Cristina, ante la obligación de echar a Boudou