Cartas de los lectores

Mudar los ministerios; Dignificar la docencia; Ataque montonero; Plaza Houssay;
(0)
19 de diciembre de 2016  

Mudar los ministerios

El caos del centro de la Capital se genera porque el gobierno tiene toda la policía, pero también tiene miedo al orden, entonces una minoría se impone a la mayoría y toma de rehén a la ciudad cuando quiere. Si Rodríguez Larreta no pudiera crear un plan alternativo, la solución sería que Macri sacara de las avenidas las sedes de los ministerios de Trabajo y Desarrollo Social, y así permitir un tránsito normal para la gente que trabaja y viaja en colectivo, y para los servicios de urgencia. No hay cambios y los piqueteros dominan la ciudad. ¿Hay cobardía ante ellos?

Alfredo Ricardo Lanusse

lanussealfredo@gmail.com

Dignificar la docencia

Todos declamamos la importancia de la educación y la docencia. Es común escuchar alabanzas por la dedicación que ponen muchos maestros y profesores para educar a chicos y jóvenes, y hasta en cuidar y alimentar a muchos de ellos, complementando a los padres y al hogar. Sin embargo, la mayoría de los docentes siguen ganando magros sueldos y obtienen los aumentos más bajos de todos los convenios y paritarias. Cuando protestan y hacen paro desde sus incómodas escuelas son duramente criticados y sancionados con descuentos de sueldo por funcionarios bien remunerados y sentados en confortables despachos. Es hora de abandonar este doble discurso. Es necesario que la sociedad tome un rol más activo en defensa de la educación y sus maestros (a los que dice apreciar mucho) y exija a representantes y organizaciones medidas y leyes que les den medios, dignidad y salarios adecuados. Es lo que corresponde a los que, como se declara siempre, están forjando generaciones de futuros argentinos.

Américo Luis Dini

DNI 4.257.269

Ataque montonero

Se cumplieron 40 años del atentado terrorista de Montoneros contra la Secretaría de Planeamiento del Ministerio de Defensa. El 15 de diciembre de 1976, la "moral revolucionaria" inculcada desde la conducción nacional y el aparato de inteligencia de la orga (Firmenich, Vaca Narvaja, Walsh, Kurlat, Verbitsky, etc.) tuvo un día de gloria: el terrorista José Luis Dios, sociólogo empleado del organismo, hizo detonar una bomba "vietnamita" durante una reunión en medio de sus compañeros de trabajo (con los que había compartido diez años, desde antes de graduarse). La explosión causó la destrucción parcial del edificio y serios daños materiales en los linderos. Hubo 15 muertos, 20 heridos graves (amputación traumática por arranque de miembros, graves quemaduras externas y de vías respiratorias), cortes y laceraciones diversas y una cantidad indeterminada de heridos menores. Las guardias de emergencia de los hospitales colapsaron.

Ante la indiferencia generalizada, instalada por la prédica oficial de 12 años de negacionismo y ocultamiento de las víctimas causadas por el terrorismo, vimos con dolor cómo, bajo un paraguas ideológico y revanchista, se aplicaron leyes caprichosa y retroactivamente para encarcelar a quienes enfrentaron la agresión terrorista, consagrando la indemnidad de los atacantes. Hoy, con igual dolor y estupor, vemos que el nombre de este asesino (como el de tantos otros), incluido en los muros del Parque de la Memoria de Costanera Norte, sigue recibiendo las visitas, honores y reconocimientos que el protocolo oficial propone a cuanta autoridad extranjera llega al país.

Desde AfaVitA mantenemos vivo el recuerdo de nuestros muertos, trabajando junto a todo argentino de buena voluntad que quiera acompañarnos en la búsqueda del futuro de progreso, en paz y concordia que la Argentina se merece, de una vez por todas?

Cnl. (R) Andrés G. Fernández Cendoya

Presidente de la Asociación de familiares y amigos de víctimas del terrorismo en la Argentina e hijo del general (P.M.) Andrés J. Fernández Cendoya, fallecido el 27 de diciembre de 1976 como consecuencia de las graves quemaduras provocadas por el atentado del 15 de diciembre de ese año.

DNI 10.795.796

Lapacho de Sarmiento

En su casa de Asunción del Paraguay, donde vivió durante su exilio, Sarmiento solía leer diariamente su correspondencia a la sombra de un lapacho. Cuando falleció, una delegación del gobierno nacional trajo a Buenos Aires un retoño de ese árbol y, en homenaje al ilustre sanjuanino, lo plantó en el jardín del Museo Sarmiento, sobre la avenida Juramento. Hoy es un hermoso ejemplar de más de 40 metros de alto, con una tupida copa. Al pie del árbol se colocó en su momento un monolito de piedra con una leyenda alusiva, pero hace pocos días desapareció. El lapacho de Sarmiento quedó convertido en un árbol anónimo al que le robaron su historia. Sorpresivamente, días después apareció, en ese mismo lugar, otro monolito con la leyenda: "A Domingo Faustino Sarmiento, a los 150 años de su nacimiento. Homenaje del H. Concejo Deliberante de la Ciudad de Buenos Aires, 25 de mayo de 1961".

Es evidente que nos encontramos frente a un hecho muy irregular que debe ser aclarado.

Miguel E. Sanguinetti

sanguinettimiguel@gmail.com

Plaza Houssay

La pronta desaparición de quinientas cocheras (50%) del estacionamiento subterráneo de la plaza Houssay para hacer un polo gastronómico estudiantil no sólo carece de criterio racional, sino que manifiesta una total desaprensión sobre el manejo de los fondos públicos por parte del gobierno de la ciudad, ignorando las necesidades de los habitantes del barrio y de los que llegan en sus vehículos (hospital, clínicas, facultades, etc.). A esto se suma el próximo cierre del estacionamiento frente al actual Hospital de Clínicas, que provocará una crisis de estacionamiento insalvable.

Una plaza refaccionada hace un año y dejada luego en abandono, con instalaciones destruidas o faltantes, tapada de basura acumulada por festejos de egresados, merece una mejor planificación. Llamar a un concurso de ideas que respete lo existente -que seguramente tanto costó construir- aportará la mejor solución.

Javier Christensen

DNI 13.735.597

En la Red

Facebook

Estudiantes argentinos desarrollaron una app que decodifica textos en Braille

-"Felicitaciones por tanto talento"- María Mercedes Francovich

"Jóvenes que se preocupan y buscan soluciones, no pierden tiempo en perjudicar a los otros"-Perla Díaz"

"Sigan estudiando jóvenes, la sociedad los necesita" - María Liliana Garabini

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.