De los lectores: cartas & mails

(0)
8 de mayo de 2020  

Coronavirus

El virus inflacionario

La inflación es una epidemia que los "científicos" de todos los gobiernos, desde que tengo uso de razón, no han podido resolver. Lo intentaron todos, sin excepción, emitiendo o no, probando mil variantes (precios controlados, congelados, etcétera) Me pregunto: ¿y si un día nos ponemos el "tapaboca" y no compramos nada que haya aumentado? ¿Vieron que con el virus funcionó? ¡Distancia y barbijo funcionan! Con los precios, los únicos que podrán controlarlos son los consumidores. Me dirán que hay productos esenciales, y es verdad, pero son pocos: arroz, fideos, harinas, lácteos, carnes (muchas variantes). ¿Y en los barrios carenciados? Que intervenga el Gobierno, que para eso está. El virus es una fotocopiadora y la Casa de Moneda, coincidentemente, también lo es. Los ciudadanos se sienten orgullosos de haber participado activamente en el éxito de contener o reducir los efectos del Covid-19. También deberíamos sentirnos orgullosos de frenar los precios. Ya hemos visto que los gobiernos no lo han logrado. La solución está en los ciudadanos, si es verdad que los hay y tienen algo de responsabilidad. A aquellos que se abusan de los precios de mercado hay que darles una lección y eso solo lo puede hacer el consumidor. Apostaría a que en un par de meses, con una actitud firme de dejar de comprar, la curva inflacionaria encuentra su tope y los precios comenzarán a descender. Que cada ciudadano tome entonces la iniciativa, mantenga la distancia y no gaste un "mango" de más. Les aseguro que la carrera mortífera de los precios cae. Esto ha quedado demostrado con el coronavirus. Iniciar una espiral virtuosa es lo único que puede salvar al país, pero para ello es necesario que cada ciudadano lo sea.

Alejandro Trapani

DNI 10.794.581

El campo

La pandemia terminará en algún momento, esperemos que lo antes posible, e indudablemente nos encontraremos con una sociedad y un mundo totalmente diferentes a los de enero de este año. Decía Charles Darwin que no es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que responde mejor al cambio. Y es para ese cambio que indefectiblemente va a suceder que la Argentina puede prepararse. Entiendo, señor Presidente, que tal vez se nos presente un escenario en el cual el campo puede dejar de ser un enemigo (como ha sido caracterizado por el partido en el gobierno) para ser, en cambio, un aliado estratégico, como generador de ingresos macroeconómicos y también de empleos directos e indirectos (en su mayoría). Para ello deberán -todos ustedes- dejar de lado las armas de antaño y trabajar juntos para el bien de la República. No es tan difícil, créame.

Constantino Coutris

DNI 17.030.954

Congreso sin sesiones

Declarada la cuarentena, muchos argentinos tuvimos que ponernos a tono rápidamente con los sistemas de comunicación digital disponibles gratuitamente en las redes y comenzamos a mantener reuniones de trabajo, impartimos clases, participamos de conferencias conjuntas, nos capacitamos y hasta contuvimos afectivamente a nuestros familiares a distancia, sin mayores problemas. En contraposición, asistimos atónitos a la situación en el Congreso Nacional. Ya casi a las puertas del levantamiento de la cuarentena y a juzgar por lo que se ve, con el despliegue de una gran inversión en tecnología (que obviamente pagaremos los ciudadanos), aún no ha podido sesionar, y además otorgó adicionales salariales a los empleados concurrentes. La situación plantea una clara metáfora de la operatividad, eficiencia y responsabilidad parlamentaria en un país que atraviesa una pandemia.

Horacio Nieco

DNI 16.518.876

Vulnerables

Al escuchar el término "grupos de riesgo" es inevitable preocuparnos por nuestros abuelos, abuelas o personas mayores. Pero quizás es necesario resignificar el concepto de personas de riesgo. Se entiende que son aquellos que son altamente vulnerables ante la pandemia. Pero la palabra vulnerables también representa a quienes son frágiles mental y emocionalmente. En definitiva, incluye a todos los que presentan una discapacidad tanto mental como física. Debemos preocuparnos entonces por quienes requieren un constante acompañamiento físico, por las personas que necesitan un paseo por la calle o el parque para despejarse. ¿Qué pasa con aquellas que tienen dificultades auditivas y no pueden realizar llamadas por teléfono? ¿Cómo evitar la alteración de a quienes se les dificulta entender la realidad? Es necesario concientizar que ellos también pueden ser gravemente afectados por el distanciamiento que requiere esta pandemia, ya que para ellos son indispensables sus actividades diarias. Porque al fin y al cabo, sabemos que la salud mental va acompañada de la salud física, y que una recae sobre la otra. Por eso, quiero generar conciencia en nuestra sociedad sobre la atención que se les debe dar a los discapacitados, sobre su cuidado y apoyo. Por eso, si saben que en su barrio se encuentran discapacitados, averigüen si están bien o si necesitan algo. Es importante saber que de esta manera ayudamos íntegramente a las personas que se encuentran en riesgo.

Justina Fernández Valdés

DNI 44. 599. 847

Sallustro en Fiat

Con respecto a la carta de Carlos Tonelli sobre el secuestro y asesinato del industrial Oberdan Sallustro, quiero agregar que fue durante su gestión en Fiat que la empresa creó en Ferreyra, provincia de Córdoba, su fábrica de material ferroviario, Materfer. Esa planta produjo, a partir de 1962, vehículos ferroviarios emblemáticos como el coche motor Fiat 7131, conocido popularmente como "la Chancha", que hasta bien entrados los años 90 prestó servicios locales y regionales en distintos puntos del país. También se fabricaron locomotoras y coches de pasajeros que, cincuenta años después, todavía circulan en nuestras vías, y formaciones de trenes eléctricos exportadas a Chile alrededor de 1970. Con el secuestro y posterior asesinato de Sallustro comenzó la caída de este gran proyecto industrial.

Claudio H. Sánchez

claudiofisicamente@yahoo.com.ar

En la Red

Facebook

Una neonatóloga conectó por videollamada a una beba recién nacida con su madre, a 23 kilómetros y con coronavirus

"Hermoso avance tecnológico. Cuánto me hubiese gustado tenerlo para mostrarle a mi señora nuestra beba, que estuvo 25 días en neo y ella no podía verla", Carlos Tabacalera

"Hermoso, doctora. Es para implementar en otros casos en los que estén separados mamá y bebe", Susana Fuentes

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.