Continuidad y gradualismo en las reformas económicas

El Gobierno estudia examinar los contratos con las empresas privatizadas de servicios públicos y confía en negociar con éxito quitas en el capital de la deuda externa
(0)
25 de mayo de 2003  

Puntos pendientes

  • La principal área pendiente del Gobierno será la renegociación del acuerdo con los organismos de crédito internacionales y con los acredores privados afectados por el default .
  • Un punto que despertará polémica en las primeras semanas del nuevo gobierno será la revisión de los contratos con las empresas de servicios privatizados. En ese contexto, se estudiará la actualización de las tarifas.
  • Está pendiente una reforma tributaria que evite defraudaciones al Fisco, y una nueva coparticipación con las provincias.
  • El ministro Lavagna ha puesto el acento sobre las AFJP, responsabilizándolas del déficit. Quedará por ver cuánto avanza el Gobierno en una revisión del sistema previsional.
  • El altísimo desempleo, que no bajó con la hiperdevaluación, será el principal desafío que deberá resolver Néstor Kirchner.
  • Qué hará el Gobierno

  • El gobierno de Kirchner planea la firma de un nuevo acuerdo de largo plazo cuando se venza el programa convenido en enero, con mayores plazos para refinanciar la deuda.
  • Se negociarán quitas en el capital y el aplazamiento en el período de pago con los diferentes grupos de tenedores de bonos del Estado.
  • El gobierno entrante examinará los contratos con las empresas privatizadas de servicios públicos para evaluar si corresponde autorizar un aumento de las tarifas. Kirchner anunció que también revisará las ganacias obtenidas por esas empresas durante la convertibilidad, así como las pérdidas cuasadas por la devaluación.
  • Reducción gradual de los impuestos distorsivos, comenzando por las retenciones y el impuesto al cheque.
  • Se modificará el sistema de transferencias entre la Nación y las provincias, tendiendo a lograr un mayor superávit.
  • ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.