De los lectores: cartas & mails

(0)
11 de mayo de 2020  

La pandemia de coronavirus

Sesiones

La Constitución Nacional obliga al Congreso a debatir tras la apertura de sesiones del 1º de marzo. No hay excusas. Lo dijo un constitucionalista en el canal LN+: "Pueden reunirse en el Luna Park o en el Monumental. No hacerlo es dar la posibilidad al Ejecutivo el tener la suma del poder público". Que cobren el 100% del sueldo por violar la Constitución es un exceso.

Patricio Avellaneda (p)

patoave48@gmail.com

Curva inflacionaria

Me pareció muy interesante la teoría desarrollada en su carta por el lector Alejandro Trapani, en la que sostiene que si hemos logrado bajar la curva de contagio del coronavirus, poniéndonos un tapaboca y quedándonos en casa, podemos derrotar la inflación no comprando productos que aumenten de precio. El razonamiento es valorable, pero tiene dos debilidades. La primera es que el miedo funcionó como aliciente al sacrificio y quedate en casa era un llamado más individual que colectivo, aunque la sociedad haya respondido colectivamente. La segunda es que la inflación no genera el miedo físico y permite un horizonte de maniobra individual que nuestra sociedad en general pondera por sobre la actuación colectiva. Aunque los productos aumenten siempre va a haber muchísima gente que los va a comprar igual, porque puede o porque quiere.

En una sociedad anómica como la nuestra, que poco le importó votar por quienes habían saqueado el país y, así, permitieron que volvieran porque les prometieron que les iban a llenar la heladera, la inflación no la vamos a bajar nosotros.

Enrique Di Fiori

enriquedifiori@fibertel.com.ar

Buena alimentación

La alimentación, por sí misma, no evita o cura la infección del coronavirus o de cualquier otro virus. Sin embargo, hay especialistas que afirman que los mecanismos de defensa y de respuesta ante las infecciones, así como la capacidad de recuperación, están estrechamente relacionados con el estado nutricional de la persona.Por eso han recordado que para mantener fortalecido el sistema inmunológico conviene, dentro de lo posible, tener una dieta equilibrada, variada y completa, en la que abunden los vegetales y las hortalizas, las frutas y las legumbres, cereales integrales, carnes magras, pescados, huevos y lácteos. Un aspecto a tener en cuenta cuando enfermedades como el coronavirus, el dengue y otras afectan la salud y ponen en riesgo la vida de tantas personas, en especial las más vulnerables de nuestra sociedad.

Patricio Oschlies

poschlies@yahoo.com.ar

Transporte público

El actual debate sobre la cuarentena se basa en que los infectólogos defienden el aislamiento social y los economistas no, pues suponen desempleo, quiebras de pymes, falta de ingresos, además de otros problemas. Muchos países del mundo con más contagios que nosotros están flexibilizando la cuarentena. Trabajar en talleres, locales, oficinas los menores de 60 años, manteniendo todas las reglas sanitarias, debería dar resultado.

Pero hay un nudo gordiano: la llegada al lugar sin contagio. Hoy los micros, subtes y trenes acercan mucho a la gente. Lo que propongo es que habiendo una flota de miles de micros de mediana y larga distancia en desuso, y sus choferes y azafatas desocupados, ¿por qué no matar dos pájaros de un tiro? Ofrecerle al pasajero viajar 10 o 15 en lugar de los 40/50 que solían hacerlo, para así mantener la distancia sanitaria. Se les cobraría un boleto mínimo y el resto podría ser cubierto por el empleador o el Estado. Al mismo tiempo, se debería reglamentar a los actuales medios de transporte que carguen un 30% de su capacidad.

Ricardo Frers

ricardofrers@hotmail.com

Renovaciones

Mi licencia de conducir está próxima a vencer. Y no he podido usarla por meses (por la prohibición de circular y la cuarentena obligatoria). Para renovarla, el trámite, en circunstancias normales, se hace en sitios donde se suele agrupar mucha gente, riesgo que se trata de evitar, especialmente cuando se trata de adultos mayores. Estas licencias deberían renovarse automáticamente por un año más y enviar la nueva por correo postal al domicilio, como se hace en países del Primer Mundo. Si el problema es el cobro se debería enviar un aviso y el monto pagado por Pago Fácil con tarjeta de débito, etcétera. Lo mismo debería aplicarse con la VTV (imagino que no debe haber muchos cambios en un vehículo que estuvo guardado). Y los seguros tendrían que tener descuentos, por la misma razón.

Gastón Sosa

DNI 5.617.294

Sociedad y sanidad

La Argentina ha firmado protocolos de estandarización de las medidas precautorias a tomar en caso de pandemias. Se refieren, en el caso del Covid-19, a la implementación de cuarentena y a disponer de materiales y estructuras sanitarias. Las medidas han sido efectivas en cuanto a su cumplimiento por parte de la población, pero han puesto al descubierto no solo las carencias estructurales, sino además la falta de educación sanitaria de nuestros ciudadanos, que tiene su correlato en que las prácticas higiénicas diarias en nuestro país no son homogéneas debido a la disparidad en el acceso al agua potable y a las cloacas, y al manejo irregular de la basura. No es lo mismo una cuarentena en un centro urbano, que cuenta con todos los servicios públicos, que en un paraje lejano de una provincia o en un barrio carenciado, donde el hacinamiento se potencia. Esta disparidad no es la norma, pero revela no solo la culpabilidad de los gobiernos, sino también el desinterés de muchos por mejorar, en lo que puedan, sus condiciones sanitarias precarias. Valga como ejemplo llevar la basura a un lugar acordado, para mantener limpio el poco espacio público que nos rodea. La salud y la educación son gratis en la Argentina, un privilegio que no muchos en el mundo tienen. Venimos discutiendo hace tiempo nuestros problemas educativos, pero la salud pública nunca tuvo el sitial que le corresponde, a pesar del dicho popular: "Basta la salú ". Quizás esta peste nos lleve a reflexionar sobre hasta qué punto la sanidad define el progreso de un país.

Dora Moneta

dosasusanamoneta@gmail.com

En la Red

Facebook

Coronavirus: sin tapaboca ni distancia, las calles de Milán fueron el viernes pasado un descontrol

"Se nota que la gran cantidad de muertes no los afectó ni les provoca miedo. Alto grado de inconsciencia", Aurora Teresita Oliveira

"Acá va a pasar igual; la gente se relaja", María Lorena Speranza

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 5 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.