De los lectores: cartas & mails

(0)
1 de junio de 2020  

Una advertencia

Las autoridades de la facultad de derecho de la UBA han tirado por la borda una tradición de libertad académica, al ceder ante intereses ajenos a la universidad. La " suspensión" de la exposición del doctor Moro sobre asuntos de interés para la formación jurídica y el sistema republicano de gobierno, constituye un ataque a la libertad académica y la extensión universitaria y una advertencia sobre la vigencia efectiva de los derechos fundamentales que la Constitución establece para todos los argentinos.

Carlos von Ifflinger-Granegg

DNI 4.289.666

Contadores

El presidente de la Nación, una vez más, ha utilizado los medios de comunicación a su disposición para efectuar agresiones a determinados ciudadanos. Días atrás, cuando se refirió a los contadores, no tuvo en cuenta que el que genera mayores gastos en los ciudadanos contribuyentes es el propio Estado. Ese Estado que inventa a través de una burocracia inútil e ineficiente regulaciones que contemplan certificaciones de contador público, legalizadas por Consejo, etcétera. Ello sin contar los centenares de tributos que existen cual telaraña que impide el desarrollo del país.

José González Eiras

geiras@usa.net

Desmemoria

la nacion del 8 de octubre de 2005 informaba en su tapa: "La crisis económica causó 20.000 muertes cardíacas". La Fundación Favaloro y la Massachusetts University certificaron que los años de crisis económica de 2000 a 2002 produjeron esa cantidad de muertes cardíacas más que los promedios de los años anteriores y 10.000 infartos más de miocardio por estrés. Debido en parte "al deterioro de los recursos hospitalarios". Sin contar, obvio, las patologías psicosomáticas derivadas muchas veces en enfermedades terminales. En lo que llevamos de cuarentena tenemos en la Argentina 500 muertes. En todo este tiempo en grandes ciudades como Rosario hubo un muerto y muy pocos infectados por contagio intrahospitalario. La crisis económica que derivará de esto cuadriplicará al menos la de 2001/2 y la experiencia de encierro colectivo sin un rumbo político claro -y por algunos sospechado de manipulación- superan desde ya el crimen emocional colectivo de entonces. Esto es lo que se perpetra desde el poder entonces y ahora. El Presidente ha dicho que la cuarentena "durará lo que tenga que durar", y uno de sus principales asesores sentenció: "Si no les gusta la cuarentena prueben con la muerte". Fernández señaló también que prefiere escuchar a sus asesores de salud y no a los economistas, que no cuidan la vida de la gente. Aquellas 20.000 muertes de los años 2000/2 fueron responsabilidad política, por no escuchar a los economistas responsables de entonces y convertir un problema político en un desastre económico para alcanzar el poder.

La mentira a la larga o a la corta se desnuda. Lástima que suele llegar tarde ante el abuso de la desmemoria.

José Humberto Donati

DNI 6.136.319

Cargos públicos

A pesar de la crisis por la pandemia, el Gobierno continúa nombrando como empleados en cargos directivos del Estado a personas que carecen de idoneidad. Me pregunto si es necesario mantener esta incoherencia como forma de vida. Cualquier persona que aspire a un determinado trabajo en la actividad privada deberá someterse a una evaluación integral, presentando título habilitante y experiencia relacionada con la tarea a realizar, así como así un perfil psicológico para poder acceder al puesto. Me sorprende comprobar que estos requisitos no se cumplen en la actividad pública. Si bien está reglamentada por ley la idoneidad para el cargo, en el caso de no ser así se vulnera el artículo que lo establece, para no cumplirse con lo que corresponde. En estas condiciones, sigue creciendo indiscriminadamente el número de empleados estatales y, por lo tanto, poniendo el destino de la Nación en manos de personas inescrupulosas que desarrollan tareas para las que no están capacitadas. Por más buenas intenciones que tengan, no es suficiente para que su gestión sea eficiente.

En un mundo donde cada día aumentan las especialidades y la capacitación para las distintas actividades, no es razonable ceder el futuro y la conducción del país como una manera de retribuir los favores políticos.

Adriana Di Paolo

DNI 6.221.705

Menos jóvenes

A los mayores de 80 años el periodismo escrito radial y televisivo nos define como ancianos, viejos, de la tercera edad, adultos mayores, pero en realidad nos deberían llamar los menos jóvenes, porque si bien no tenemos la salud, la fuerza y la agilidad de los jóvenes, también podemos disfrutar de la vida y tenemos algo que ellos aún no han llegado a tener: experiencia, que dan solo los años vividos. Con ella podemos dar consejos, para que no hagan cosas que los puedan perjudicar en la vida.

Un gran abrazo a todos los menos jóvenes, y a seguir disfrutando de la vida.

Luis García Morales

DNI 93.421.262

Doble castigo

Tengo la desgracia de ser monotributista y jubilado. Por lo primero no tengo acceso al crédito de $150.000, porque mi última factura es del 12 de marzo, cuando todos los plazos con relación a la cuarentena se toman desde el 20 de ese mes. ¿Por qué esa diferencia? Y después de casi 80 días sin facturar debo seguir pagando el monotributo mensual. Por otro lado, tampoco puedo acceder al crédito por ser jubilado y cobrar una fortuna (¡$18.900!). Además, tengo la suerte de contar con empleada doméstica (que por supuesto no puede trabajar), debidamente declarada, motivo por el cual no recibo ayuda alguna para hacer frente a su salario. Es increíble. Luego de trabajar 52 años, sigo recibiendo ejemplos de cómo debo hacer las cosas para tener derechos: en negro o informalmente, y esperar un blanqueo o una moratoria. Un disparate total. Que alguien me lo explique. Me cansé.

Osvaldo L. Rosenman

DNI 8.206.062

En la Red

Facebook

El modelo Insfrán: una provincia con dueño y sin actividad privada

"A mucha gente le encantan los feudos. Es decir, gobernantes que piensen por ellos y los dominen en todos los niveles de la vida. No están incómodos así", Diego Genini

"A cuidarse... pero basta de encierro, a trabajar y sacar al país adelante... ¡con todas las precauciones sanitarias!", Rita Campagna

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.