Editorial I. Clima de sospecha