Cristina Kirchner, entre el corazón y el bolsillo