De los lectores: cartas & mails

(0)
13 de marzo de 2020  

Coronavirus

Apoyo de la tecnología

La pandemia de coronavirus (Covid-19) presenta una interesante opción para probar nuevas tecnologías que pueden ser muy útiles para atenuar la difusión del virus. El uso de videoconferencias, tanto para el teletrabajo como para la educación, entrevistas, u otras actividades como la telemedicina, resulta muy recomendable. También los pagos con código QR o transferencias bancarias deberían promoverse, para evitar el contagio mediante los billetes (que parece ser más común de lo que se cree). Grandes empresas de telecomunicaciones han anunciado diversas medidas internas, tendientes a apoyar a las administraciones, a la sociedad y a los equipos de trabajo. Sería muy importante que desde las esferas gubernamentales se apoyaran estas medidas en esta emergencia sanitaria y social que nos afecta a todos.

Gabriel Motta

DNI 17.663.842

Prudencia

Recuerdo, en estos momentos de conmoción mundial por el coronavirus, la película Si todos los hombres del mundo . Su trama se basa en una cadena solidaria que, a través de personas, barcos y aviones, hace llegar a un lugar alejado una medicina para salvar la vida de una persona. Es oportuno que en estos momentos las conductas humanas, cualquiera que sea su intención, se detengan un momento ante un muro llamado "virus", doloroso de sortear, para reflexionar y tomar conciencia de que la moderación y la prudencia son el camino a seguir para sortear los imponderables.

Arnoldo Krawicki

akrawicki@gmail.com

Labor didáctica

Hay que felicitar al médico Daniel López Rosetti por la didáctica labor de difusión que hace en diversos canales de TV sobre las medidas higiénicas de prevención contra el coronavirus y otras enfermedades. Sin embargo, es de lamentar que casi invariablemente sea interrumpido por sus anfitriones y otros personajes irrelevantes, quienes, por mero afán de protagonismo, con su incontinencia verbal, sus comentarios frívolos, inoportunos y a menudo estúpidos privan de valiosa información a la audiencia.

Oscar Medina

olmedina88@gmail.com

Dar batalla

Y ahora se pierden los documentos que complican a Cristóbal López? Yo digo: ¡basta de tomarnos el pelo! Basta de que -desgraciadamente- lo que temíamos que podía suceder se hace sin ningún disimulo y se hace realidad. Siento que la Argentina está en medio de una partida de ajedrez en la que una mente muy aguda va moviendo las piezas con mucha destreza, adelantándose y poniendo a la República contra las cuerdas. De repente los villanos, los vivos, los que tienen causas por irregularidades nuevamente, como siempre, zafan.

Comparto lo dicho en la carta titulada "Gatopardismo" por el lector Juan Manuel Peire. Sueño con un país que sea ejemplo de justicia, de seriedad, de previsión y sobre todo donde la ley lo sea con mayúsculas y exista para cumplirse y no para amoldarse al personaje a juzgar. Llamo a los que piensan así a no bajar los brazos, a hacerse oír, a dar batalla para no perder la partida.

Vivian Goetz

DNI 6.551.162

Cosechas y ganancias

En el campo a veces se gana y a veces se pierde, y mucho. Solo vayamos a la campaña 2017/2018, en la cual azotó al país una de las secas (falta de lluvia) más grande de las que se tenga registro, lo que implicó una pérdida total de los cultivos y de la inversión en dinero que cuesta producir el bendito producto que le permite ingresar dólares al país, y que últimamente andan escaseando. Es decir, no quedó dinero para pagar la inversión, por lo tanto, el negocio quedó en deuda. Al año siguiente el clima fue más benéfico con nuestro país y las cosechas fueron abundantes. Ahora bien, con mi última cosecha abundante tengo que pagar las pérdidas del ciclo anterior, que son deudas en dinero que pagan unos intereses inviables en cualquier parte del mundo. Por lo tanto, la pregunta de los periodistas a los productores de cuánto ganan este año deberá esperar a ser respondida cuando descontemos lo que perdimos en aquella seca infernal. Porque a lo mejor no alcanza, y esta campaña actual parece que poco nos va a dejar.

Rafael López Saubidet

rafalopezsaubidet@gmail.com

La metáfora

Una característica del peronismo es la de convertir las metáforas en proposiciones. Ahora bien, llegar a consolidar una metáfora a través de una ley de cumplimiento efectivo es algo que, supongo, solo puede suceder en la Argentina.

Por iniciativa de la bancada peronista de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires se promovió y finalmente se aprobó una ley que establece que los detenidos-desaparecidos durante la dictadura militar deben ser mencionados como treinta mil. Todos aquellos que hemos participado de la lucha por los derechos humanos desde hace años, y en especial durante la dictadura militar que se inició en 1976 sabemos que el lema 30.000 detenidos-desaparecidos se construyó como una metáfora que expresaba y reivindicaba la necesidad de que aparecieran con vida. Las siluetas fueron el símbolo de la presencia de esa ausencia. La consigna fue: construyamos 30.000 siluetas, una por cada compañero detenido-desaparecido, tal como lo describo en mi artículo incluido en el libro El siluetazo . No era posible saber con certeza cuántos eran. Construimos una metáfora que los contenía a todos y expresaba nuestra lucha por la aparición con vida y juicio y castigo a los culpables.

Una vez más el empecinamiento en convertir una metáfora en proposición, ahora a través del absurdo de una ley, desprecia el proceso cultural, que, desde el dialogo democrático, va construyendo memoria, verdad y justicia.

Carlos López Iglesias

DNI 4.629.764

En la red

Facebook

Costo argentino: los impuestos invisibles que pagamos sin saberlo

"Tenemos los impuestos totales más altos de mundo y no recibimos nada a cambio. Es un socialismo que solo beneficia a los políticos", Roberto Bauer

"Lo curioso se da en los vehículos, que se paga impuesto sobre impuestos. Tampoco hay deducción de Ganancias; es algo posible en la mayoría de las cosas y que en el resto del mundo se puede", Gonza González

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.