De los lectores: cartas & mails

(0)
26 de enero de 2020  

Carta de la semana

Futuro roto

Cumplí 19 años el 1º de diciembre de 1987; pasaron más de 30 años. A lo largo de esos años estudié bioquímica, trabajé como preceptora, empecé a dar clases de química en el CBC, me recibí de bioquímica, hice dos residencias, trabajé durante 10 años en el Instituto Malbrán, hice guardias en el Hospital Argerich durante más de 10 años como suplente hasta que concursé una titularidad, formé una familia, fui abuela, y a los 50 años decidí empezar otra carrera universitaria. Es mucho lo que uno puede hacer a lo largo de 30 años, toda una vida, todo lo que nunca va a poder hacer Fernando Báez Sosa.

Gabriela Susana Braidot

gabybraidot@yahoo.com.ar

Consumo de alcohol

El consumo, y abuso, de bebidas con alcohol es peligroso para la salud de quien lo ingiere y para la seguridad de terceros. En la Argentina, el consumo de alcohol por persona es el mas alto de Latinoamérica, con un inicio desde los 12 años, a pesar de estar, por ley, limitada la venta de a menores de 18 años. Paradójicamente, ciertos mensajes publicitarios lo estimulan, colisionando con criterios de cuidado de la salud, de lealtad comercial y de información frontal completa y segura que provea precauciones y advertencias de su consumo. Además, es reconocido como un factor de riesgo modificable, genera enfermedades que impactan negativamente en la salud pública, ocasionando mayores e innecesarios gastos sanitarios. Sus efectos en el sistema nervioso central contribuyen a desarrollar cambios en la conducta habitual, deterioro de la capacidad de juicio, irritabilidad, agresividad, labilidad emocional; accidentes automovilísticos, laborales y hogareños, también adicciones, intoxicaciones, interacciones alcohol-medicamentos, discapacidades, enfermedades y muerte prematuras. Su consumo durante el embarazo y el período de lactancia también es peligroso para la salud del bebé. Por el cuidado de la salud, reflexionemos, es necesario regular y mejorar la información en el rotulado frontal y limitar los mensajes publicitarios.

Damián Pablo Ballester

dpballester@hotmail.com

Sanción ejemplar

La triste y dura noticia del salvaje asesinato de Fernando, el joven estudiante que vacacionaba en Villa Gesell, deja en las familias y especialmente en los padres un sabor amargo difícil de olvidar. El hecho es sin duda irreparable. Sin embargo, siento la necesidad de dar una opinión sobre un deporte creado en Inglaterra, en el que si bien intervienen la fuerza y el choque, nace para ser jugado por caballeros, es decir, por valientes y no por cobardes inadaptados incapaces de controlarse frente a una situación de tan clara desventaja. Dicen que no se debe generalizar, pero tampoco se puede desconocer que no es la primera vez que hay rugbiers implicados en hechos violentos. Por lo tanto, creo que la UAR debe expedirse claramente al respecto de este caso tan grave y sancionar a estos violentos para que más allá de lo que decida la Justicia y sus propias conciencias, ninguno de ellos pueda volver a pisar una cancha de rugby por el resto de sus vidas, como sanción ejemplar, y dejar sentado que lo importante es tener un comportamiento civilizado y virtuoso tanto dentro como fuera de la cancha.

María Delia Cordone

DNI 11.987.140

Escuela de vida

Recientemente, en un muy lamentable episodio, un grupo de aprendices de delincuentes, y digo "aprendices" por ser prácticamente adolescentes, asesinaron salvajemente a un joven a la salida de un lugar bailable.

Desgraciadamente, por ser estos delincuentes integrantes de un equipo de rugby, se han efectuado comentarios desfavorables hacia este deporte y se presenta al mismo como favorable a que sus cultores protagonicen episodios de esta naturaleza.

Yo he jugado rugby, también mi padre, y nunca tuvimos conocimiento de este tipo de episodios protagonizados por jugadores. Todo lo contrario. Se hizo siempre culto al juego limpio, a la corrección y el respeto, y se tuvo siempre presente aquella definición de lord Burton, que definió muy acertadamente lo que debe ser un deportista: "Sportman no es solamente aquel que en la práctica de un deporte ha vigorizado sus músculos y desarrollado su resistencia, sino el que en la práctica de ese noble ejercicio ha aprendido a reprimir su cólera, a ser tolerante con sus compañeros, a no aprovecharse jamás de una ventaja, a experimentar como la más grave de las ofensas la sospecha de una trampa y a sobrellevar con una sonrisa el desencanto de un revés".

Esto es una verdadera escuela de vida, por algo Churchill dijo que en los campos de deportes Inglaterra aprendió a ganar la guerra.

Jorge Carlos Ales

DNI 4.370.321

Discusión clasista

Cualquier deportista ama el deporte que practica y se siente una parte del mismo, en espíritu, ideales compartidos y sentido de pertenencia, ya sea a un club o a un grupo. Durante más de 40 años he practicado casi todos los deportes con inmensa satisfacción y grandes recuerdos. A partir de la adolescencia, gracias al colegio al que tuve la suerte de asistir, practiqué con mayor dedicación rugby y atletismo, específicamente carreras de fondo. Entre los 18 años y los 27 jugué en la segunda división del rugby de Buenos Aires. Sigo corriendo desde entonces, compitiendo en carreras de todo tipo junto a un hermoso grupo de jóvenes eternos. Mis tres hijos son dedicados deportistas y mi mujer sigue jugando al hockey apasionadamente.

El terrible acto criminal ocurrido en Villa Gesell, que culminó con la muerte de un chico, además del dolor que genera en cualquier persona de bien, me obliga a una reflexión. Solo un padre puede entender a esa madre cuando dice que esa noche de enero se terminó su vida. En una sociedad sana, formada por gente de bien, todo acto criminal, lo realice quien lo realice, resulta inaceptable y debe ser castigado con todo el peso de la ley. Existe en nuestro planeta, por obra de Dios o si se prefiere por simple necesidad de la especie, una mayor proporción de gente buena que de gente mala. Es a esta gente buena a la cual la ley debería proteger, aunque muchas veces, en pos de un liberalismo mal entendido, termina castigándola con la injusticia y el abandono.

Sesgar a la opinión pública no ayuda a este fin. Comenzar una discusión clasista, teñida de ideología política berreta, basada en anecdotarios dudosos sobre tal o cual comportamiento de "la gente" del rugby, desvía la atención de donde debería estar puesto el foco. Una vez más, como ha venido ocurriendo con el sesgo político que ha impregnado los escándalos de corrupción en nuestro país, algunos nos confunden y buscan la permanente división de la sociedad. La gente de bien, como los buenos deportistas de todas las disciplinas, solo aspira a que la ley, ciega, efectiva y rápida, se convierta de una vez por todas en justicia.

Pablo Orlandi

DNI 20.011.297

Reflexión

El escalofriante crimen cometido por jóvenes monstruos, en manada y a patadas, contra la vida de un ser indefenso, en el piso y sin piedad por parte de ellos y por gran parte del público que se acercó a presenciar la mortal escena, no debería hacernos perder el foco de otras atrocidades, como la cuchillada que recibió el turista australiano frente a la Facultad de derecho y tantos otros casos. El primer hecho, casi borró de los medios la atención sobre este último.

Deberíamos replantearnos la educación -o mejor dicho- la falta absoluta de ella.

Y observar que en ambos extremos de la violencia desatada la causa no es el hambre, pero sí la carencia de valores y el desprecio total por la vida del otro.

El alcohol, la droga y la impunidad son un combo explosivo que se manifiesta día y noche en nuestra sociedad.

Escribo esta reflexión estupefacta de comprobar el deterioro social al que hemos llegado...

Julieta Iraola

julietairaola@yahoo.com.ar

Obra pública

Las obras que piensa hacer el ministro Katopodis, usando cooperativas de vecinos e igual cantidad de hombres que mujeres, ya lo hizo Duhalde cuando era gobernador y las mismas se llamaron obras UGE (Unidad de Generación de Empleo). Pregúntenle a él, porque hubo que hacer cambios y utilizar empresas constructoras, pues con solo buena voluntad y sin idoneidad técnica se complica mucho.

Ra fael E. Madero

DNI 8.558.733

En la red

Facebook

Obra pública: polémica entre un exfuncionario macrista y el Gobierno

"Porque no gobiernan, están dedicados a echar culpa al pasado. Lo que ellos reprochaban antes lo hacen con más ensañamiento", Lionel Martín

"Si nos llevamos por los hechos, con solo observar el partido de San Martín, pobre señor", Calu Martínez

"Lástima. Pensé y estaba segura de que Katopodis era lo mejorcito de la política", Viviana Manitto

"No entienden que la campaña terminó; tienen que gobernar haciendo las cosas mejor, si saben.Dejen de ocuparse del adversario con hipocresía y mintiendo ", Héctor López

"Mejor que decir es hacer", Berenice María Mele

"Uno más improvisado que el otro, qué nivel de gente ", Roxi Giordano

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.