De los lectores: cartas & mails

(0)
21 de marzo de 2020  

Coronavirus

Reconocimiento

El jueves, a las 21 horas, la ciudadanía homenajeó, con un aplauso cerrado desde sus balcones, al personal de sanidad que atiende directamente a los enfermos de Covid-19. Conmovedor agradecimiento del pueblo a quienes arriesgan su seguridad personal y la de su familia. Sabemos que lo hacen por vocación sin esperar retribución monetaria alguna, pero el Estado -que nos representa a todos-, tan proclive a repartir subsidios y ayudas varias, debería no conformarse con los aplausos y ofrecerles un significativo reconocimiento económico. Los aplausos estuvieron muy bien, pero acompañados de un aporte monetario -que no compensará la importancia de la tarea desarrollada- estarán mejor. Si los ponderamos tanto, que sea en serio.

Jorge A. Carabba

DNI 4.300.568

Impropio

Mientras el país se debate para solucionar una de las crisis más severas de los últimos tiempos, mientras se movilizan todos los recursos disponibles para morigerar los efectos de esta emergencia sanitaria, en tanto todos los funcionarios, empleados, médicos y cuanta persona y medios necesarios para apuntalar en esta emergencia se ponen a disposición del Gobierno, la vicepresidenta de la Nación se ausenta del país y viaja a Cuba, desde donde volverá con su hija Florencia. Nada es superior al cumplimiento de un deber y menos cuando se sobrepone una visita familiar a una obligación superior como la que tiene un vicepresidente en un momento crítico. La señora Cristina Fernández de Kirchner ha cometido una irresponsabilidad impropia del cargo que ocupa.

Florencio Olmos

DNI 5.941.080

La Cuaresma

Cuaresma: tiempo en que los hombres de buena voluntad nos dedicamos fervientemente a la oración, la reconciliación y a la realización de obras de caridad y solidaridad con nuestros hermanos. Cuarentena por el Covid-19: caramba, ¡qué coincidencia!

Luis Alberto Carreras Vescio

DNI 12.731.658

Mal ejemplo

Espero que quien está comandando la nave "República Argentina" en esta terrible tormenta del coronavirus cumpla con lo que dijo y sancione a Tinelli por no acatar la cuarentena obligatoria e irse de vacaciones a Esquel. Una figura pública como él, que moviliza grandes audiencias, debería recibir una penalidad severa por su irresponsabilidad y por dar malos ejemplos. Parece no importarle el resto del país. Tomen nota, directivos del fútbol.

Rafael E. Madero

DNI 8.558.733

Baños públicos

Sería muy oportuno y necesario que las autoridades municipales de todo el país incluyeran entre las actividades de fiscalización, el control de la higiene de baños de establecimientos públicos (restaurantes, bares, cines, etcétera) y que estos posean los insumos para el aseo personal de los que concurren a ellos. Es un tema de salud pública que nunca se debió descuidar.

Jorge Augusto Cardoso

DNI 7.784.561

Viralización

Viajé a Madrid y a Londres, y en solo 15 días vi desmoronarse el turismo de dos de los centros culturales más importantes del mundo. Con ello, caía el ánimo de los trabajadores del sector, mientras los turistas comenzaban a desaparecer asustados. Por suerte la "avalancha" de casos ocurrió poco después y pude cumplir a tiempo con mi agenda en los museos. Hoy estoy en cuarentena. En Europa nunca tuve pánico; en general no me crucé con gente usando barbijos ni enferma, y además estaba alertada de sobre cómo prevenirme del coronavirus. En cambio, los videos que me reenvían al celular en forma insistente, en su mayoría sin especificar fuentes y vaticinando grandes catástrofes, colaboraron para sembrar el pánico. En 1743 el jesuita Machoni, rector del Colegio Máximo de Córdoba, escribía: "La elocuencia es diferente de la insistencia". Insistir con estos reenvíos sin chequear se ha convertido en una nueva forma de comunicación que no por casualidad se denomina "viralizar". Cuando termine el peligro del coronavirus me gustaría que se tomara conciencia de la veracidad de estos mensajes que pueden convertirse en otro tipo de virus.

María Delia Cordone

DNI 11.987.140

Sin techo

Los que viven en la calle, los sin techo; ¿dónde cumplen la cuarentena? Hay unos 1500 en Buenos Aires. En la esquina de O'Higgins y Quesada, por ejemplo, duermen tres.

Jorge R. Vilaboa Novoa

jvilaboanovoa@gmail.com

Supervivencia

La Anses obliga a jubilados y pensionados a justificar su supervivencia periódicamente, lo cual significa una carga innecesaria para los adultos mayores, ya que en tiempos de bases de datos interconectados, dicha administración debería mantener actualizados sus registros de beneficiarios a través de la información de fallecimientos que brinda el Registro Civil. El cambio se impone en estos tiempos en los cuales es necesario apoyar a los adultos mayores en el cumplimiento de su aislamiento obligatorio.

Rodolfo E. Szelest

rodolfo.szelest@gmail.com

Pagos diferidos

El jueves pasado recibí un mail de la institución bancaria en Uruguay donde tengo una cuenta declarada. En el mensaje, dirigido a personas y pymes, me informaban que habían decidido diferir el pago de las cuotas por préstamos amortizables por 90 días. Esta simple medida con toda seguridad será de gran ayuda para quienes hubieran tomado crédito en esa entidad. Desconozco si es extensiva a otros bancos uruguayos, pero nos muestra cuánto más rápido reacciona el sistema en el vecino país, tomando medidas que esperemos se repliquen en la Argentina, donde tantos clientes hemos tenido que recurrir al crédito para hacer frente a nuestras obligaciones, muchas de ellas fiscales.

Máximo Andrieu

DNI 8.634.326

Islas en venta

Respecto de la nota sobre la venta de las nuevas islas que nacieron frente a San Isidro, quisiera recordar que la antigua ley de secciones de islas otorgaba a Tigre jurisdicción sobre las islas de la Primera Sección. En 1996 hubo un proyecto del gobierno nacional y de la provincia de Buenos Aires, aprobado por el municipio de Tigre, para hacer un relleno en el que se construiría el barrio cerrado Isla del Plata, donde hoy están las islas de área protegida de San Isidro. En ese momento, el entonces intendente Melchor Posse, los vecinos, los clubes náuticos, entidades que defienden el medio ambiente y en mi caso como diputado provincial, hicimos una presentación ante la fiscalía de Estado y en la Justicia y logramos hacer caer esas escrituras. A partir de ese momento me aboqué a lograr la modificación de la ley de secciones de islas. Con un acuerdo de intendentes en 2001 logramos la ley provincial 12.599. Por esta ley, las islas dejaron de ser de Tigre y las islas formadas y por formarse pasaron a ser jurisdicción del municipio frentista: desde la línea imaginaria de la calle Uruguay hacia el río hasta la línea imaginaria de la calle Paraná son jurisdicción de San Isidro. También en 2001 logramos la ley provincial 12.704, que preserva el "paisaje protegido de interés provincial" y el "espacio verde de interés provincial". El año pasado presentamos una ley para que declare a las nuevas islas paisaje protegido y se las "sustraiga de la libre intervención humana". Así, las nuevas islas de San Isidro no son y no van a ser ocupadas nunca; para ello, son patrulladas por equipamiento (embarcaciones livianas y drones manejados por guardaparques) y personal propio municipal. Este cuidado y patrullaje hace que toda el área esté preservada en beneficio no solo de la comunidad de San Isidro, sino de otras localidades y como resguardo para las futuras generaciones. Incluso realicé la denuncia penal por usurpación y otros delitos en las islas cercanas a San Isidro (repito, fuera de San Isidro), contra quienes aparecieron en una nota del diario la nacion haciendo apología del delito al contar de qué manera venden terrenos o construyen casas en las islas, protegidas.

Gustavo Posse

Intendente de San Isidro

Patrulleros oceánicos

Se han publicado dos cartas con quejas por la compra de patrulleros oceánicos en lugar de construirlos acá y por la supuesta corrupción en la transacción. Conviene aclarar que la última construcción en el país para la Armada finalizó hace unos 18 años. Las últimas reparaciones de magnitud tardaron seis años, para el submarino San Juan y siete años para el rompehielos Irízar, con costos altísimos. Esos buques fueron construidos oportunamente en cuatro y dos años, respectivamente. Tuvimos construcción naval y la Armada contribuyó en mucho con ella, pero lamentablemente se perdió. Habrá que comenzar de nuevo, pero hacer un buque de guerra es el último escalón, no el primero.

La construcción nacional de patrulleros oceánicos se intentó muchas veces en los últimos quince años, y fracasaron todas. La Armada, al igual que las otras fuerzas, necesita medios para cumplir su tarea y es válido aprovechar las oportunidades, ocurrió con los buques rusos, que se compraron a precio simbólico y permitieron volver a contar con la capacidad de remolque marítimo (y antártico). Lo mismo con estos patrulleros aptos para el control marítimo de una superficie gigantesca, con un medio acorde y bajo costo operativo. No es menor además la urgencia de que nuestros marinos acumulen práctica profesional acorde con sus responsabilidades.

En cuanto a la denuncia de corrupción puedo decir que conozco bien la honestidad y el profesionalismo de los responsables navales.

Capitán de Navío (RE) VGM Gerardo Martínez

DNI 13.528.778

En la red

Facebook

Coronavirus

"¡Más controles en las entradas al país, por favor!", María Catologne

"No se está cumpliendo la cuarentena. Hay demasiada gente en la calle", Juano Auruccio

"Soy un crítico permanente del presidente Fernández, pero así como lo he criticado, ahora lo aplaudo por la toma de decisión y su actitud de liderazgo", Luis Miguel Duarte

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.