De los lectores: cartas & mails

Pandemia y pobreza; Varados en México; Liberación de presos; Niños sin educación; Bibliotecas públicas
(0)
30 de abril de 2020  

Coronavirus

Pandemia y pobreza

Los gobernantes, en su afán de tener el poder y el control, apelan a nuestro miedo más básico, el miedo a morir. Están perdiendo el sentido común, haciéndonos cumplir restricciones como si no pudiéramos pensar. Subestimar a la población y a su capacidad de cuidado individual se les va a venir en contra, como un búmeran.

Todo es decreto e imposición. La pandemia vino para quedarse y debemos iniciar una etapa en la que las personas sean las que empiezan a pensar y a actuar con cuidados individuales. No somos giles, nadie quiere enfermarse ni morir, sabemos cuidarnos. La mayoría de las asociaciones que nuclean actividades han elaborado protocolos de atención para bajar el riesgo de contagio y que empiece la actividad, ¡usémoslos! ¿O será que vamos a seguir secuestrados, el país quebrado y luego el Estado confiscando empresas en quiebra? La pobreza va a matar mucho más que el coronavirus.

Margarita Reynolds

DNI 17.945.907

Varados en México

"Su vuelo fue cancelado". Así amanecimos el 25 de abril a las 6 a.m. en el grupo de WhatsApp que compartimos todos los argentinos que íbamos a viajar el 2 de mayo desde México hacia la Argentina. Pero esa no fue la primera cancelación que nos tiró las esperanzas al piso. Si bien muchos compatriotas lograron regresar al país, somos miles los que aún permanecemos a miles de kilómetros esperando una solución por parte de un Estado cruel y ausente. La empresa encargada de cumplir con este traslado es Aeroméxico, que una semana antes llamó a casi todos los pasajeros para confirmar sus lugares en el avión. Incertidumbre en un ida y vuelta en el que nadie parece hacerse responsable, siendo la única realidad que seguimos desperdigados en México, solventando como podemos los costos totales de una estadía, la cual cada vez se hace más difícil de sobrellevar porque es poca o casi nula la asistencia que la mayoría hemos recibido del consulado argentino.

La aerolínea dice que la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) no le otorga los permisos de vuelo, mientras que esta argumenta que jamás lo han solicitado. Desde el consulado argentino aseguran que no pueden hacer nada, a pesar de estar anotados ya en cuanta lista existe. Ni hablar de cuestiones emocionales porque la angustia, la desesperación y el miedo nos atraviesan a todos: porteños, patagónicos, norteños, cuyanos, mesopotámicos, etc. Necesitamos y anhelamos volver a casa, sentir que estamos seguros, que nuestro país no se olvidó de nosotros y que somos tan argentinos como los que están del lado de adentro de la frontera. Lo único que pedimos es que alguien nos dé respuestas concretas. Exigimos que el Estado argentino haga lo necesario y no nos abandone.

Milena Perovic

DNI 35.307.548

Liberación de presos

La liberación masiva de presos tiene regulares, malos y pésimos antecedentes en el país. Lo peor fue sin duda el literal asalto a las cárceles el mismo día de la asunción de Héctor J. Cámpora para liberar a integrantes de las "formaciones especiales" sin aguardar -si era procedente- el dictado de alguna medida legalmente pertinente. Salieron internos de todo tipo, algunos de muy alta peligrosidad. La sociedad lo pagó en los meses y años subsiguientes. Las dos restantes afectaron la seguridad en momentos en que la provincia de Buenos Aires recuperaba la democracia en 1983/4, situación que debí enfrentar personalmente por estar a cargo entonces del Ministerio de Gobierno; cada una de ellas produjo el egreso masivo de más de 1000 internos. En el final de la dictadura y ante el amotinamiento ocurrido en Olmos, cuando los internos tomaron de rehén al entonces ministro de Gobierno, quien insólitamente y fuera de toda lógica y sentido común fue a parlamentar al penal; la dictadura para ponerle fin a la situación dictó una conmutación masiva de penas (un horror jurídico); el cambio de gobierno nos encontró en pleno proceso de liberación. Hubo cantidad de reincidencia casi de inmediato.

Por último, al adecuar el Congreso Nacional las leyes penales a las vigentes antes del 24 de marzo de 1976, se produjo en abril de 1984 el otro egreso masivo por aplicación de la ley más benigna. Más allá de los motivos razonables de esta última normativa el efecto negativo se sintió en las calles. Es de suponer que ante la gran crisis que estamos padeciendo se agudicen esos efectos negativos.

Juan Antonio Portesi

LE 4.914.405

Niños sin educación

Como Sarmiento, considero que la educación pública sigue a la pobreza como principal política de Estado. El prócer, en su libro Educación popular , dice que es lastimoso cómo vive el pobre, cuando niño. En una pequeña pieza comen y duermen padre, madre, hijos. Con aire malsano, aguas pútridas, desaseo habitual, desnudez inevitable y un desagradable espectáculo moral con actos de represión y desahogo de los padres. La vida del niño es muy dura y parece inviable una mejor condición para él. La justicia y la mejora moral, imposibles. Según Sarmiento, todo niño, aun pobre, debe recibir educación desde los 2 años, pues puede comprender, obedecer, discernir, querer y empezar a cultivar su inteligencia. El hombre es un ser moral que, por lo vivido en su más tierna infancia, indica el carácter futuro del adulto. La educación permite al niño pobre elevar su alma humana por el conocimiento de las verdades que la ciencia le concede. Contrariamente a lo que sostenía Sarmiento ya en 1849, el actual gobierno exime a los padres de inscribir a su hijo en una escuela para poder percibir la asignación familiar por hijo (AUH), un requisito ahora abandonado.

Alberto J. del Campo Wilson

DNI 10.133.913

Bibliotecas públicas

A modo de sugerencia, y ya que la cuarentena sigue extendiéndose quincenalmente, solicito la reapertura de las bibliotecas públicas, a las cuales podríamos asistir respetando todas las normas de seguridad para así disponer de material de lectura renovado, que tanta falta está haciéndonos en estos días de inactividad forzada.

Diana Sobel

dianasobel@gmail.com

En la Red

Facebook

Presos liberados: la oposición alertó sobre "una epidemia de delitos"

  • "Esta es la peor pandemia; pandemia de impunidad" - Alejandro Benavídez
  • "Qué sentido tiene que nos tengan encerrados y los presos ahora libres? ellos van a desparramar el virus porque no tienen códigos"- Marta Dome

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.