De los lectores: cartas & mails

Llegó el coronavirus; Dengue; Plazo fijo; Jubilaciones; Cada vida vale; Dirigencia y sociedad; Manuales de texto;
(0)
4 de marzo de 2020  

Llegó el coronavirus

El ministro de Salud, Ginés González García, acaba de anunciar nuevas medidas para evitar la propagación del coronavirus. Y una que debería ser promovida (u obligada) es que los trabajadores de la salud dejen de viajar en subte, en tren y en colectivo con sus ambos hospitalarios; de esta manera dejarían de llevar afuera de los hospitales los gérmenes que el ministerio intenta aislar y combatir.

Doctor González García, por favor: basta de ropa hospitalaria en los medios públicos de transporte.

César Monicat

moc26@live.com.ar

Dengue

Ante los crecientes casos de dengue, propongo se intime a todos los cementerios nacionales, provinciales y municipales a retirar todos los cacharros o recipientes utilizados muy esporádicamente, a veces una vez al año, para colocar flores y que quedan mucho tiempo acumulando agua y toda clase de desechos contaminantes. Sugiero que aquellos que llevan flores las pongan sobre la tumba pero no utilicen recipientes que contengan agua.

Norberto Swarynski

betoswar@hotmail.com

Plazo fijo

He leído que al Presidente le da "vergüenza" que la Corte Suprema tenga a su nombre un plazo fijo por 40.000 millones de pesos "con las necesidades que tiene la Justicia". Sin embargo, no le escuché decir una palabra cuando en los últimos tiempos se inundó La Matanza, debiendo sus pobladores movilizarse con canoas y balsas, cuando es bien sabido que desde hace mucho tiempo el municipio de esa localidad, "con las necesidades que tienen los matanceros" tiene un plazo fijo en el que se colocaron 10.000 millones de pesos, que a esta altura deben ser mucho más. La doble vara del profesor Fernández resulta llamativa y a veces un tanto ridícula y tendenciosa.

Francisco Luis Celeda

DNI 10.833.685

Jubilaciones

Estoy sorprendido y no gratamente. Hace un par de años el entonces presidente Macri cambió la forma de calcular las jubilaciones, tomando en cuenta la inflación y el aumento de los salarios. La reacción K fue infernal, destruyeron la Plaza del Congreso y quisieron ingresar a la sede del Poder Legislativo, donde estaban reunidos los diputados, para sabe Dios qué cosa. Esgrimían que el Estado quería ahorrar $100.000 millones, empobreciendo a los jubilados. Lo cierto es que de haberse aplicado ese mecanismo este año los jubilados hubieran recuperado ingresos compensando las pérdidas por inflación. Sin embargo, la ley fue anulada por este gobierno, porque generaría pérdidas al fisco, según algunas estimaciones, por $100.000 millones. No hubo reacción de los fascistas de izquierda, algunos disfrazados de peronistas y otros de progresistas. Nadie (y esto es bueno) rompió una plaza pública para tener piedras y tirarlas al Congreso, no se escucharon protestas ni manifestaciones como "Alberto, basura, vos sos la dictadura"

Raro no es. Se protesta no por los hechos concretos, sino por las oportunidades políticas. No importa la verdad sino quién lo hace, solo para atacarlo si no es de "los nuestros". No se considera ahora lo más conveniente para la gente, sino para el grupo político que gobierna. Pasa algo parecido con los maestros. El acuerdo logrado, si lo hubiera propuesto el gobierno anterior, hubiera provocado hoy una gran huelga de maestros, como todos los años. Vivimos como en ese juego de chicos en el que unos tiran de una cuerda para un lado y otros para el otro. El resultado es que siempre alguno se cae, pero en realidad todos quedan en el mismo sitio.

La Argentina está parada sobre el barro hace más de 40 años. La incapacidad de la casta política, sea del color que sea, nos perjudica y nos mantiene atenazados.

Esteban Tortarolo

etortarolo@gmail.com

Cada vida vale

Si la Argentina legaliza el aborto, legalizará el homicidio del más indefenso, del niño por nacer. Solo nacerán los "deseados". ¿Aborto legal, seguro y gratuito? ¿Acaso puede ser legal matar a alguien? En el aborto legal el derecho a la vida no se respeta. ¿Seguro? Lo único seguro es que siempre muere el bebito y a veces también su madre. ¿Gratuito? Ese bebé lo paga muy caro, con su vida, y nosotros con nuestros impuestos. El aborto es el genocidio más grande de la historia de la humanidad. Y un gran negocio. Señor Presidente, la vida es el primer derecho, y cada vida vale. ¡Déjelos nacer!

Bettina Ugarte

DNI 21.832.816

Dirigencia y sociedad

Lo que estamos viviendo hoy en nuestro país se debe no solo a la propia incapacidad de la dirigencia política para solucionar sus reiterados errores, a su falta de criterio para generar un debate republicano, a su falta de jerarquía; en síntesis, a su chatura general, sino también al desinterés de la mayor parte de la sociedad por esta situación y por las mentiras y la corrupción reinantes. Del voto cada uno se hace cargo, haya sido realizado por complicidad, interés o ignorancia.

Carlos Alberto Ferrer

carlosferrer4010@hotmail.com

Manuales de texto

En su artículo publicado en el suplemento Ideas del sábado 22, la profesora Claudia Romero manifiesta su desinterés por los libros de texto y los manuales escolares, a los que considera la versión literaria de la comida rápida, en oposición a lo que ella llama los verdaderos libros, como cuentos, novelas o ensayos. Tal descalificación me parece muy injusta. La lectura de un cuento, una novela o un ensayo es un ejercicio libre, en el que cualquier camino que siga el lector puede ser válido. Los contenidos didácticos, por el contrario, exigen una lectura sistemática, más organizada. Y para eso están los libros de texto. La vida de Lavoisier, la historia de la demostración del último teorema de Fermat o los viajes de Alexander von Humboldt pueden ser lecturas valiosas y estimulantes. Pero son insuficientes a la hora de aprender química, matemática o biología.

Claudio H. Sánchez

claudiofisicamente@yahoo.com.ar

En la Red

Facebook

Coronavirus: primer caso en la Argentina

  • "La verdad son unos irresponsables, porque no se actuó desde que se dio el aviso en el mundo, se siguió permitiendo el ingreso de gente de todos lados y se propuso la buena voluntad de los pasajeros de avisar, son un desastre" - Ana Aguilar
  • "Lamentablemente era cuestión de tiempo. Como el ministro dijo que como hace calor no llegaba... Se ve que no pensó en que llegara alguien con el virus. Los controles fueron pocos y ninguno" - Stella Pollini

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.