La propaladora de Axel Kicillof

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
(0)
17 de mayo de 2020  

Hay quienes piensan que Axel Kicillof quiere parecerse a Hugo Chávez por reservarse para sí mismo un espacio semanal en el prime time de la "1270 la Radio de Buenos Aires", más conocida como Radio Provincia. Memoriosos justicialistas se apuran en recordar que el actual gobernador solo busca imitar a su predecesor en el cargo, entre 1987 y 1991, el legendario Antonio Cafiero, abuelo del actual jefe de Gabinete, que durante su mandato supo hacer escuchar su voz por esa onda a través del programa El gobernador habla con el pueblo .

En un acto de apoyo a la elección de Cristina Kirchner como senadora (que finalmente asumió por la minoría, ya que le ganó Esteban Bullrich), Kicillof expresó en octubre de 2017, en la Universidad de Avellaneda, que "la información es un bien público y por ello la debería brindar solo el Estado porque es el único que puede publicar información objetiva". Tan solo recordar el Indec, 678 y las cadenas nacionales a repetición del cristinismo en su apogeo para dudar de tal aseveración. ¿Querrá imponer ahora esa idea en el distrito que comanda?

Lo concreto es que la nueva programación de la principal estación radial con sede en La Plata ya arrancó hace tres semanas y Kicillof no se hizo cargo del espacio que le guardaron los lunes, a las 20. Ya avisó que lo tomará cuando la pandemia haya quedado atrás. Las últimas noticias tienen a maltraer al gobernador, que teme que el aumento de casos del coronavirus en los barrios carenciados porteños sea un espejo del futuro cercano que les espera a las zonas más complicadas del conurbano.

Kicillof viene de una semana pesada también por otros temas. Mientras que el ministro Martín Guzmán recibió anteayer tres contraofertas de los acreedores para el canje de bonos, Kicillof no canceló el jueves un vencimiento de 115 millones de dólares, quedó en default técnico y, si para el 26 de mayo no encontró una solución, lo será plenamente.

Pero también Kicillof recibió "ayudas" que se volvieron búmeran. El presidente Alberto Fernández atacó a María Eugenia Vidal por no haber inaugurado ningún hospital durante su mandato. Semanas atrás había sido la vice quien también la había criticado por la infraestructura penitenciaria que dejó. En ambos casos, para evitar la polémica fácil, y ser blanco de nuevos ataques, la exgobernadora no salió a responder directamente, sino por medio de colaboradores que debieron refrescar lo hecho en cada área, y el Gobierno no pudo quedarse con la última palabra. Ya sin las manos atadas ni la frialdad que Marcos Peña solía imponerle a la comunicación macrista en el poder (con tan malos resultados), se empiezan a percibir mayores reflejos, rapidez y precisión desde Juntos por el Cambio para no dejar pasar y devolver con datos cada maltrato infundado del oficialismo.

El gobernador tiene, mediáticamente hablando, las espaldas más que bien cuidadas, desde Radio Provincia. Si Kicillof y el equipo de comunicación bonaerense provienen del cristinismo más puro, ¿qué podría decirse entonces de quien fue seleccionado para dirigir la emisora pública provincial? Se trata de Marcelo Figueras, periodista y escritor, que desde que salió Sinceramente , el autopanegírico de Cristina Kirchner, hace poco más de un año, se convirtió en el maestro de ceremonia cautivo de las múltiples presentaciones del libro con la función exclusiva de tirarle centros a la autora para que se luciera en sus festivas disertaciones. Figueras, cual Gerardo Sofovich cuando comandaba ATC en tiempos del menemismo, se contrató a sí mismo y tiene su espacio semanal de dos horas, llamado Plegarias atendidas , en el que, de a uno por vez, ya entrevistó a Horacio Verbitsky (factótum del sitio El cohete a la luna , donde suele escribir Figueras); Graciana Peñafort, la abogada privada y estatal de Cristina Kirchner, y la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación, Elizabeth Gómez Alcorta.

"Para cambiar algo hay que hacer ruido", reza en su sitio el eslogan de la AM y de la FM (que llaman Une). Se autocataloga "emisora oficial del gobierno de la provincia de Buenos Aires", antes que pública. Un matiz que dice mucho. En el lanzamiento de la nueva etapa, Kicillof alentó a "recuperar el orgullo". El "Equipo Relatores", que responde a Víctor Hugo Morales, distinguido como "padrino" de la emisora, se ocupa de los contenidos deportivos. También prometen podcasts del Indio Solari (Figueras escribió su biografía) y de Verbitsky (pero hablando de jazz).

Con un toque "pendeviejo" (diría Rolando Hanglin), Figueras dispuso atravesar la nueva grilla con una impronta entre rockera (mucho artista bonaerense) y cool, agenda intensa de género (incluso, con un programa trans) y un uso bastante desparejo del lenguaje inclusivo. "Desde nuestras cuerpas", se escucha por ahí, modernismo esnob que convive con el antediluviano "abuelos" para hablar de los jubilados. Al micrófono hay mucho funcionario, mucho "Alberto" a secas (por el Presidente), previsible antimacrismo, bienvenidas recomendaciones para esquivar el coronavirus y bajadores de línea en toda gama de matices.

psirven@lanacion.com.ar

Twitter: @psirven

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.