Cartas de lectores

Cierra el jardín del Roffo. Curiosa razón. No ocupar el espacio. ¿Colectivos inclusive? Emergencia nacional. Resuelvan el problema. Apliquemos la ley.
(0)
31 de marzo de 2000  

Señor Director:

"La administración pública, se sabe, emprendió un nuevo plan de austeridad (y van...). La Universidad de Buenos Aires y su obra social (Dosuba), en lugar de revisar el sistema de contrataciones o atacar ámbitos más "difíciles" y "jugosos", han decidido que las mujeres y los niños ocupen el primer lugar... en el ranking de los perjudicados.

"Así es, el Jardín Maternal Manitos Traviesas, instalado en la casa que originariamente utilizó don Angel Roffo, situada, naturalmente, en el predio que actualmente ocupa el prestigioso Instituto Roffo, en las facultades de Veterinaria y Agronomía y, por supuesto, en cualquier otra dependencia de la UBA, dispuso de un entrañable lugar para que sus chiquitos crecieran cerca de ellas y en un ambiente propicio.

"En tan lamentables circunstancias, el objeto de esta carta es llamar a la reflexión a las actuales autoridades del hospital y de la obra social a fin de que impidan se consume la clausura del jardín. Asimismo, poner de resalto el espíritu solidario y visionario del grupo de madres pioneras que, a mediados de los años sesenta, puso en marcha el jardín, así como de las autoridades del hospital y de Dosuba de aquel entonces."

Curiosa razón

Señor Director:

"Para regresar de Nueva York, con el nuevo pasaporte, no es necesario trámite ni formulario alguno. Posiblemente esa ventaja también se aplique al regreso desde cualquier otro país del mundo. Salvo para volver de Uruguay, nuestro país hermano, miembro del Mercosur y objeto de toda clase de vínculos, tratados, acuerdos, juramentos de unidad y promesas de eterna amistad.

"Para tomar el avión en Montevideo hacia Buenos Aires, es necesario llenar dos formularios: el más sencillo, para el gobierno oriental. Otro nuevo formulario, de color crema, complejo, cuadriculado y de carácter netamente inquisitivo, es para satisfacer a nuestros funcionarios de Migraciones.

"Sería interesante que el Ministerio del Interior explique esta curiosa razón por la cual nada se pregunta a quien regresa de países distantes y todo quiere saberse de quien llega de Uruguay. Una respuesta por este mismo medio satisfaría el interrogante y el mal humor de tantos viajeros cotidianos que protestan en el momento, pero que no se toman el trabajo de mandar una carta de lectores a La Nación ."

No ocupar el espacio

Señor Director:

"Ultimamente he venido leyendo el espacio de Cartas de lectores que La Nación les brinda a los mismos y he visto y leído cartas del secretario de Comunicaciones y Cultura de la Nación, Darío Lopérfido, y del ministro de Educación de la Nación, Juan José Llach, que como otras cartas de lectores ocupan el espacio que les corresponde, pero como conozco la seriedad y objetividad de La Nación , me permito realizar una crítica al mismo, diciendo que no me parece conveniente que las cartas de lectores de personas que ocupan cargos públicos de renombre que son conocidas por la opinión pública por las actividades que realizan deban ocupar el espacio que, creo que la mayoría de la gente piensa, está dedicado a lectores que no poseen dichos empleos o reputaciones, para que se pueda conocer su opinión y además teniendo en cuenta que, razonablemente y con buen criterio, dichas cartas son elegidas de entre tantas para ocupar ese lugar.

"Me parece que las cartas de las personas a las que hago mención deberían publicarse en otra página de La Nación , para darles más espacio a los lectores que, al no gozar de nobles y naturales privilegios de ciertas personas, sólo quieren expresarse y dar su opinión en un medio que La Nación , dada su seriedad y sensatez, ofrece. Si no se tiene la impresión de que se selecciona la carta de algún ministro o secretario de Estado, por dar un ejemplo, sobre las de otras personas que gozan del mismo derecho.

"Creo en la seriedad de La Nación y por eso tengo la sensación de que se tomará en cuenta este tema y se tratará de brindar alguna solución."

¿Colectivos inclusive?

Señor Director:

"¿El "masivo control de tránsito porteño" incluye a los colectivos? ¿La policía tiene instrumentos para medir los escapes? Entre todas las boletas que se hicieron, ¿hay alguna a un colectivo?"

Emergencia nacional

Señor Director:

"La emergencia económica otra vez en el candelero es recurrente, porque es sólo una parte de la emergencia nacional. Hace 54 años se configuró una estructura errónea del país. Tuvo hasta hoy pocas intermitencias y siempre insuficientes. Por esa razón tenemos una nación enferma. Si la Argentina no cambia esa estructura permanecerá indefinidamente en tal estado y sus gobiernos se limitarán a administrar una crisis sin remedio.

"Nuestra convertibilidad es ficticia ya que se sostiene con un progresivo endeudamiento externo. Si a ello unimos una balanza comercial negativa y un déficit fiscal crónico, constataremos el callejón sin salida y el destino final del balance de pagos.

"La alternativa consiste en convertirnos en uno de los países con menor carga impositiva del mundo. Sólo así conseguiríamos atraer la magnitud de inversiones que permitiera una producción exportadora competitiva. No hay otra salida ante la situación descripta y frente a nuestros costos prohibitivos y a la pequeñez e indigencia del mercado interno.

"Y acontece que, frente al hecho ineluctable de la globalización, hacemos todo lo contrario asfixiándonos con el absurdo y abrumador acoso impositivo del Estado. De un Estado que además nos desampara ante el derrumbe de sus instituciones. Si nombramos al Congreso; a la Justicia; a las legislaturas; a las administraciones nacional, provinciales y municipales, no hace falta calificarlos: se denotan a sí mismos.

"Sin una transformación total de este Estado perverso de cuyo aberrante gasto público sólo llegan migajas a la población, no habrá solución para el país. Ignoramos si el gobierno y nuestro honesto Presidente lo perciben. Si saben que este único remedio nunca se puede lograr a través de consensos con sindicalistas facinerosos ni con carcamales políticos. El Presidente no debe ser dirigido sino que tiene la obligación de dirigir, y de hacerlo contra viento y marea. El engendro de Constitución que nos endilgó el Pacto de Olivos abre al menos la posibilidad plebiscitaria. Usela, doctor. De la Rúa, para saber si es el propio pueblo el que quiere suicidarse."

Resuelvan el problema

Señor Director:

"Nos dirigimos a usted en nuestro carácter de empleados del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires(la mayoría prestamos servicios en el Hospital General de Niños Pedro de Elizalde-Ex Casa Cuna), con objeto de agradecer públicamente la nota editorial del 26-2-2000, así como también la nota periodística publicada en la sección Economía con fecha 22 de febrero último, en las cuales se hizo referencia a la imposibilidad de ejercer nuestro derecho a optar libremente de obra social, ya que estamos o estábamos afiliados compulsivamente al Instituto Municipal de la Obra Social (IMOS), el cual, como es de público conocimiento, no nos brinda ningún servicio o, si lo hace, es de manera más que deficitaria, luego de interminables trámites administrativos y a veces hasta pagando por ellos.

"Asimismo, cabe enunciar que ya somos más de 200 quienes iniciamos el pertinente reclamo judicial, a fin de que se nos reconozca el enunciado derecho de opción de obra social, tal como lo establece expresamente el decreto 9/93, reglamentario de la ley de obras sociales (23.660). Cabe aclarar que a muchos de nosotros provisionalmente se nos ha concedido una medida cautelar para ejercer tal derecho de opción.

"Señor Director, teniendo en cuenta que estamos en un período electoral por medio del cual los porteños elegiremos el nuevo jefe de Gobierno, queremos instar públicamente a los candidatos que están en busca de votos -especialmente a los señores Cavallo e Ibarra- a que tomen cartas en el asunto y resuelvan el problema que afecta severamente el derecho constitucional a la vida humana -y la salud integral como parte de ella- de más de 250.000 personas."

Apliquemos la ley

Señor Director:

"Una nueva tragedia en la ruta 12, en el tramo Zárate-Brazo Largo, ha cobrado dos vidas y decenas de heridos.

"Los motivos son los de siempre: niebla + humo + exceso de velocidad.

"Es probable que el conductor del ómnibus brasileño haya excedido la velocidad, es su deporte predilecto; pero lo que me despierta serias dudas es la "espontaneidad" de los incendios. Creo que se trata, ni más ni menos, de una de las tantas "quemadas de limpieza" muy difundidas en el Litoral.

"Ambas provincias (Buenos Aires y Entre Ríos) cuentan con disposiciones que reglamentan el uso del fuego. Los responsables deberían ser identificados y sancionados severamente.

"No esperemos nuevos accidentes atribuidos al azar y a esa macabra combinación de niebla con humo. Apliquemos simplemente la ley."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.