. El terreno ahora ocupado iba a ser para un jardín de infantes. Los intrusos no solo afectan a los vecinos, que han sufrido maltrato y amenazas, sino que han afectado a la gente pobre que hubiera podido tener allí un buen lugar para la formación de sus hijos.

Besilia Lucy Venialgo

DNI 92.591.150

Daniel Yacante

DNI 20.901.125

Elogio de la lentitud

Valorable nota de Natalia Blanc publicada el lunes pasado en la sección Cultura. De apreciable actualidad el mensaje que surge de la entrevista con Carl Honoré. El periodista y escritor canadiense se extiende en el análisis de la actitud ante la vida, desacelerar, bajar un cambio. Accede al momento difícil que atraviesa la humanidad en que todos estamos inmersos en un taller de lentitud, que lo rehumaniza. El título de esta nota difiere solo en el agregado del articulo "el", y es precisamente con dicha denominación "El elogio de la lentitud" que Owe Wikström publica su trabajo. El autor sueco reflexiona sobre la vida, hacer un alto en la búsqueda de momentos y lugares, encontrarse a sí mismo, un estado de conciencia más elevado. Fue publicada en idioma alemán en 2001, Lob der Langsamkeit , la subtitula "La promesa de una vida sin prisa". En su introducción consigna: "Este libro trata sobre dos caras de una misma moneda: "el placer de vivir" y "la seriedad profunda", los dos bienes más escasos en la actualidad". Ambas son excelentes, aunque a mi criterio de simple de lectura, más didáctica la obra de Wikström. De fechas aproximadas en que fueron editadas, ambas best sellers, hubiere sido de interés completar la nota con una referencia a la obra de Wikström.

Leonardo E. Gentile Cappella

DNI 6.015.785

En la Red

Hospital Santojanni: médicos reclaman medidas de seguridad para atenuar la exposición al virus

Facebook

  • "Por favor, escuchen su ruego, para que estén protegidos" - Alicia S. González Parody
  • "Es una vergüenza lo que les pagan a los médicos y la cantidad de guardias que les hacen hacer" - Marina Mar
  • "Y es un buen momento para que se recuerde que no deben transitar con la ropa de servicio" - María Cristina Hepburn

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.