De los lectores: cartas & mails

El valor de la palabra; Necedad; Presión no, pruebas; Escraches; Pregunta difícil; Día de la Mujer; Homenaje; Plazas ocupadas
(0)
8 de marzo de 2020  

Carta de la semana

El valor de la palabra

Durante el discurso inaugural de las sesiones ordinarias en el Congreso, el presidente Fernández habló del valor de la palabra. Esta semana escuchamos declaraciones de la actual vicepresidenta, de Julio De Vido, de Pablo Echarri y Dady Brieva acerca de la Justicia y la política. Cada uno le dio a sus expresiones una carga partidista y sesgada, que nos hace pensar a los ciudadanos el peligro que corre la república cuando se quiere ir contra las instituciones y la división e independencia de los poderes del Estado. Cada manifestación en ese sentido nos acerca más a Venezuela, Nicaragua y Cuba, y nos aleja de los países donde los valores democráticos tienen vigencia plena.

El valor de la palabra no es meramente declarativo, se pone en juego en cada acción. Un discurso no arregla los problemas si los hechos lo contradicen. Por eso, más que nunca: "Argentinos, a las cosas".

Andrea Cecilia Testa

DNI 16.559.434

Necedad

No tengo campo ni nunca lo he tenido. Escucho azorado las palabras del señor Parrilli sobre la responsabilidad del campo en los fracasos de nuestro país. Tal grado de necedad, odio y desmesura me asombra y me duele.

Juan Carlos Paludi

DNI 7.600.795

Presión no, pruebas

En los últimos días vimos a la vicepresidenta cargar contra el Poder Judicial, específicamente contra la Corte Suprema, con el objetivo de revitalizar el concepto de lawfare , lo que según su interpretación constituye una conspiración planeada por el país que no los votó con el objeto de generar una persecución mediática, judicial y política contra exfuncionarios de su gobierno involucrados (como ella misma) en casos de corrupción. Apoyándose en las liberaciones que se vienen dando desde fines de 2019 y en algunas publicaciones periodísticas, se ha transmitido la idea de que los exfuncionarios presos no son procesados por corrupción, sino perseguidos políticos. La interpretación es totalmente equivocada, porque las liberaciones tienen que ver con el cambio del concepto de la prisión preventiva, con el cual coincido, pero en ningún caso representan la inocencia del acusado, sino que este sigue procesado y tendrá el beneficio de defenderse en libertad. Y los artículos mencionados en nada apoyan los argumentos de la vicepresidenta. Todo esto afecta sin duda la gestión del Presidente y su gabinete, ya que una parte muy importante del frente que hoy gobierna el país parece subordinarla a la posibilidad de liberar a su jefa política de los frentes judiciales que tiene abiertos. No creo que esto le haga bien al país. ¿No sería mejor que, en lugar de llevar la discusión a un relato mediático y ejercer presión sobre los poderes del Estado, se presenten los elementos que permitan refutar las pruebas existentes y probar la inocencia o la persecución política en los ámbitos correspondientes? Es vital para el país saber que los casos de corrupción, no importa de qué gobierno, no son ajenos a la mano de la Justicia. Y que a partir de los procesos correspondientes se defina la inocencia o culpabilidad de los procesados.

Si esto ocurriera, nuestro presidente estaría sin duda mucho más tranquilo. Y el país, también.

Carlos Abraham

DNI 17.036.558

Escraches

Un nuevo escrache se viralizó el jueves pasado, esta vez contra el expresidente Macri. Los escraches son una práctica despreciable, independientemente de hacia quién vayan dirigidos, y no contribuyen a la unidad nacional, sino todo lo contrario. Las fuerzas políticas en su conjunto deben dejarlo en claro y repudiarlos reiterada y enérgicamente.

Guillermo González Lima

DNI 7.787.624

Pregunta difícil

Señora Justicia, ayer mi nieto me preguntó quién era usted y por qué la gente la criticaba tanto. Difícil pregunta, cuando no debería serlo. Siempre la defendí, fui respetuosa y les trasmití que usted era alguien a al que siempre deberíamos acudir. Pero hoy... ¿cómo hago para contestarle? Si ya no me inspira respeto, no confío en usted y no me siento para nada respaldada. Es igual a sentirte huérfana. Porque depende de quién gobierne usted se acomodará a ellos para hacer no lo que se debe, sino lo que le conviene.

Un país sin Justicia es lo más triste que pueda ocurrir. Se crea un desorden sin igual en todos los ámbitos.

Señora Justicia, ¿me ayuda con la respuesta? Algo le tengo que decir a mi nieto.

Mercedes Llerena de Fernández Llanos

mercedesfllanos@ yahoo.es

Día de la Mujer

El feminismo es definido por la Real Academia Española como un "principio de igualdad de derechos de la mujer y el hombre". Me gusta recordar esta definición en el día en el que celebramos el Día de la Mujer.

Soy mujer. Esposa y madre. Empresaria y formadora de equipos. A la hora de elegir una carrera, hace 30 años, elegí la Ingeniería Civil, una carrera que en aquella época se decía que era "de hombres". Soy martillera y corredora inmobiliaria especializada en el segmento corporativo. En mis comienzos, hace más de 20 años, mis clientes, tanto propietarios como locatarios o compradores, eran hombres y tuve que saltar más de un prejuicio y muchos obstáculos por mi condición de mujer. Conceptos muchos de ellos que de a poco van quedando en la historia, gracias a la lucha de muchas mujeres y de muchos hombres también.

Hombres y mujeres no somos iguales, y celebro la diferencia. Sin embargo, tenemos los mismos derechos respecto de salarios, jornada laboral, trato y respeto. Porque antes que hombres o mujeres somos personas, y la dignidad que ello conlleva no es negociable. En una época en que vaciamos de contenido las palabras y tristemente las llenamos con conceptos distintos e ideologizados; en un tiempo de vacuidad de conceptos, de volatilidad, y en que todo pareciera ser tierra fértil para politiquería y banalidad, quiero levantar mi voz femenina. Quiero reivindicar el trabajo de tantas mujeres que se levantan temprano y tras dejar a sus hijos en una guardería aportan su capacidad y valor en una empresa, fábrica o comercio, regresando más tarde para bañar y abrazar a sus retoños, hacerles la cena e inculcarles valores.

Quiero también reivindicar el trabajo leal y honesto de tantos hombres que acompañan a sus mujeres, dándoles el espacio para que estudien, trabajen o se realicen como ellas eligen.

Brindo este 8 de marzo por un mundo de mujeres libres, felices y orgullosas de su identidad, realizadas y plenas. Complementarias y con igualdad de derechos. Solo entendiendo y celebrando nuestra diversidad construiremos un mundo más justo donde valga la pena vivir.

Mariana Stange

DNI 21.890.351

Homenaje

Hoy es el Día Internacional de la Mujer. En nombre de la mujer que vengo, mi madre, el de aquellas en las que me proyecto, el de mis hijas, y el de todas las mujeres del mundo, vaya mi homenaje a ellas, en forma de soneto:

Mujer. No hay más que un modo de nombrarte y todo lo demás es tu adjetivo, pero vivir es tu designio vivo de encontrar otro nombre para darte./ La sed de tu substancia, todo el arte, toda la inspiración, tu substantivo, toda ambición no tiene otro motivo que la esperanza de representarte./ Tu nombre es la metáfora de todo; la tiniebla, la luz, la llama, el hielo. Refugio y perdición, estrella y lodo. Pero al fin queda siempre el desconsuelo, de que hay para nombrarte un solo modo: en la tierra Mujer, como en el cielo...

César Tito Román

polocon@icloud.com

Plazas ocupadas

Señor jefe de gobierno de la ciudad: transito todos los dÍas la Plaza Lavalle y las dos aledañas que terminan en la avenida Córdoba. Preocupa la cantidad de personas, en grupos de ocho o más, mayores de edad, adolescentes y criaturas, que se encuentran instaladas en esas plazas en forma permanente. Ahora un grupo está frente al Palacio de Justicia, otro frente al Teatro Colón y otro en la que está sobre Córdoba. Además de ver la suciedad que dejan (me pregunto dónde harán sus necesidades fisiológicas), miran a los transeúntes en forma desafiante. Peligrosísimo. Las autoridades policiales, municipales, sanitarias ¿no pueden hacer nada? Después nos preocupa el dengue o el coronavirus. ¿No hay forma de que a estas personas se las reubique en un sitio mejor? Los menores de edad que se ven en esos grupos ¿alguien se preocupa por su educación? ¿Cuál es el futuro que les espera? No es difícil imaginarlo.

En vez de tanta baldosa, el gobierno porteño podría ocuparse de esto también.

Eduardo P. Giorgi

DNI 7.710.256

En la red

Facebook

Oscar Parrilli y el campo: "Nos sentimos orgullosos de que sean los primeros que nos ataquen"

  • "En un país normal se debería sentir orgulloso de que la inflación baja, que no haya desnutrición infantil, que todos tengan acceso a agua corriente, luz eléctrica . Creo que el silencio a veceses más saludable" - Nora Koch
  • "Porque son a los primeros que atacan, junto con los jubilados, que ya presentaron miles de amparos" - María Glansdorp
  • "Otra vez van a recrear la pelea con el campo, sabiendo lo que todo eso implica, cortes de rutas, desabastecimiento, suba de precios y una baja de la recaudación. Si esto se sabe que es así, la pregunta es cuál es el objetivo del Gobierno" - Moisés Rodríguez
  • "Se nota que no sabe ni entiende lo que es el campo" - Mónica Ghirardotti

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina .

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.