Ciencia y ficción se enfrentan cara a cara

Ernesto Martelli
Ernesto Martelli LA NACION
(0)
2 de junio de 2019  

Que un teléfono celular de alta gama reconozca a su dueño por las características faciales fue, hace menos de dos años, un prodigio de la biométrica que le dio al iPhone un salto en la seguridad de la información personal. Pero hoy, a escala, esa misma tecnología se ha convertido en la última paranoia urbana sobre el capitalismo de vigilancia. Y, también, en fértil debate de políticas públicas. Ayer mismo, The Guardian registraba una novedad: un distrito de Nueva York comenzará esta semana a probar un software piloto en la entrada y los pasillos de escuelas. Si bien no funcionará en las aulas, la intención despertó críticas. Pocos días antes, la ciudad de San Francisco había decidido prohibir el uso de esos sistemas de reconocimiento en los espacios públicos.

Hollywood y John Wick, el último héroe de ficción, lo sabe: según The New Yorker, Parabellum es menos un despliegue de artes marciales que una visión posapocalíptica ambientada en China, pionera en cibervigilancia. El nuevo Iván Drago (rival ruso de Rocky IV) es ahora una poderosa cámara de persecución.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.