Blindado

Sergio Suppo
Sergio Suppo LA NACION
(0)
28 de agosto de 2019  

Ocurren cosas raras en el fútbol argentino. En la semana previa a otro River-Boca, la figura a entrevistar es Darío Rubén Ebertz. En el viejo periodismo deportivo era necesario poner el nombre completo del personaje y, por supuesto, también mencionar el apodo. En este caso, el Gringo.

Ebertz es considerado un héroe en Boca sin haber jugado nunca un partido. El 24 de noviembre manejaba el colectivo que llevaba al plantel a jugar la segunda final con River al Monumental. Las piedras rompieron algunos vidrios y lo hirieron. Llegó al estadio al borde del nocaut. El conductor reapareció en los medios para mostrar el ómnibus blindado con el que el domingo recorrerá el mismo camino. Contó que "los jugadores le pegaron con una masa a un auto con una protección similar" al colocado en la unidad que conduce.

Un colectivo blindado es la nueva atracción que el fútbol asume como normal. Será algo tan común como es extraordinario que vayan hinchas visitantes. Desde 2013, la AFA encontró que la solución a la violencia en los estadios es que haya simpatizantes de un solo equipo. Esa genialidad permite que ahora los barras de un mismo club se maten entre ellos, apedreen al equipo rival o le tiren gas pimienta en la boca del túnel. El sentido común está bien cuidado.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.