Suscriptor digital

Cartas de lectores

Aclaración. La mafia del oro. Vivir dentro del banco. Corrige una vez más. No es ni juez ni parte. ¿Plaga de ciclistas?
(0)
22 de marzo de 2000  

Señor Director:

"Tengo el agrado de formular una aclaración respecto de la carta de lectores del 25 de febrero último, suscripta por el abogado Guillermo A. Guevara Lynch, en vinculación con el deber hacer que en dicha carta se atribuye a la Procuración del Tesoro de la Nación.

"El artículo XX, del Tratado de Yacyretá, aprobado por la ley 20.646, sólo contempla la investigación civil y penal de los funcionarios del ente binacional. Nada dice de la participación de la Procuración del Tesoro de la Nación, ni de otro organismo público, puesto que, en forma genérica, sólo remite a lo dispuesto en las leyes nacionales respectivas para llevar a cabo las investigaciones y juzgamientos de los actos lesivos para los intereses de Yacyretá cometidos por sus funcionarios.

"Al respecto, me permito poner en conocimiento de sus lectores que este organismo no tiene otras facultades que las otorgadas por la ley 12.954 y su decreto reglamentario Nº 34.552/44 y otras normas especiales, a pesar de lo cual he instado la apertura de actuaciones administrativas, en las que en primera instancia se ha requerido información específica sobre el tema a diversos organismos del Estado.

"No obstante ello, en cuanto al resarcimiento de los eventuales daños irrogados a la hacienda pública derivados de los hechos investigados en el proceso penal -cuya persecución se encontraría al borde de la eventual prescripción como parecería desprenderse de las cartas de lectores mencionadas-, debe tenerse presente que las posibles acciones resarcitorias deberán ser llevadas a cabo por el organismo correspondiente de la jurisdicción involucrada.

"A esos efectos he dispuesto girar las actuaciones abiertas en esta procuración a fin de recabar una información detallada a las nuevas autoridades designadas como representantes argentinos en el ente y de los ministerios con competencia en la materia, para proceder según correspondan a coordinar el ejercicio de la vía procesal que mejor preserve los intereses de la Nación Argentina."

Ernesto Alberto Marcer

Procurador del Tesoro

de la Nación

La mafia del oro

Señor Director:

"En su edición del 10 del actual, La Nación ha recogido en su editorial anteriores noticias vinculadas con las denominadas maniobras del oro, reprochando lo que estima una ineficaz actuación de los poderes y órganos del Estado al tiempo que destaca la eficacia de la propia de una fiscalía norteamericana.

"Estimo que la información de ese medio, que sustenta esa respetable opinión no es correcta, por ignorancia de datos esenciales para la correcta evaluación de las actuaciones que censura o por su interesada distorsión producida por la reiterada publicación de la actividad de un miembro del Ministerio Público Fiscal nacional.

"La Dirección General Impositiva me honró, en sendas oportunidades y bajo distintas conducciones administrativas, confiándome su representación en los procesos seguidos a las empresas CCR y Casa Piana SA iniciados por denuncias de ese mismo ente oficial. Esa circunstancia me habilita, según lo entiendo, para formular las siguientes precisiones.

"El desarrollo del primero de aquellos procesos, alimentado por continuos aportes documentales y periciales de los órganos permanentes de la DGI y de sus directores generales, permitió poner al descubierto -dato hasta ahora silenciado- las maniobras que causaran el procesamiento de directivos del Banco de la Nación Argentina. Al mismo tiempo formulaba similares denuncias de maniobras de evasión dolosa de impuestos por parte de empresas pertenecientes del denominado grupo Yabrán, personaje mentado también en las noticias de referencia.

"La permanentemente sostenida actividad procesal de la DGIalimentó el avance del proceso federal que involucra las denominadas maniobras de la mafia del oro: investigación nacida de su propia actividad de pesquisa y consecuente denuncia, a la que sumó el auxilio de un cuerpo de inspectores, especialmente afectado, y de dictámenes técnicos que permitieron esclarecer el conocimiento del representante del Ministerio Público de la especial normativa que regula las operación en examen.

"Esa actividad produjo el correcto conocimiento de la realidad de los hechos investigados y su acertado encuadre jurídico penal, y, en su consecuencia, el arresto preventivo de los principales involucrados habidos en la causa, los que permanecieron en esa condición durante el tiempo máximo que nuestra legislación procesal, atada a pactos internacionales de jerarquía constitucional, admite.

"Los distintos principios que gobiernan la actividad judicial de nuestro país y la propia de los Estados Unidos, cuya legislación conceptualiza delitos acciones que resultan indiferentes para la investigación desarrollada por el fiscal estadounidense. El lavado de dinero y la conspiración para delinquir son válidos ejemplos de esa afirmación.

"La reprochada demora en la sustentación del proceso no es imputable a la inactividad de ninguno de los órganos convocados a su realización. Si la hubiera, su razón debe buscarse en la estricta aplicación al caso de normas de jerarquía superior garantizadoras de la defensa en juicio.

"Si se tiene todo ello presente deberá convenirse que de la comparación de la actividad de la fiscalía norteamericana con la de la justicia argentina no puede resultar lamento alguno ni afrenta para ésta. Ello por más que algún interesado fiscal nacional, de inocultable vocación mediática pretenda lo contrario."

Norberto Giletta

Abogado

Cerrito 520, Capital

Vivir dentro del banco

Señor Director:

"Dentro de muy pocos años, voy a cumplir mis bodas de oro como cliente del Banco de la Provincia de Buenos Aires, sucursal Luján.

"Dicha sucursal tiene empleados capacitados y elevada línea de conducta en el cumplimiento de sus obligaciones, de todo lo cual doy plena fe.

"Este banco fue reciclado no hace mucho tiempo, dotándolo de excelentes comodidades, nuevas oficinas, más cajas, cajeros automáticos, etcétera.

"El número de clientes fue creciendo; se han tomado más servicios en dicho banco; consecuentemente, se han ampliado los horarios de atención, pero el personal no fue aumentado en relación con los servicios que presta.

"El personal no puede hacer más que lo que hace y nosotros, sus clientes, no podemos permanecer haciendo colas interminables que duran horas.

"Mi tiempo, con el respeto que merecen los directores del Banco de la Provincia, es el mismo de todo cliente que va a pagar, no a solicitar un crédito, y vale tanto como cualquiera. No es posible que por no poner más personal en atención a los innumerables clientes, tenga uno que vivir adentro del banco.

"Cuando uno tiene cierta edad, se da cuenta de que hacer horas de cola significa perder tiempo, y perder tiempo es acortar la vida."

Juan Carlos Rosso

Ituzaingó 330

Luján, Bs. As.

Corrige una vez más

Señor Director:

"No tengo menos que agradecer públicamente el reconocimiento del ministro Juan Llach en Cartas de lectores de La Nación sobre el esfuerzo "bien importante de distribución y promoción del libro en las escuelas", realizado en los años 90, a partir de la sanción de la ley federal de educación, como una de las políticas esenciales del Ministerio de Educación de la Nación, cual es la de compensar las diferencias socioeconómicas de la población en materia educativa.

"No es por el deseo de realizar "escenas mediáticas" sino por la necesidad de aclarar, toda vez que sea necesario y el medio de prensa lo posibilite, como en este caso, aquellas declaraciones públicas que no se ajusten a la verdad debilitando políticas que deben ser de Estado. Lamentablemente, en este sentido debo corregir una vez más la afirmación del ministro Llach cuando en la misma carta expresa: "Los recursos que el Ministerio de Educación de la Nación distribuye a las provincias se realizan a partir de este año, por primera vez, sobre la base de criterios objetivos tales como la matrícula, las carencias educativas y la capacidad de gestión sin distinción alguna del color partidario de los gobiernos provinciales".

"La distribución de recursos para obras de infraestructura, equipamiento, libros, material didáctico, informática, laboratorios, bibliotecas para docentes, capacitación, fueron asignados sobre la base de iguales criterios, enmarcados en el cumplimiento de las metas del pacto federal educativo, con la única excepción de aquellos materiales de distribución universal (para todas las escuelas del país). Sin abundar en las convicciones que abonaron nuestra gestión, el ministro está subestimando a los gobiernos provinciales toda vez que tenga por supuesto criterios partidarios.

"Por otra parte, Juan Llach integró la gestión de Economía, que en reiteradas oportunidades destacó la administración del presupuesto anual del Ministerio de Educación por su programación y transparencia."

Susana Decibe

Ex ministra de Educación

Córdoba 1352, Capital

No es ni juez ni parte

Señor Director:

"El distinguido tributarista Dr. Horacio A. García Belsunce (h.) ha escrito con referencia a la reforma tributaria dispuesta por la ley 25.239, sancionada el 29/12/1999: "... firme la determinación de la deuda, el mismo acreedor (el fisco o la AFIP), sin intervención judicial alguna, intima el pago al contribuyente y dispone embargos y otras medidas cautelares y ordena sus anotaciones..."

"El artículo 92 reformado de la ley 11.683 establece que "... a los efectos del procedimiento se tendrá por interpuesta la demanda de ejecución fiscal con la presentación del agente fiscal ante el juzgado con competencia tributaria...", y luego dice: "... en caso de oponerse excepciones... éstas deberán presentarse ante el juez asignado... Previo al traslado, el juez podrá expedirse en materia de competencia..."

"Como podemos observar, la intervención de un juez en el procedimiento de ejecución fiscal esta explícita en la nueva ley.

"Más adelante el distinguido colega agrega: "... si el deudor no opone excepciones, dicta sentencia (?) de trance y remate...".

"Sin embargo, el artículo 92 ya citado dice: "... vencido el plazo sin que se hayan opuesto excepciones, el agente fiscal representante de la Administración Federal de Ingresos Públicos requerirá al juez asignado interviniente constancia de dicha circunstancia, dejando expedita la vía de ejecución...".

"Como vemos, el dictado de sentencia depende nuevamente de un juez. Luego el distinguido tributarista agrega: "... el fisco es juez y parte, violando expresas garantías constitucionales como la del artículo 17 CN que establece que nadie puede ser privado de su propiedad Ôsino en virtud de sentencia fundada en ley´".

"No obstante, el citado artículo 92 dice: "... para los casos en que se requiera desapoderamiento físico o allanamiento de domicilios deberá requerir la orden respectiva del juez competente..."

"Como podemos observar, en nada se opone esta nueva ley a la Constitución Nacional.

"En síntesis, del texto de la ley se desprende clara y explícitamente que el fisco no es juez ni parte."

Dr. Juan Iturralde

Abogado

jjiturralde@usa.net

¿Plaga de ciclistas?

Señor Director:

"En una nota publicada el 13 del actual en La Nación (Pág. 18) referida a los ciclistas que reclaman la construcción de ciclovías, una persona entrevistada manifestó que "cada vez que pedaleamos en la Panamericana lo hacemos con miedo".

"Sin salir a las rutas los ciudadanos porteños podemos aseverar que también tenemos miedo de la irresponsabilidad de los ciclistas que circulan a contramano en calles y avenidas, por las veredas aun en pleno centro, por las peatonales Lavalle y Florida, violando semáforos, burlándose o insultando a quien protesta, etcétera, ante la indiferencia de la autoridad policial y con el consiguiente riesgo físico para los peatones, en especial las personas mayores, para quienes un golpe o caída significaría casi inexorablemente una fractura de cadera.

"¿Alguien se ocupará de esta plaga?"

Julio Plá

Chacabuco 584, Capital

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?