De los lectores: cartas & mails

(0)
19 de febrero de 2020  

Muerte de niños

Si la vicepresidenta cuando era presidenta hubiera recibido al pueblo qom, que acampó durante meses en la esquina de las avenidas 9 de Julio y de Mayo, tal vez algunos funcionarios hubieran hecho algo para que los pueblos originarios tengan agua y no hubiera tantas muertes de niños.

Señores funcionarios nacionales, provinciales y legisladores: es agua, son pozos y bombas; no es mandar un cohete a la Luna.

Antonio Mario Guarino

aguarino@fibertel.com.ar

Festejo estudiantil

Desde hace unos diez años se ha impuesto una práctica entre los alumnos que comienzan el 5º año del secundario, denominada "el último primer día de clases". En esta "celebración", los alumnos de ese nivel se reúnen unas horas antes del comienzo de clases (puede extenderse hasta la noche anterior) para hacer una "previa" en la que se consumen y comparten todo tipo de bebidas alcohólicas. El resultado es que los jóvenes arriban al colegio mal dormidos y, en muchos casos, en notorio estado de ebriedad, conducta que es festejada por sus pares y sirve de ejemplo y fuente de imitación para los estudiantes de los cursos inferiores. Como familia no estuvimos de acuerdo en que nuestro hijo participara de esta práctica y solo fuimos acompañados en nuestra decisión por unas tres o cuatro familias del curso (sobre un total de unas cincuenta).

Más allá de la nimiedad de los motivos para el festejo (nótese que no se trata del fin de un ciclo, sino del mero comienzo de su último tramo), creo que esta práctica debe pasar al arcón de los malos recuerdos, en momentos en que las nefastas consecuencias del consumo excesivo de alcohol entre los jóvenes están a la vista de todos. La falta de límites a la pretendida voluntad omnímoda de los adolescentes y el temor a ejercer la autoridad paterna son parte importante del origen de los males que padece nuestra sociedad.

Ojalá que este comienzo del ciclo lectivo sea, también, ocasión para un nuevo acuerdo entre padres e hijos, para un ejercicio efectivo de la paternidad responsable.

José Luis Buttazzoni

DNI 18.097.468

Chicos

Estoy harto de escuchar periodistas llamar "chicos" a los abominables sujetos que asesinaron "en banda" a un pobre muchacho indefenso, ensañándose con él y pegándole en el suelo. Basta de llamar chicos a esos sujetos que practican un deporte que, aunque violento, tenía en el pasado reglas de caballeros de bien. Virtud que evidentemente se perdió. Insisto, no más "chicos", son sujetos abominables.

Juan Carlos Parodi

DNI 4.396.466

Al final volvió

Columna "Y, al final, volvió", del domingo pasado. A Graciela Guadalupe, ¡ chapeau !

Patricia Connolly

DNI 5.333.461

Sucesos de 1915

En su carta publicada en esta sección, los señores Edgardo Kevorkian y Eduardo Kozanlián, de la Asociación Cultural Armenia Hamazkain, no dudan en explotar el capítulo más trágico del siglo XX y los sufrimientos sin precedente de las víctimas de la Shoá para respaldar su narrativa distorsionada sobre una controversia histórica. El esfuerzo de equiparar la Shoá, un hecho innegable e incuestionable que fue probado por las sentencias del Tribunal Militar Internacional de Núremberg, con los sucesos de 1915, que continúan siendo un tema de legítimo debate entre los historiadores, no solo es incorrecto desde una perspectiva académica, jurídica y moral, sino que es también un acto irrespetuoso que niega la realidad de la Shoá. Los señores Kevorkian y Kozanlián continúan capitalizando los sufrimientos del pueblo judío al referirse al antisemitismo en la misma línea que un término creado por ellos, a saber, la llamada "armenofobia", la cual aseguran que es una política de Estado en Azerbaiján y Turquía. Solo se puede definir esta acusación mediante el concepto freudiano de "proyección", que es ver las faltas propias en un otro. Me pregunto qué pensarán estos dos caballeros sobre la glorificación de los actos de los terroristas de Asala, JCAG, quienes asesinaron a 31 diplomáticos turcos entre 1973 y 1986, por parte del gobierno de Armenia y las organizaciones de la diáspora armenia de línea dura.

Es asimismo desconcertante leer la alegación de que Azerbaiján y Turquía usurpan el "legítimo" territorio armenio. Aparentemente, los firmantes de la carta desconocen el hecho de que Armenia fue el primer país en reconocer las fronteras de la moderna República de Turquía al firmar el Tratado de Gümrü, que delimitaba las fronteras entre Turquía y Armenia en 1920 y las cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que exhortan a Armenia a retirarse de los territorios ocupados de Azerbaiján.

El genocidio es el crimen más inhumano y lamentable, no es una palabra que se deba decir a la ligera. Es un término jurídico que está claramente definido en la Convención de 1948. Los sucesos de 1915 no constituyen y no pueden ser clasificados como tal.El verdadero peligro no es el silencio, como sostienen los señores Kevorkian y Kozanlián, sino los intentos de silenciar un debate legítimo; intimidando a distinguidos académicos como Bernard Lewis, Stanford Shaw y al difunto Norman Stone, quienes rechazan la tesis del genocidio; transformando las discusiones sobre los sucesos de 1915 en un dogma e inculcando el odio hacia los turcos en las mentes de los jóvenes armenios.

S. Vural Altay

Embajador de la República de Turquía en Buenos Aires

Sin luz en Pompeya

Los vecinos de Nueva Pompeya venimos soportando cortes de luz desde hace un mes sin tener de parte de la empresa ni del ENRE una respuesta de cómo continúa este calvario. Por favor, ¿alguien se puede hacer cargo e informar a los usuarios qué pasa y hasta cuándo vamos a continuar sin luz?

Nilda Manuela Magnaghi

DNI 10.137.400

En la Red

Facebook

Advierten sobre una "catarata de renuncias" de jueces para evitar la reforma jubilatoria

"Qué bueno si renuncian. De esta manera se podrá renovar el Poder Judicial con jueces probos y honestos", Pablo Rodríguez

"Que no sea una maniobra K para llenar los juzgados con sus 'legítimos'", Daniel Adolfo Conte

"De solidaridad ni hablemos; eso queda solo para los trabajadores. Los políticos, jueces y sindicalistas ni entran", Violeta Galante

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.