Cartas de los lectores

Jubilados; La clase media; Distraídos; Las formas importan; Juicio en Tucumán; WhatsApp escolar; La otra ciudad; Hotel Mar del Sud; Cuidar los árboles; La "viveza" de colarse
(0)
28 de mayo de 2016  

Jubilados

El proyecto elaborado por el Gobierno para ajustar los haberes jubilatorios permitirá de una vez por todas terminar con la inequidad que desde hace años viene padeciendo la gran mayoría del sector pasivo. Para que la alegría sea completa uno de los temas que quedan por resolver es el que afecta a aquellos jubilados que realizaron aportes voluntarios durante su etapa activa y cuya devolución que ya cuenta con fallos favorables de la Corte Suprema aún se encuentra pendiente. Esperamos que el Gobierno también en este tema encuentre la forma para terminar por ponerles un broche de oro a sus esfuerzos para mejorar la situación de los jubilados.

Francisco José Schöpfer

DNI 4.430.841

La clase media

El papa Francisco hace mención en forma crítica de los más ricos y en forma caritativa de los pobres, pero parece ignorar por completo a la clase media. Esa clase que trabaja día tras día, paga sus impuestos, es creyente o temerosa de Dios, se preocupa porque sus hijos vayan a la escuela y tengan una mejor educación todos los días, disfruta de vacaciones anuales y cumple con dedicación su trabajo, sufre los vaivenes de la economía, arriesga todo lo que tiene en cada giro económico y gana muy poco en cada éxito de gestión política, se levanta temprano, respeta las leyes, cumple con sus obligaciones cívicas. Es decir, es aquella clase que construye un país, que lo hace fuerte, que valida sus convicciones cada día y que se esfuerza cada día por tener una familia unida, grande, educada, sana.

¿No sería momento de que el Papa la comience a mencionar y a tenerla en cuenta también?

Fernando Pietrobelli

ffpuncas@gmail.com

Distraídos

Que los peronistas no se hagan los distraídos, porque el país ruinoso que dejaron en los últimos doce años de administración han convertido a nuestra querida Argentina en tierra arrasada. Y ahora dicen que quieren estar al lado de los pobres y ponen palos en la rueda al gobierno de Cambiemos. El espíritu destituyente del peronismo siempre merodea cuando no son gobierno.

Carlos Figueiras

DNI 4.283.754

Las formas importan

Como ciudadana argentina, especialista en ceremonial, considero oportuno resaltar la necesidad del uso protocolar de la banda presidencial y el bastón de mando, como indica el ceremonial. Son atributos de mando, símbolos de poder. Todo lo acontecido respecto del traspaso de estos símbolos, con motivo de la ceremonia por el cambio de autoridades en la Argentina en diciembre de 2015 fue un papelón con trascendencia internacional. Nuestro presidente usó estos símbolos durante breve lapso, en la ceremonia en que los recibió. Ya en el balcón de la Casa Rosada, se sacó la banda presidencial -entregándosela a Juliana Awada- para bailar con comodidad frente a la gente, que con gran alegría lo aclamaba reunida en la Plaza de Mayo. De allí en más no volvió a portarlos, como indica el ceremonial en puntuales ceremonias y actividades.

En LA NACION del jueves pasado como ejemplo de este tema, podemos ver en la página seis las fotos en las que los presidentes Alfonsín, Menem, De la Rúa y Duhalde (no así Kirchner) llevan la banda presidencial y el bastón de mando, con motivo de la celebración del tedeum en los respectivos períodos presidenciales. Si Cambiemos es una propuesta para recuperar las instituciones, tras doce años de abandono de toda norma de protocolo, hasta la básica de llegar a la reuniones puntualmente, regla que el presidente Macri respeta sin duda, considero esto un aporte en el camino de la recuperación de valores. Las formas también son importantes.

Alejandra María Uriburu

Especialista en ceremonial

amun2010@gmail.com

Juicio en Tucumán

La ocupación del monte tucumano por parte del ERP fue un acto de guerra del terrorismo internacional al que el gobierno constitucional de Isabel Perón respondió con los decretos de aniquilamiento 261/75 et alts poniendo en marcha el Operativo Independencia. La mayoría de las opiniones políticas y periodísticas de la época aceptan que el país había entrado en guerra, estado de guerra que posteriormente es aceptado por quienes juzgaron a las juntas en 1983. Quienes firmaron los decretos -salvo Isabel Perón, presidente y comandante en jefe del Ejército, y Carlos Ruckauf, ministro- están muertos, al igual que la mayoría de diputados y senadores de todo pelaje que aplaudieron la medida de aniquilamiento; quienes comandaron militarmente la operación y sus unidades, salvo el jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, Luciano Benjamín Menéndez -que arrastra su enésima e infame condena- también han muerto, así que cabe la pregunta: ¿por qué se ha armado esta causa que solo busca condenar, porque ése es el objetivo, a hombres que en 1975 ni siquiera eran jefes? ¿Por qué poner en los jueces del TOF, ignorantes en lo que respecta a la sustanciación de presuntos crímenes de guerra ya que ése fue el teatro en que se dieron los combates el destino de hombres que solo cumplieron el mandato de ir a la guerra por orden de un gobierno constitucional?

El objetivo, y digamos las cosas como son, es hacerles pagar a los 5000 hombres del Operativo Independencia -no solo a los oficiales y suboficiales- el haber desbaratado la idea del "Criminal de la Cabaña" de crear el primer Vietnam de Sudamérica. No en vano, la concejal del PO y factótum de la destrucción del monumento al Combate de Manchalá, Gabriela Cerrano, acusó a los trece conscriptos que combatieron en Manchalá de "genocidas".

José Luis Milia

josemilia_686@hotmail.com

WhatsApp escolar

Las redes sociales están atravesando casi todos los aspectos de nuestra vida social, y así vamos dejando de lado relaciones personales cara a cara. Es una forma cómoda y rápida para acortar distancias. Como madre y participante de un grupo de cuarto año de primaria de WhatsApp, considero lamentable que el mal uso de la red comienza a tornarla tediosa y nada útil. Se tergiversa la información, se genera maltrato y avasallamiento. Todo esto genera una desorganización crónica, donde encuentros y acuerdos no concretos se terminan mezclando con asuntos personales o cuestiones que nada tienen que ver con el objetivo primero por el cual se inició el grupo. Esos "datitos extras" nos resuelven los temas de fondo, al no estar presentes los padres en el día a día del colegio, como una fecha de examen, el envío de tareas, etc. ¿Pero acaso ésa es la función de la red, o es la de fomentar la irresponsabilidad? Sabemos que tenemos allí, en ese grupo, un respaldo a la hora de tener más información sobre nuestros hijos. Ahí ya me siento que estoy sobrepasando ese vínculo personal, familiar y afectuoso con mi hijo, descreyendo lo que él me dice e intentando confiar en ese grupo, que da la sensación de consistente y confiable, pero que al mismo tiempo me hace entrar en un juego de constante aceptación, aprobación y hasta de identidad en una causa común: ser madre de un hijo adolescente.

Ya no es aceptable la notificación a cualquier hora de la madrugada, debemos aprender a comunicar bien.

Mariana Belén Pelozo

DNI 32.310.694

La otra ciudad

Al abrir las sesiones de la Legislatura, el jefe de gobierno de la ciudad describió un panorama muy halagüeño de Buenos Aires que, a criterio de muchos, no se corresponde con la realidad. Hay, por cierto, signos de degradación para mencionar: nobles construcciones antiguas que son demolidas, por más que haya inocentes normas que las protejan; negocios tradicionales que cierran y hieren el alma; grafitis desagradables que se extienden impunes; venta callejera que crece (a menudo, en las narices de los agentes de la ley); asentamientos que se multiplican y, a veces, en plazas emblemáticas; personas que viven en la calle, ante un ausente Buenos Aires Presente; olor a orina y otras deyecciones humanas; fuentes públicas que sirven para insolentes baños o para lavar autos -y en ocasiones, frente a fiscalías-; delincuencia que se pavonea ante una desprevenida Policía Federal y una casi abstracta Metropolitana; vidrieras apagadas u ocultas por persianas ciegas, en un contrasentido de su función, durante noches desoladas.

Nuestra querida ciudad, seguramente, añora tiempos mejores.

Javier Martínez Córdoba

DNI 16.492.233

Hotel Mar del Sud

A partir de una desafortunada intervención realizada sobre la fachada principal del Hotel Boulevard Atlántico de Mar del Sud, monumento histórico municipal del partido de General Alvarado, fueron demolidas molduras y piezas escultóricas de enorme valor patrimonial, que fueron reemplazadas por nuevas que en nada condicen, ni en diseño ni en número, con las originales del hotel. Estas acciones comprometen el futuro de las restantes fachadas, únicas sobrevivientes del edificio original, ya que de seguir los mismos lineamientos empleados obligarán a su destrucción para igualar los gruesos errores cometidos. Esperemos que las autoridades municipales y provinciales puedan de una vez por todas tomar cartas en el asunto y dar una solución al problema del hotel.

Pablo J. Grigera

DNI 17.436.013

Cuidar los árboles

Leo con suma preocupación la declaración de Manuel Pérez Amigo, miembro de la Asociación Amigos de la Avenida de Mayo, que forma parte de la nota titulada "A pedido de los vecinos, mejorarán luces y veredas en la Avenida de Mayo" publicada en LA NACION del 25, en la que expresa: "Actualmente, la calle recibe un 50% de luz solar. Es necesario mantener la arboleda prolija?" En primer lugar, cabe aclarar que, la masa verde en la avenida, aún en pleno verano, puede ocultar el 10 o a lo sumo el 20% de los rayos solares, lo cual no es igual a "ocultar la luz solar". En tal caso un alto porcentaje de la sombra proyectada es generada por los edificios de la acera norte. Este tipo de afirmaciones abren la puerta a las habituales podas salvajes que en los últimos años lleva a cabo el GCBA y que está terminando con el arbolado de alineación y el de los espacios verdes de la ciudad. Por último, hay que advertir que el verde forma parte del paisaje de la avenida y, como tal, debe ser conservado y manejado de acuerdo con las recomendaciones internacionales en materia de intervenciones en áreas históricas.

Marcelo L. Magadán

magadan@magadanyasociados.com.ar

La "viveza" de colarse

Apoyo las palabras del señor Bernard y de la señora Fernández en referencia a los colados. Desde que el tren mejoró viajo desde Acassuso a Retiro, y vuelta. En mi estación se puede tanto entrar como salir gratuitamente. ¿Por qué pasa eso?.No hay personal de control. Si uno sube en Retiro es controlado, pero en estaciones intermedias no. Asi ocurrió en Lisandro de la Torre, donde nadie revisa. Días atrás, en esa estación, entraron tranquilas, sin pagar boletos, una señora de mediana edad con su hija de uniforme de colegio bilingüe, de alrededor de diez años. Si bajaron en estaciones intermedias. Viajaron gratis.

A la mamá la felicito, se ahorró ocho pesos, y le dio a su hija el perfecto ejemplo de lo que no se debe hacer. Doble viveza criolla.

Patricia Connolly

DNI 5.333.461

En la Red

Macri anunció el pago a los juicios de los jubilados

Facebook y Twitter

"¡Excelente! Lamento en el alma que nuestros mayores se hayan deprimido durante años por estas injusticias"

Héctor Gayraud

"La paradoja de este país, el llamado progresismo nac & pop veta el 82% y el gobierno de derecha le paga el juicio a los

pobres jubilados"

Alejandro Roberto Agrelo

"Me alegro que este gobierno tenga presente a los abuelos, los cuales siempre fueron maltratados. Espero que el Congreso actúe rápido. ¡Adelante, señor presidente!"

Juana Aracy Cura

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a:

cartas@lanacion.com.ar o a la dirección:

Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.