De los lectores: cartas & mails

(0)
16 de diciembre de 2018  

Carta de la semana

Yo también lo sufrí

Hace 50 años sufrí un abuso. Yo tenía 17 años. Ese episodio marcó mi vida. Psicoterapia mediante, logré salir adelante, reponerme, animarme a entablar relaciones sanas, no violentas. Pero cada vez que escucho un testimonio como el de Thelma Fardin, o leo una noticia sobre violaciones, se me eriza la piel y se me estruja el corazón. Y lloro, por las víctimas y también por mí. Revivo esa circunstancia atroz, nauseabunda, en la que una mujer deja de ser dueña de su cuerpo, para convertirse en un objeto a merced del otro.Hoy celebro y aplaudo el coraje de las mujeres que no se callan. A mí me costó mucho hablar de esto, porque lo perverso de la situación es que se revierte la culpa, de modo que la víctima siente vergüenza por lo padecido, como si fuera en parte responsable de lo sucedido. Hoy siento que las mujeres nos estamos pariendo a nosotras mismas. Con dolor, es cierto, mucho dolor, sin anestesia, pero con una valentía a prueba de balas. No nos callamos más. Denunciamos públicamente, porque es nuestro derecho y nuestra obligación. Por nosotras y por las compañeras que no tienen voz, que no se animan. Esta flamante sororidad me produce una enorme empatía y admiración.

Orgullosa de ser mujer hoy en la Argentina.

Irene Bianchi

irenebeatrizbianchi@hotmail.com

Daño a la Justicia

Con su tobillera electrónica, Boudou entra y sale de las cárceles arrastrando indignidades y condenas. Buscando cualquier resquicio para eludirlas, valiéndose de un ejército de letrados de primera línea que bailotean entre un tribunal y otro a la espera del sorteo que les resulte más favorable.Estos letrados cuentan con informaciones preferenciales sobre cómo y cuándo entrar en acción. Como lo hicieron ahora, aprovechando el ascenso del juez Bertuzzi y la subrogancia caída en manos de la jueza Adriana Palliotti, que en coincidencia con el voto en disidencia que ya había efectuado la jueza Iñíguez (en el fallo condenatorio de cuatro meses atrás), por mayoría, definieron que Boudou ya no representaba un riesgo para interferir con la Justicia, pues ya finalizó el período de instrucción. ¿No pensaron que alguien que desde muy joven hacía todo tipo de triquiñuelas, que adulteró el boleto de compra de un auto para no darle la mitad de la venta que le correspondía a su exmujer, que dio como domicilio un médano para no ser alcanzado por la Justicia, es imposible que piense en actuar a derecho? ¿El mismo que fue inhabilitado a perpetuidad para ejercer cargos públicos por el mismo tribunal que ahora le está otorgando la excarcelación? ¿Aunque ese alguien fuera el mismísimo exvicepresidente, el que se calzaba el disfraz de progre antimonopolios con remeras negras con la leyenda "Liberté, egalité, humanité"?

Si bien Casación es muy probable que anule este fallo y vuelva a ponerlo entre rejas, este que produjeron sus señorías Iñíguez y Palliotti le ha producido un daño enorme a la Justicia.

Otto Schmucler

Oschmucler@gmail.com

Cifras

Son dos cifras: 47% y 33,6%. Y son las de la vergüenza argentina, año 2018. Ningún argentino de bien y preocupado por el país debería ser indiferente. El primero refleja la inflación proyectada para todo el año y el segundo, el índice de pobreza. Solo diez países en el mundo tienen una inflación elevada. El mundo superó la inflación. Nosotros la naturalizamos. La Argentina produce alimentos para alimentar a más de 170 millones de habitantes y no podemos crear las condiciones virtuosas y sólidas para que nuestros conciudadanos se alimenten bien. Es momento de que el Ejecutivo reconozca que no tiene el mejor equipo de los últimos 50 años. Es hora de que los que gestionan las distintas carteras ministeriales acepten sus errores y den un paso al costado, de lo contrario el populismo volverá y con el volverán las persecuciones, los cepos, las mentiras, las muertes, la impunidad, las agresiones por cadena, etc. Pero si vuelve no será por sus propios méritos, que son muy pocos, sino por el fracaso del actual gobierno.

Fernando Pietrobelli

ffpuncas@gmail.com

Derechos humanos

Recientemente, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, con motivo de la resolución de la Corte Suprema que impide el beneficio del 2x1 para los presos por delitos de lesa humanidad, expresó a través de Twitter: "El fallo coincide con nuestra posición de permanente rechazo. En la Argentina que queremos no podemos avalar atajos en favor de nadie".

Por el cargo que desempeña la única posición que puede adoptar es la de bregar por los humanos derechos de todos los argentinos y precisamente estos presos son los que más carecen de ellos. Lo evidencian claramente el no acceso a la prisión domiciliaria a partir de los 70 años, los tiempos de prisión preventiva fuera de la ley (que en algunos casos exceden los 10 años) y, lo más importante, que muchos son totalmente inocentes. La preocupación prioritaria tendría que ser que en estos momentos hay ciudadanos argentinos que no acceden al Estado de derecho.

María Josefina Tamayo

DNI 5.974.738

Secreto profesional

Nuevamente pudo observarse esta semana en los medios de comunicación a abogados ventilar abiertamente cuestiones de sus clientes o de los casos que les fueron confiados, en clara violación a la ética profesional. Es importante recordar que los letrados tenemos la obligación legal y moral de lealtad y secreto profesional con nuestros clientes (artículo 6 de la ley 23.187 y artículo 10 del Código de Ética del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal), cuya vigencia continúa luego de cesar el servicio prestado. A fin de preservar dicho deber, los abogados debemos ser prudentes en las manifestaciones privadas que hacemos, más aún cuando son públicas sobre los intereses de nuestros clientes. El secreto profesional es una obligación para el abogado y a la vez una garantía para nuestros clientes, en cuanto a que la información brindada no será revelada a terceros. Si el letrado tiene alguna imposibilidad o incompatibilidad en tomar el caso o continuarlo, puede no aceptarlo o renunciar al mandato conferido, pero en todo momento debe velar por los secretos que le fueron confiados. A propósito, el artículo 21 del código de conducta que nos regula en la CABA establece que "cuando el abogado renuncie al patrocinio o representación, cuidará que ello no sea perjudicial a los intereses de sus clientes". La abierta violación recurrente a estos principios no hace más que banalizar y desprestigiar ante la sociedad nuestra profesión. Consecuentemente, sin perjuicio de que la violación al deber antes mencionado puede ser penado a instancias de la víctima (artículo 156 del Código Penal), es deber de los colegios públicos de abogados que nos regulan corregir de oficio estas conductas contrarias a la ética profesional.

Nicolás Durrieu

nicodurrieu@hotmail.com

Populismo

Mucho se ha debatido acerca del llamado "populismo", sin que pueda colegirse en qué consiste, hasta que, por suerte, la intendenta de La Matanza nos ha brindado un ejemplo claro. Como La Matanza tiene depositada una cuantiosa suma de varios millones de pesos, la intendenta pagará a cada empleado del municipio un bonus de 18.000 pesos. Nadie duda que ese dinero será bienvenido por quienes lo reciban y hasta es probable que lo necesiten e incluso que lo merezcan. Claro que una vez pagado el bonus, ese dinero ya no existirá más y todo seguirá igual.

Eso es populismo. Lo contrario sería gastar ese dinero en cloacas, iluminación e infraestructura diversa que permanecerá en el tiempo y contribuiría al progreso y la calidad de vida de los habitantes del municipio de La Matanza, de sus hijos y de sus nietos.

¿Puede la ideología cegar tanto a los gobernantes?

Fabio Piatigorsky

DNI 11.451.129

Término mal usado

Es frecuente apreciar en muchos medios periodísticos el mal uso que se hace de nuestro idioma. En este caso, me refiero puntualmente a los comentarios sobre la muerte del responsable del reciente atentado en Francia, en los que se repite que esta persona fue asesinada por las fuerzas policiales. Asesinar significa matar con alevosía, por precio o recompensa, a traición; es decir, se trata de un homicidio calificado. Asesinato fue lo que cometió quien realizó el atentado, sin embargo, se presenta este calificativo en forma errónea, quizá por falta de conocimiento, aunque no descarto la intencionalidad.

Los medios deberían ser más cuidadosos con el uso de los términos, a fin de no llevar a conclusiones erróneas a la ciudadanía.

Mario J. Pochat

DNI 4.297.536

En la Red

La pobreza subió al 33,6%, según la UCA

Facebook

  • "Trece años de corrupción, ¿qué esperan? ¿Que cuatro años resuelvan todo?" - Thiago Herrera
  • "Qué lástima. ¡Volvimos al índice que teníamos cuando vivíamos en Alemania!" - Graciana Lamberto
  • "A la pobreza se la batalla con trabajo. Quieren que el Gobierno les solucione todo y no quieren hacer nada. ¡Ah, ir a cobrar los planes!" - Soledad Luna
  • "Si hay tantos pobres por qué hay tantos bolivianos, paraguayos, peruanos, africanos, etc., y todos tienen trabajo. Algo se está haciendo mal" - Mario Alberto Mateos

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.