De los lectores: cartas & mails

(0)
26 de febrero de 2020  

Sin barbijos

He leído en LA NACION de ayer la nota titulada "La OMS advierte sobre una pandemia de coronavirus". Justamente, ayer pasé por una farmacia muy conocida, con cientos de sucursales, para adelantarme y comprar barbijos, tan necesarios para evitar contagios. Me dijeron que no tenían en ninguna sucursal, que hacía rato que no entregaban.

¿No sería conveniente que ya empezaran a tomar medidas preventivas sobre este tema, y aseguraran el stock de elementos necesarios, para que no falten a la población?

Susana Seligmann

susel08@hotmail.com

Demasiado tarde

Fernando Báez Sosa no murió solo a manos de un grupo de inadaptados, más allá del deporte que practiquen, murió también por la falta de servicios esenciales de contención y seguridad que deben existir en cualquier comunidad cuando -por cualquier razón- se realizan reuniones masivas o con numerosas de personas. Murió por la desidiosa costumbre del "no te metás" argentino, murió por la cobardía individual o colectiva de individuos que vieron lo que estaba pasando mientras atacaban a Fernando y nada decidieron hacer para detenerlo, murió porque los adultos -hombres y mujeres-que circulaban en automóviles por el lugar no se detuvieron para intervenir, gritar o tocar al menos las bocinas al unísono para llamar la atención a los efectivos policiales que debían estar allí.

Nadie exige sacrificios personales, pero sí una mínima solidaridad ante casos como el que luego lamentamos todos, como los miles de asistentes a la marcha en repudio de la absurda, injusta y atroz muerte del joven Fernando, acompañando la desolación y el inacabable dolor de sus padres. Demasiado tarde.

Ricardo A. Titto

DNI 572.194 (ex-LE)

Violencia verde

Circula por la redes un video, tomado en el último acto realizado frente al Congreso en favor de la aprobación del llamado "aborto legal, seguro y gratuito", en el que se ve a un grupo de diputadas enroladas en la línea de los pañuelos verdes subidas al escenario cantando que si no se aprueba la ley de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), "les copamos las rutas y les quemamos la Catedral". Me llama poderosamente la atención la presencia entre ellas de legisladoras de todos los signos políticos, aun de aquellos partidos que se consideran republicanos y democráticos. Es cierto que algunas de las diputadas señalaron que cuando se dieron cuenta de la letra del estribillo dejaron de cantarlo, pero eso no es justificación ni de la presencia en el escenario ni del baile entusiasmado, cuando se estaba llamando a "quemar la Catedral", un templo que es fiel representante de la fe católica desde los inicios de nuestra nacionalidad.

Es de esperar que inmediatamente el gobierno nacional, a través del Inadi y de la Justicia, sancione de alguna forma a este grupo de diputadas que han atentado contra la Constitución, que no solo consagra la libertad religiosa, sino el sostén del culto católico. Asimismo, espero que las legisladoras que se dicen republicanas pidan disculpas públicamente a todos los creyentes del país.

Jesús María Silveyra

DNI 11.045.065

Privilegios

El decreto que emitió el Gobierno con aumentos discrecionales otorgando mayores beneficios a quienes nada aportaron y perjudicando a los que lo hicimos durante entre 30 y 45 años ha echado por tierra una ley votada por el Congreso. Se está estudiando la derogación de los privilegios de jueces y fiscales, que se quejan porque si les sacaran el 82% pasarían a ganar la mitad o menos de su haber en actividad, lo que les pasa a todos los jubilados castigados con un tope injusto ante el silencio de esos mismos jueces.

El Gobierno dice que no tiene plata y entonces baja las jubilaciones para que le cierre la ecuación, pero nada dice de bajar drásticamente los vergonzosos gastos de la política, los privilegios de la única clase beneficiada en estos treinta siete años de democracia. El Poder Judicial quiere que no le toquen esos privilegios, el poder político no toca los suyos, y yo me pregunto: ¿todos los argentinos somos iguales ante la ley? Aumentan impuestos nacionales y provinciales, tasas municipales, prepagas, medicamentos, ¿cómo piensa el Presidente que un jubilado puede afrontar esos aumentos?, ¿esta es la solidaridad?

Los argentinos sufrimos desde hace muchos años una clase política incapaz de sacar al país de la decadencia en que nos han sumido.

Adriana de la Canal

DNI 6.522.747

Delincuencia

Estoy en un todo de acuerdo con la carta sobre la delincuencia del lector Miguel Budich del 15 del actual, porque es sorprendente lo que ocurre en nuestro país. A medida que avanza el tiempo, la situación se va agravando. Yo me pregunto: las autoridades ¿no pueden determinar dónde se venden los celulares, las motos, los automóviles? Tal como se afirma en un artículo publicado en la nacion: "Se roba lo que se puede vender". Nadie va a robar algo si no lo puede transformar en dinero. Cuando se detiene a un delincuente se lo puede instar a que diga dónde lo vende y luego actuar en consecuencia. Hay países que pudieron controlar los delitos en forma admirable, y sería interesante hacer la consulta, como por ejemplo a las autoridades Singapur. Pero eso sí: usar internet, no enviar una delegación para ocasionar gastos desmedidos que pagamos los ciudadanos de a pie. Sobre este tema hay sorpresas: un ministro de Seguridad, cuando se refería a los crímenes en su provincia, dijo que eran "estacionales".

Rubén Rigalli

DNI 6.210.149

Donación

Según las estadísticas, los argentinos somos más de cuarenta millones. Día a día nos informan que en el norte se mueren chicos por tomar agua contaminada y por desnutrición. Los medios de comunicación nos mantienen al día al informarnos, pero ¿y? Los gobiernos son inoperantes. Pero ¿no habrá dos millones de argentinos que nos podamos comprometer a donar mil pesos, por intermedio de alguna ONG prestigiosa, para hacer llegar lo que sea necesario para que estos parajes olvidados de la mano de Dios tengan agua potable ?

Marta G. de Gonda

hgonda2@yahoo.com

En la red

Facebook

Corrían una picada en los médanos de Villa Gesell: un muerto

"No los controlan porque no quieren, después vienen la marcha y la culpa de los papás", Alejandro Bianchi

"Todos los veranos lo mismo, ¿no era que iban a regular esto?", Liliana Galasso

"Cero control municipal. Gesell, tierra de nadie", Jorge Palazzo

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.