Carta de los lectores

La hora de rendir cuentas; La condena social; Día de la Deslealtad; La cárcel enferma; Cristina en Tribunales; Una lucha de todos; Impiedad de la CIDH; Guerra antidrogas; YPF; Clientelismo y salud
(0)
29 de octubre de 2017  

Carta de la semana

La hora de rendir cuentas

El miércoles pasado presenciamos el arresto de Julio De Vido, ex ministro de Planificación de los Kirchner. Parece evidente que actuó bajo el paraguas de la política y el Estado nacional, malversando fondos públicos. Hasta acá todo claro y simple: si robó plata del Estado, es procesado. Todo bien. Pero en todo delito de malversación de fondos públicos por lo general existen dos partes: la estatal y la privada. Entonces?. ¿cuándo vamos a perseguir también al privado, que tienta, arma y ofrece su ayuda para cometer estos ilícitos contra el Estado nacional? ¿No será hora de buscar a todos los actores del ilícito, no sólo a los empleados públicos? Al que coimea al policía, al que paga la coima para que salga su licitación, al que recibe el sobreprecio a cambio de un retorno. También ellos deben rendir cuentas.

Juan Martín Vallacco

DNI 20.537.697

De Vido

La condena social

El miércoles pasado por la tarde los medios concentraron su atención en la detención del ex ministro Julio De Vido. El tema invadió las pantallas de TV, las conversaciones radiales y los titulares de los diarios. La expectativa estaba puesta en verlo salir esposado de alguna de las propiedades en las que se lo buscaba. Pero De Vido llegó a los tribunales de Comodoro Py para entregarse por su cuenta. Hasta el momento no tenemos la certeza de si finalmente se hará justicia en este caso -esto es apenas una muestra de que se va en ese camino-, ya que el sentido de la detención es sólo una medida preventiva para no entorpecer la investigación. Pero lo realmente valioso e incuestionable de lo ocurrido el miércoles es el grito de una sociedad que le dice basta a la impunidad. Mucha gente se hizo presente y acompañó los operativos de Gendarmería para demostrar al ex ministro -y a cualquier persona de poder que tenga la intención de traicionar y estafar a su pueblo- que, más allá de resoluciones judiciales, cargan con el peso de la condena social de por vida.

Romina A. González

DNI 36.702.423

Día de la Deslealtad

Así como el peronismo festeja el 17 de octubre el Día de la Lealtad, propongo que en el futuro el día 25 de octubre el kirchnerismo festeje el Día de la Deslealtad.

Jorge A. Beazley

DNI 4.359.826

La cárcel enferma

Cuando los detenidos notables van a la cárcel se enferman súbitamente. Antes De Vido era el ex superministro. Ahora es un detenido "muy enfermo". Y la estrategia de sus letrados es intentar que le otorguen la prisión domiciliaria. La cárcel no es el hábitat aconsejable para residir. Pero pregunto: ¿a los "ladrones de gallinas" no se les agravan las patologías? ¿Los mandan a sus casas?

Guillermo Jorge Malter Terrada

DNI 4.704.621

Cristina en Tribunales

Otra vez Cristina Fernández de Kirchner mostró su peor y más conocida faceta. Inocentemente esperé un cambio en su actitud, pero después de ir a Tribunales mantuvo la misma de siempre. No podemos esperar un acto de educación de su parte. Ni siquiera fue a entregar el mando al actual presidente, Mauricio Macri. Tampoco llamó a las hijas del fiscal Alberto Nisman para dar sus condolencias. Al hablar de la tragedia de Once culpó al maquinista, argumentando: "Si vos no frenás y te estrellás, bueno...". Y no olvidemos del chiste que hizo en 2014 cuando presentó las primeras formaciones cero kilómetro: "Miren que hay que hacer rápido, porque si no viene la próxima formación y nos lleva puestos". Cuando en 2013 se producía una fuerte represión en Tucumán, ella se encontraba en un acto bailando sobre el escenario. Es increíble pensar que fue presidenta durante ocho años y que haya mostrado tan poca sensibilidad y respeto.

Maite Agüero

DNI 40.475.883

Una lucha de todos

En un programa de TV escuché al doctor Abel Albino, de la Fundación Conin, contar los estragos que causa la pobreza extrema en nuestra niñez y cómo es necesario un plan a 20 años para erradicarla, explicando que ya faltaban 19 a partir de que el gobierno actual lo escuchó y tomó cartas en el asunto. Mi pregunta es la siguiente: ¿podrán los representantes de todos los partidos en conjunto en la Cámara de Diputados y en el Senado convertir en ley este plan a 20 años , lo que equivaldría a los próximos cinco mandatos presidenciales, para demostrar por una vez que los políticos están a la altura de las necesidades de nuestro pueblo?

Erradicar la pobreza es no pensar en el hoy, sino en las próximas generaciones de argentinos.

Adolfo Drescher

DNI 4.295.880

Impiedad de la CIDH

La paradoja resuena en el título: la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), prestigioso organismo que se sustancia en el miramiento y la defensa indeclinable de los derechos humanos "nos ha empujado", y esto no es una metáfora. Familiares nucleados en Puentes para la Legalidad, asociación civil que dedica su trabajo a denunciar las violaciones de los derechos humanos que sufren los imputados por delitos de lesa humanidad, fueron echados a empujones de la convocatoria que hiciera la CIDH en la ciudad de Montevideo, con motivo de celebrarse la consulta pública de la Unidad Temática: Memoria, Verdad y Justicia. Tres de nuestras representantes, dispuestas a expresar el estado de situación en el que se encuentra un grupo de seres humanos mayores en edad y vulnerados en sus derechos a expresarse, fueron violentamente cercadas y obligadas a retirarse. Cuesta entender la impiedad. Cuesta comprender que aún no podamos denunciar que en nuestro país la Justicia marcha mal, que los procesos no se ajustan a derecho y que entonces un conjunto de personas padece y muere en las condiciones deplorables de las cárceles argentinas sin que sus derechos sean respetados.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos todavía nos debe su prestigiosa protección; hace tiempo venimos reclamándola. La impiedad recibida habla. Habla todavía de una falsa ética cuando nos dejan amordazados, empujados y expulsados.

María Victoria Cachaza

DNI 21.506.369

Guerra antidroga

Es acertada la conclusión final de la nota de opinión titulada "¿Fracasó la guerra contra las drogas?", escrita por Daniel Gallo. Sin embargo, quisiera añadir que el fracaso de la guerra contra las drogas no se debe a que la estrategia es ineficaz, sino a que muchos políticos, líderes y gobiernos en América latina no cooperan en ella. En la Argentina tenemos representantes de la izquierda que luchan por la legalización de la marihuana, además de figuras del kirchnerismo, como Sergio Berni, que apoyan la legalización de la cocaína (qué contradictorio, ¿no? Berni era uno de los encargados de brindarnos seguridad durante el gobierno K). Otro ejemplo es Evo Morales, que planea aumentar progresivamente el cultivo de coca en Bolivia, lo cual podría traducirse en un aumento significativo de la producción de cocaína.

Son muchas las cuestiones que merecen ser analizadas en la política de la guerra contra las drogas. Aplaudo los esfuerzos del Gobierno en contra del narcotráfico, pero su política exterior debe ser más agresiva en ese aspecto.

Facundo Martínez

martinez.jfx@gmail.com

YPF

Veo que YPF S.A. se propone hacer una inversión de 30.000 millones de dólares. Sería conveniente que también tenga dentro de sus planes cumplir con sus compromisos, en este caso, con el pago de los cánones a los superficiarios, o sea, los dueños de los campos donde tiene las explotaciones petrolíferas. Hace más de un año que no paga lo que marcan las regulaciones sobre el tema.

Osvaldo R. Massa

DNI 4.431.279

Clientelismo y salud

Su nombre es Edmundo Mc Cormack, tiene cáncer y en este momento espera un stent para su páncreas. Desde hace diez días está listo para su operación, pero debe esperar para que otros sean atendidos primero. Nunca creí escuchar casos de clientelismo en algo tan frágil como la salud. Es patético. ¿Y saben qué es más patético? Estar internado en un hospital público, esperando por ese maldito clientelismo de la salud y que te roben todo de la habitación donde estás internado. No solamente eso: si no, que lo hagan mientras te sacan a hacerte un estudio de diez minutos. Lo preocupante de todo esto es: no te muevas de la cama, porque te la sacan. Si te mueven, que no te roben, y si no te roban, tener palanca suficiente para poder vivir.

¿En qué nos convertimos? Estamos hablando del hospital Udaondo, no de un hospital en medio de una zona de guerra o de un lugar carenciado, donde los riesgos pueden ser mayores. Estamos hablando de la Capital Federal y de una persona que quiere vivir.

Jennifer Downes

DNI 30.834.189

En la Red

Facebook

Vidal quiere eliminar las jubilaciones de privilegio

"Sí, María Eugenia, ¡basta de jubilaciones de privilegio! Cada día te elijo más"

Fausto Coppi

"No entiendo los privilegios que se les da a los políticos cuando en realidad son empleados del Estado como cualquiera... y quien les paga su sueldo es el pueblo a través de los impuestos. No para que se hagan ricos, sino para que gobiernen en función del bienestar del pueblo"

Silvana Sana

"Con eso que aumente a los jubilados que cobran la mínima, por favor, gobernadora"

Mariela González

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, la nación podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.