Cartas de lectores

Los siguientes son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en La Nación : Mar de Barents. Aclarar el rol. Mahoma. Por amor al arte. Rienda suelta. Retorno a la pureza.
(0)
25 de agosto de 2000  

Señor Director:

"El mar de Barents merecía albergar otro suceso. Una historia de amor o de aventuras; no de simulacros o abandonos; no de absurdos.

"Un submarino llamado Kursk, patrullando un mar helado; 118 hombres que erraron el rumbo y creyeron un cuento de guerras y banderas. Un par de locos jugando a un juego peligroso, y gente, mucha gente, siguiendo por los medios una noticia que por fin lo tiene todo: suspenso, heroísmo y tragedia y los villanos de turno, los malos de siempre. Una nave en el fondo de la nada para combatir a un enemigo hecho de algas. Una explosión o un choque inoportuno y una oscuridad que se volvió eterna.

"Crimen por alienación: un delito recurrente en la historia. El delirio de potencias en clave de conflictos, más o menos irreales, más o menos increíbles.

"Cuando alguien lea esto que escribo, los marinos rusos serán carne de algún film, materia prima de debates, espacio de opinión, primera plana. Ya no existencia, sino imágenes de archivo. Serán metáfora de un viaje demencial, que termina en el mar y en el olvido."

Aclarar el rol

Señor Director:

"El ex presidente Alfonsín ha declarado que de comprobarse el otorgamiento de favores personales a senadores justicialistas en retribución a la aprobación de leyes se retirará de la actividad política.

"Independientemente de esa actitud, que puede prestarse a diversas interpretaciones, el doctor Alfonsín debería aclarar ante la opinión pública el rol que se le adjudica a su principal operador político, Enrique Nosiglia, en la mencionada maniobra."

Mahoma

Señor Director:

"En La Nación del 12 del actual, página 16, en el artículo titulado "Cómo reciben en Occidente las lecciones de la sabiduría oriental", el autor ha deslizado un error cuando expresa: "... el R. P. González Vallés, que durante varios años vivió en Ahmedabad, lo que le permitió adquirir las experiencias y la sabiduría de hindúes, mahometanos, jainistas, budistas, parsis y animistas".

"Señor Director, extraña sobremanera citar a los musulmanes como mahometanos, toda vez que es bien sabido que el islam, una de las tres religiones abrahámicas del Libro, sólo venera al profeta Mahoma (Muhammad), pero no lo adora, como mal podría interpretarse en el artículo de referencia.

"Sello de los profetas y siervo de Dios, Mahoma hombre como nosotros, llevó a cabo a la perfección la misión de transmitir la Revelación divina del Generoso Corán, palabra de Dios y milagro atemporal del islam, que hoy cuenta con aproximadamente 1500 millones de fieles en todo el mundo. Por otra parte, el islam, vía de salvación que significa entrega o sumisión a los designios de Dios, Uno y Unico, toma un carácter recapitulativo: es la síntesis y la conclusión de la Revelación Universal, cuya expresión consumada y última constituye."

Por amor al arte

Señor Director:

"Le ruego me permita hacer público un hecho concreto y generoso.

"Soy hipoacúsica, me gusta aprender arte e historia en especial. No es fácil, para mí, entender una clase, dependo de la dicción y de la buena voluntad del profesor, también del silencio y la calidad del sonido.

"En la Asociación de Amigos del Museo de Bellas Artes, tan presente en la información de estos días, curso el segundo año de una carera informal de historia del arte.

"En ese lugar encontré un ámbito contenedor, excelencia académica, buena tecnología, respeto y sensibilidad.

"No discriminan, no acusan, no declaman ni prometen. Simplemente hacen. Es mi pequeña experiencia, creo justo hacerla conocer."

Rienda suelta

Señor Director:

"El señor Isaac Sinay, en su carta de lectores del 18 del actual, referida a la detención del mayor Olivera y el editorial de La Nación al respecto, comienza aclarando que no es penalista y ni siquiera abogado.

"Es un signo de nuestros tiempos el jactarse de la ignorancia sobre una materia para incursionar en ella. Antes, al menos, se pretendía saber. Todavía no hemos llegado a que alguien aclare que no es ingeniero para proponer usar barro en la construcción del puente Buenos Aires-Colonia, pero el derecho es un área en la que se juega particularmente el poder y por lo tanto existe un campo abierto permanente a la charlatanería.

"No hay un área del conocimiento que esté reservada a expertos, como lo sugiere nuestro vetusto sistema educativo, pero algo muy distinto es abordar una cuestión sin conocerla y con plena conciencia de esa falla y fundamento en ella.

"Las agresiones y torturas que un bando interesado le atribuye al mayor Olivera, aun cuando sea ampliamente mayoritario, o tal vez justamente por eso, y que le preocupan a Sinay deben ser objeto de un proceso judicial legal, y dentro de esa legalidad la territorialidad es un elemento indispensable, según el correcto análisis hecho por La Nación en su editorial. Cuando esto no es así, cuando el derecho se deja de lado para dar rienda suelta al capricho, al interés político o al deseo de ponerse al calor de un pensamiento único protector, lo que rige es la fuerza y el poder, que es lo que el señor Sinay quería evitar. Y el poder, una vez desatado, tarde o temprano nos alcanza a todos, incluyendo a aquellos que en algún momento cumplen el rol de perseguidores y a sus aduladores. Tiempo al tiempo."

Retorno a la pureza

Señor Director:

"Las ubérrimas descripciones del señor Aguinis en su artículo "Retorno a la pureza", del 10 del actual, nos ilustran desde una hermenéutica profunda del concepto de "jubileo" basado en una minuciosa exégesis bíblica a su vez matizada por una prolija filología hebrea, sobre la confluencia proyectiva del concepto en su aparente asimilación en la praxis pastoral católica.

"Infiere el escribiente que este espíritu jubilar ha podido ser plasmado desde manifiestas autocontriciones eclesiales sobre pretéritos pecados de la Iglesia a lo largo de la historia pergeñados por elogiados referentes, tales como Juan XXIII, Juan Pablo II y el Concilio Vaticano II.

"Este magnífico planteamiento, coincidente con la explícita confesionalidad de cualquier católico o cristiano en general, no se condice con el aserto conclusivo del autor, quien nos insta al "retorno a la pureza inicial, al cristianismo de los orígenes, íntimamente ligado con la justiciera voz de los profetas".

"Asumir cándidamente que la bucólica retroacción a un cristianismo de inocencia rousseauniana sería el paradigma actual de la Iglesia es no haber excogitado a partir de las claras perspectivas históricas del reciente documento "Memoria y reconciliación" los precisos alcances de los criterios sobre los cuales volcó la Iglesia su profundo arrepentimiento.

"La asunción de cualquier acto moral con carácter redentivo necesariamente está signada por la circunstancia histórica en que se lo profiere.

"La esencia del jubileo es más traspasar un umbral conducente al amplio horizonte de la comprensión y el perdón en la apertura absoluta al Creador y sus criaturas que la añoranza melancólica de un pasado que por mucho que se lo idealice nunca nos permitirá superar la imposibilidad factual de retrotraernos a él sin cometer el anacronismo de abdicar de nuestras actuales circunstancias.

"Ojalá continúe el egregio escritor Aguinis deleitándonos con los artículos que tan frecuentemente le publica La Nación y con su "retorno a la pureza" ecuménica que tanto lo ha caracterizado y se aparte del "puro retorno" asintótico que profesan los ecumenismos mal entendidos."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.