Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy por LA NACION: El rococó argentino. Verdadero mutualismo. "Lo dudo". Lomos de burro. Respaldo al subalterno. Somnolencia al volante. Explicación racional.
(0)
28 de agosto de 2000  

Señor Director:

"Muy atractiva la réplica de Tomás Eloy Martínez y Susana Rotkeral artículo "El rococó americano", de Tom Wolfe, publicados ambos en el suplemento Enfoques.

"Creo, empero, que Wolfe apunta a señalar que los Estados Unidos han llegado a ser lo que son porque están dispuestos a pagarun alto precio por ello.

"Y sería bueno que ese mensaje nos llegara a los argentinos, reacios, en general, a costear, con un prolongado esfuerzo, aquello que deseamos.

"Vietnam y Afganistán no aceptaron el mandato de Estados Unidos y de la Unión Soviética y, a un costo altísimo, los derrotaron contra todo lo previsible.

"Los argentinos, en cambio, creímos suficiente el honorable precio pagado por nuestros combatientes en la batalla de las Malvinas y nos rendimos rápidamente, sin tener otro Mac-Arthur al que hacerledecir: "... Me voy, pero volveré...".

"Pero el precio militar no es el único que no queremos pagar.

"Tampoco queremos hacer el sacrificio de participar en la política, arguyendo que es "demasiado sucia". Así damos la razón a Octavio Paz, citado por los autores, cuando dice que el triunfo de la economía de mercado se debe, ante todo, a la negligencia del adversario.

"Así, el fenomenal éxito de "lotos" y "quinis" es la mejor prueba de que muchos argentinos no creemos en el esfuerzopara lograr objetivos.

"Y, en vez de combatir para modificar esta pobre realidad nacional, no se nos ocurre nada mejor que emigrar."

Verdadero mutualismo

Señor Director:

"Con grandes titulares, el periodismo ha estado informando últimamente, basado en comunicaciones oficiales, sobre ayudas económicas que, con altos intereses que llegan a la usura, realizan algunas mutuales y con código de descuentos en los haberes de trabajadores y jubilados; pero es de destacar que muy pocos han dicho que éstas son una ínfima minoría.

"Muchas mutuales ofrecen ayudas económicas dentro de las normas impuestas por el Inacym con un interés inferior al bancario.

"Estas son instituciones que cumplen el alto postulado del mutualismo, con un profundo valor social y humano, acercando a los hombres en un desinteresado sentimiento de unidad y comprensión para que todos juntos puedan hacer más y dar más.

"Ese es el verdadero mutualismo y eso es lo que hace una enorme mayoría de las mutuales, ofreciendo ayuda económica a bajo interés, además de muchas otras ventajas y beneficios, solucionando problemas económicos a sus asociados, cubriendo en la sociedad un enorme vacío que el Estado y los bancos no han podido llenar.

"Es una lástima; más aún, es una injusticia que el periodismo englobe a la mayoría sana de esas mutuales con unas pocas que desvirtúan el mutualismo creando desconcierto en la comunidad."

"Lo dudo"

Señor Director:

"Soy afiliada al Cemic hace 14 años, con lo cual estoy muy conforme y he tenido a mis tres hijos. Pero resulta que cumplí 36 años y ya no puedo pertenecer al "plan joven", con lo cual la cuota aumentó un 50%; como no quiero irme del Cemic solicité un cambio de plan por otro que es más económico, "médico de cabecera", pero grande fue mi sorpresa cuando la respuesta fue negativa. Quise saber los motivos y me respondieron que "son confidenciales".

"¿Será que si quiero ir a un plan más caro también me rechazarán? Lo dudo."

Lomos de burro

Señor Director:

"Cada vez es mayor la plaga de lomos de burro. Siempre los combatí, pero ahora me doy cuenta de que me he quedado sin argumentos ante la "convivencia" anárquica de gente cuya conducta es propia de un país de cuarta.

"Los lomos de burro, que ahora se llaman lomadas, deberían ser presentados como "burradas". ¿Para qué sirve pavimentar una calle, repararla, bachearla si después hay que hacer "burradas" para evitar los excesos de velocidad? Es un doble gasto innecesario y estúpido. ¿No sería más práctico y económico no pavimentar calles ni bachearlas para evitar una burrada innecesaria. Los coches no podrían superar los 30 kilómetros por hora. Las otras burradas son imposibles de evitar tratándose de una repartición pública que se precie.

"La mayor parte de la culpa no está en la gente que no respeta a los demás porque no tiene parámetros ni valores ni límites. La culpa la tiene una dirigencia que no tiene autoridad moral ni de las otras para poner límites, para forjar valores, para reglamentar conductas y castigar a los que se equivocan.

"Aquí se ponen de manifiesto permanentemente los fueros parlamentarios, los judiciales y los del Poder Ejecutivo. Pero por sobre todos ellos están los fueros bancarios, muy bien cotizados en la Bolsa de disvalores con precios muy superiores a los de las reglamentaciones y hasta los de las leyes.

"Toda esa dirigencia inútil surgida del "crisol de razas", orgullo nacional y descendientes mayoritariamente de "los inmigrantes, que hicieron grande a la Argentina", será la primera en escapar del barco si éste se hunde.

"Las principales víctimas de este pandemónium son las clases populares, que no saben lo que es un banco, porque no tienen avales, y que no saben "negociar" en un mercado desregulado, de coimas y sobornos.

"En estos momentos, cuando todos recordamos el sesquicentenario de la muerte del Padre de la Patria, me pregunto si alguna vez estos próceres de "barro" se habrán tomado sus días, semanas o meses para calcular la distancia que media entre ellos y San Martín, con sangre india en sus venas o sin ella."

Respaldo al subalterno

Señor Director:

"Tengo el agrado de dirigirme a usted para efectuar algunos comentarios sobre la noticia "Sancionan al marino que criticó a De la Rúa", aparecida en la edición del 21 del actual.

"Creo recordar que La Nación había atribuido al ministro de Defensa (por medio de un vocero) la iniciativa de investigar si en los dichos del presidente del COFA se había configurado alguna falta que mereciera sanción.

"No es común que un funcionario que no tenga formación militar logre compenetrarse rápida y profundamente de sus atribuciones y responsabilidades sobre los pilares del funcionamiento de una Fuerza Armada, la disciplina (que obliga a reprimir con adecuada dureza cualquier acto que esté fuera de los límites reglamentarios), el respeto al superior (que inhibe la expresión de las propias opiniones sobre quien ocupa un cargo superior en la organización militar) y el respaldo al subalterno (que obliga al superior a apoyarlo en sus actos y dichos, hasta las últimas consecuencias, en todo aquello que fuere verídico y apunte a prevenir daños a la Nación, a la institución o a sus hombres).

"El ministro habría impulsado rápidamente, en uso de sus atribuciones, la investigación y acción sobre los dichos que entendería han afectado la disciplina y el respeto al superior.

"A los ciudadanos nos falta comprobar si el ministro cumplirá con sus responsabilidades investigando lo que haya de cierto en el resto de los dichos del señor contralmirante Fernández, empeñando una decidida acción para intentar corregir las causas que aparezcan como reales y probadas. Así se habrá cumplido con el respaldo al subalterno que todo militar espera en sus actos cotidianos."

Somnolencia al volante

Señor Director:

"El reciente accidente automovilístico, ocurrido en la ruta 2, nos alarma por su trágico saldo, cinco muertos, y las particulares circunstancias en que ocurrió, en un puesto de peaje ( La Nación , 20 del actual).

"Si bien se adujo una falla mecánica, no se descarta que el conductor se haya quedado dormido.

"Estudios realizados en los Estados Unidos, Inglaterra y Finlandia confirman que el error humano es responsable del 90% de los accidentes automovilísticos, siendo la somnolencia de los conductores el desencadenante en más del 20% de los casos (Sleep, 15 de junio último).

"En 1996 en los Estados Unidos se produjeron 1500 muertes atribuidas a la somnolencia de los conductores (National Center on Sleep Disorders Research, National Institutes of Health).

"Conducir un vehículo es una tarea compleja que requiere coordinar múltiples acciones en un período en general breve. La somnolencia retarda el tiempo de reacción, disminuye la atención, por lo que la respuesta frente a un hecho será tardía o nula y, finalmente, la forma en que el conductor procesa la información que lo rodea también se ve alterada.

"No es necesario estar realmente dormido para aumentar el riesgo de sufrir o generar un accidente grave. En la nota se lee: "...pero los investigadores no descartan una imprudencia como, por ejemplo, que se haya quedado dormido".

"La somnolencia al volante es sin duda favorecida por actitudes imprudentes, pero también existen enfermedades, como el síndrome de apneas durante el sueño, la narcolepsia y el insomnio crónico, que pueden favorecer la excesiva somnolencia diurna y con ello contribuyen a engrosar las estadísticas de los accidentes de tránsito.

"Un estudio realizado en Francia demostró que la mitad de los conductores involucrados en este tipo de accidentes sufría una enfermedad ligada al sueño.

"La gran diferencia entre un conductor imprudente y una persona que sufra de algunas de estas alteraciones del sueño es que las enfermedades pueden ser diagnosticadas y tratadas eficazmente, con lo que se logra eliminar una importante causa de mortalidad."

Explicación racional

Señor Director:

"Percibo jubilación otorgada por la Anses desde marzo de 1997, con un haber que se determinó en $ 490,95, calculado por la propia Anses sin que yo tuviera injerencia alguna respecto de los cálculos efectuados en el expediente.

"A partir del cobro mensual de septiembre de 1998, en forma completamente sorpresiva, sin que mediara comunicación o anuncio alguno, me fue reducido el haber mensual a $ 418,14.

"Al averiguar en la Anses el motivo, me informaron que por error en la liquidación original estaba cobrando de más, que me rectificaban de acuerdo con la suma correcta y que me hacían un "cargo deudor" por lo que había cobrado de más desde el principio, y me descontaban todos los meses el 20% del haber hasta su cancelación. De esa forma pasé a percibir $ 313,92.

"Cuando pedí vista del expediente para ver la resolución que había provocado esto, me encontré con que no existe tal resolución, sino solamente un cálculo hecho a nombre de Cresencio Orellana, a quien no conozco.

"Tampoco me pagaron el mes suspendido cuando me cambiaron el monto, a pesar de que presenté dos veces el reclamo con constancia del Banco Nación de que ese haber no fue pagado. La primera vez se había perdido y la segunda no me contestaron.

"Envié en ese momento una nota a la Anses reclamando esta serie de irregularidades, que jamás fue contestada. Seguí reclamando verbalmente y tampoco obtuve explicación alguna hasta que con fecha 2 del actual me llegó una resolución por la cual se ha hecho un nuevo cálculo y me bajan el haber a $ 388,87. Además, como supuestamente debo lo que cobré antes, me hacen un nuevo "cargo deudor" de $ 861,35, que me descontarán a razón del 20% mensual a partir de septiembre. Como además me descuentan para PAMI, al que no puedo renunciar, mi haber se reducirá a aproximadamente 290 pesos.

"Pedí nuevamente ver el expediente y esta vez el cálculo por el que me descuentan está hecho a nombre de Jorge Juan Sierra, a quien tampoco conozco.

"Cuando quise pedir explicaciones a la gerente de UDAI Tribunales, estaban en horas de "asamblea permanente" y me contestó que ella había firmado nada más, pero que no conocía el caso.

"Totalmente espantada por esta situación y, ante la total impunidad de este ente administrativo de nuestros fondos, es que le ruego publique esta carta para ver si por este medio alguien de la Anses me da una explicación racional de este cúmulo de groseras irregularidades."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.