De los lectores: cartas & mails

Puente; Enseñar oficios; Plan bomba; Por la burocracia; Agradecimiento
(0)
25 de agosto de 2020  • 01:40

Puente

Todos podemos ver la situación crítica que estamos atravesando. Las consecuencias económicas, sociales e individuales están dejando huellas profundas y difíciles de superar. Cuando comenzó la pandemia -fenómeno totalmente nuevo-, parecía que el Gobierno improvisaba medidas con la intención de salvaguardar la salud y la vida de los ciudadanos. Con aciertos y errores, intuíamos que la motivación era el bienestar general. Así pasaron los meses y hoy llegamos a comprobar que el camino que parecía sin rumbo siempre tuvo claro hacia dónde quería llegar. Abusaron de la confianza y del poder que se les entregó. Se extralimitaron en las atribuciones de gobierno y nos agobian económicamente, nos exponen a una inseguridad total, dictan leyes absurdas e innecesarias que modifican las raíces de nuestra sociedad, favorecen la corrupción e ignoran la Constitución. Tal vez haya llegado el día en que lo que en un momento fue la grieta que nos separaba se transforme en el puente que una a la patria toda y así retomar el rumbo para poder volver a decir: "¡Al gran pueblo argentino, salud!".

Adriana Di Paolo

DNI 6.221.705

Enseñar oficios

Tal vez un camino importante para que nuestro país pueda resurgir es abastecerlo de personal idóneo para los distintos oficios. Se han perdido los maestros, pero a estos los podremos recuperar entre los miles de jubilados con conocimientos en sus oficios y capacidad didáctica que hoy se encuentran viendo TV o haciendo mínimas tareas domésticas. Una responsabilidad y una tarea nueva les pueden devolver la sensación de ser otra vez útiles a la sociedad, y es un excelente aporte para sus psiquis. Brasil ha incorporado hace varias décadas programas de enseñanza de oficios con los organismos Senac Y Senai, ofreciendo cursos de 6 a 10 meses, para los que se requieren estudios primarios y solo en algunos casos secundarios. El resultado anual de estos es lograr cuatro millones de graduados anuales. Las empresas acuden a ellos para incorporar nueva mano de obra. Extrapolando la experiencia brasileña a nuestro país, podríamos pensar que anualmente 800.000 jóvenes (y no tan jóvenes) podrían adquirir conocimientos de oficios y así incorporarse a la vida activa del país. ¿Cómo hacerlo? Convocando a esos jubilados para que trabajen como profesores. Y se podrán utilizar como sedes parroquias, escuelas (fuera del horario de clases), sectores en fábricas, etc. Se lograría una mano de obra ya entrenada que permitiría recuperar este enorme faltante de personal idóneo para los diferentes oficios.

Ricardo Olaviaga

olaviaga8@hotmail.com

Plan bomba

A ver, Alberto (como dicen todos los políticos cuando les quieren explicar las cosas a ciertos periodistas o a la gente común, como si no fueran capaces de entender), le quiero plantear lo obvio. Han sido los peronistas los que desde hace más de 70 años han gobernado (y esquilmado) a la Nación. Durante todos estos años endeudaron el país y la provincia de Buenos Aires hasta hacerlos caer en un precipicio, con dos o tres intervalos no peronistas. No solo gastando más de los que entra a las arcas del Estado, por los impuestos abusivos, sino también despojándolo de fondos vía corrupción. Dejaron, sobre todo a la provincia de Buenos Aires, con más de 2000 villas miseria, sin agua, luz, gas, cloacas, transporte, servicios médicos, colegios ni viviendas. De manera que no nos quieran explicar lo inexplicable. Estamos en esta situación debido, sobre todo, a los gobiernos peronistas. Si Cambiemos tuvo que recurrir a un préstamo del FMI fue principalmente debido a que el último gobierno de Cristina Kirchner dejó, con toda intención, al país quebrado. Fue un error del gobierno de Juntos por el Cambio no haberlo expuesto cuando Macri recibió la banda y el bastón presidencial. El plan bomba, del que todos hablaron.

Amelia Mourglier

melam1948@gmail.com

Por la burocracia

La ineficiente gestión estatal en cuanto a la salud, entre otras cosas, llevó al Gobierno a "encerrarnos" para que no colapse el precario sistema sanitario, destruido sistemáticamente por quienes han gobernado el país por más de 70 años y hoy son los que vienen a "salvar" la Nación. Nos quieren cuidar la salud por el Covid-19, pero no nos la cuidaron en 2019, año en el que murieron más de 32.000 personas afectadas de gripe y neumonía. Tampoco nos cuidan nuestra salud psíquica, prohibiéndonos ver a nuestros seres queridos por más de 150 días, lo que nos genera mucha angustia a quienes por cuestiones laborales vivimos lejos de nuestros afectos. Y no quisiera estar en el lugar del padre de Solange Musse, a quien la burocracia estatal le impidió que pudiera darle un último abrazo a su hija.

Juan Bautista Garona

garonajuan@speedy.com.ar

Agradecimiento

El 31 de julio, nuestro hijo Manuel, de dos años, tuvo un accidente en casa que le provocó un paro cardiorrespiratorio. Saber técnicas de RCP nos permitió reanimarlo. Nuestros gritos llamaron la atención de nuestros vecinos de la Fundación Aylén, quienes se acercaron corriendo en equipo y continuaron reanimando a Manu. Al poco tiempo estábamos en la guardia del Hospital Municipal Houssay, donde más de ocho profesionales de la salud le salvaron la vida a Manu. El nivel de compromiso de estas médicas y enfermeras fue absoluto, dieron todo por nuestro hijo. Llegamos a la terapia intensiva de la Fundación Hospitalaria, donde Manu se estabilizó y recuperó gracias a un equipo destacadísimo en lo profesional y humano. Hoy Manu está en casa, gracias a la intervención de cada una de estas instituciones, al acompañamiento de familia y amigos, a la gran cantidad de personas que se comprometieron con sus oraciones, energías y amor. Queremos decirles muchas gracias y reconocer la vocación, profesionalismo y amor al equipo de la Fundación Aylén, a los profesionales de la salud y personal no médico del Hospital Houssay y de la Fundación Hospitalaria. Todos le salvaron la vida, nos contuvieron y siguen en contacto diario con nosotros para saber cómo estamos. Manu está bien, y va a estar muy bien.

Macarena y Luis Vedoya

luismvedoya@gmail.com

En la Red

Facebook

El Gobierno congela tarifas de telefonía, cable e internet y los declara servicios esenciales

  • "Qué locura. Todo al revés: deberían facilitar la instalación de más empresas para favorecer la competencia. ¿Quién va a invertir en la Argentina?" - Gabriela Edith Medica
  • "Digo yo, ¿el trabajo no sería un derecho aún más fundamental?" - Diego Delillo
  • "Excelente medida" - Sergio Martín

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.