Contradicciones de la falibilidad presidencial